10 frases, 10 looks y ¡10 años sin Elizabeth Taylor! La joya más hermosa de Hollywood

Reciente

Laura Termini regresa a Venezuela con proyectos que enaltecen al talento nacional

Es actriz, animadora, actriz de doblaje, cantante y más,...

«Criaturas asombrosas» una aventura que estará en el Festival de Cine Francés en Venezuela

Drama, ciencia ficción y humor, es la esencia de...

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Kevin Costner recibe gran ovación en Cannes (+5 increíbles películas protagonizadas por él)

Kevin Costner regresa al cine en Cannes con Horizon:...

Sansa, el templo de la cosmética coreana, abrió sus puertas

La coméstica coreana ya tiene un lugar en el...

Los 10 mejores looks de Cannes 2024

El festival de Cannes, no solo nos muestra lo...

“Atrévete” a estar mejor de la mano de Ernesto Fuenmayor

El conocido conferencista, Ernesto Fuenmayor, vuelve a los eventos...

En la cultura hollywoodense existen distintas divas que, a lo largo de la historia, han marcado un hito con su presencia y poder. Como fue el caso de Elizabeth Taylor, la máxima reina de Hollywood que, tras 10 años de su muerte, aún sigue viva a través de sus icónicas frases, acciones y por una estela de hechos que la pusieron en el tope. Es por ello que, a continuación, te contamos su historia.

El legado de una diva que se mantiene vigente

Cuando escuchamos entonar el nombre de Elizabeth Taylor es imposible que no se nos venga a la mente un sinfín de momentos que, a lo largo de su trayectoria, hicieron de esta actriz estadounidense toda una referencia en el show business.

Te puede interesar: Dua Lipa, ¿el nuevo Ícono de la Cultura Pop? Un vistazo a través de las mejores actuaciones de una estrella en ascenso
Con sus ojos color esmeralda, Elizabeth Taylor conquistó los corazones de cientos de personas. Una lagra vida que finalizó el 23 de marzo de 2011

Conocida mundialmente por su increíble atractivo sexual, famosa por su carrera cinematográfica teniendo en su haber títulos como Cleopatra o Gigante, así como por su vida sentimental (pues contrajo matrimonio en ocho ocasiones); Elizabeth Taylor se trasformó en una de las voces más feroces de Hollywood para la década de los 50-60, siendo el ojo del huracán de muchas polémicas y buenas propuestas.

Guiada por influencias de su familia, la famosa inició en el mundo del entretenimiento a corta edad. Esto luego de su efímero paso por la Universal o la Metro Goldwyn Mayer, que le ofreció su primer papel en La Cadena Invisible, al lado de la famosa perra Lassie.

Con su radiante belleza que la acompañó hasta sus últimos días de vida, Elizabeth continuó escalando en su carrera, pasó a protagonizar cintas de cierta popularidad. Entre ellas: El Coraje de Lassie, Mujercitas, Traición o El padre de la novia.

La vida de una artista ataviada por el amor y la fama

Paso a paso, y con la desilusión de algunos matrimonios en su vida; Taylor fue madurando y dejando el aura joven y delicada a un lado. Algo que le permitió adentrarse a papeles de mujeres duras que sufren de presiones psicológicas. Ivanhoe, La Gata Sobre el tejado de zinc y una Mujer marcada, son algunas de estas propuestas que le dieron el estrellato.

Tras dos Premios Oscar en su poder (uno de ellos por su papel en ¿Quién teme a Virginia Wolf?; algunos matrimonios fallidos y un cambio radical en su actitud, ahogándose en el alcohol; el mundo pudo conocer una nueva faceta de Taylor.

Pero, también la diva fue conocida por desarrollar una actividad vital para ayudar a los enfermos de sida en Estados Unidos. Fue así como en 1993 recibió un Oscar honorífico, siendo éste su último reconocimiento. Pues el 23 de marzo de 2011, la mítica actriz de Hollywood dijo adiós a este mundo, dejando un grato recuerdo que perdurará a lo largo de la historia.

La diva en 10 looks y 10 frases

Por eso, a continuación, la reviviremos a través de sus looks más fascinantes y sus frases que quedaron enmarcados para la posteridad.

1- Una joven prodigio

Desde su adolescencia, Elizabeth fue todo un prodigio para aquella generación, y más tras su participación en Una Cita con Judy. Cinta en la que lució un vestido violeta a juego con los ojos de la actriz, confeccionado en gasa y encaje que viste en una escena del musical.

“Siempre he admitido que mi mayor guía es la pasión”

2- Su primer paso a la independización

Con tan solo 18 años, la actriz deseaba escapar con ansías del control familiar, por lo que contrajo matrimonio con Conrad Nicholson Hilton, el heredero del imperio hotelero.

Se dice que la boda fue arreglada por Metro Goldwyn Mayer para hacer publicidad a El Padre de la novia. Por ello, el estudio el pagó el vestido a la protagonista que costó 1500 dólares, una gran suma para aquel entonces. Confeccionado en raso con falda princesa y escote barco con apliques de encaje hasta dibujar un casto cuello.

“Cuando las personas dicen ‘ella lo tiene todo’, solo tengo esta respuesta: ‘No tengo el mañana’”

3- El verde esperanza

Tras varios matrimonios fallidos y una triste pérdida, Elizabeth se enamoró perdidamente del marido de su colega, el cantante Eddie Fisher, quien había sido a la vez como un hermano para su difunto esposo, Mike Todd.

Para esta ocasión, Taylor no solo depositó su amor sino que también se convirtió al judaísmo. Después de aclamar su amor, hicieron realidad sus sueños al contraer nupcias, instante en el que la diva utilizó un vestido corto de falda corola en gasa verde y una especie de verdugo a juego que disimulaba su escote.

“La esperanza vieja es la más dura de perder”

4- Se vistió para la grandeza

Después de varias nominaciones, en 1962, Taylor se alzó con el premio Oscar como mejor actriz principal por su papel en Una Mujer marcada. Para ese instante, Elizabeth se enfundó de un impresionante vestido Dior para recibir su merecido premio.

El mismo se caracterizaba por tener una blusa amarilla sin mangas de gasa, que se desdibujaba con un cinturón de lazo musgo decorado con una rosa roja del que se desprendía la falda nívea con bordados florales. Toda una belleza.

«Lo que vale no es la posesión, sino el proceso que lleva hasta ella»

5- ¿Amarillo que acaba con la mala racha?

Con un Oscar en su haber y una carrera brillante, Taylor comienza el rodaje de Cleopatra junto a su coestelar Richard Burton. Ambos casados y con un amor que los cegó, se dispusieron a tener un romance contra viento y marea, que los puso en el ojo del huracán.

Sin importar los obstáculos, la pareja dio el “Sí, acepto” el 15 de marzo de 1964. Instante en el que la celebridad utilizó un vestido amarillo, con corte baby doll con capa y mangas obispo, desafiando todo tipo de superstición. Pues se trataba de su quinto matrimonio, y esto no le impidió sentirse capaz de retar a la suerte.

“Las ideas mueven el mundo sólo si antes se han transformado en sentimientos”

6- Se viste de oro una vez más

Aunque no tuvo la vida sentimental común y corriente, Elizabeth si tuvo una carrera profesional exitosa. Un hecho que quedó en marcado en 1967, luego de que se llevara a casa su segundo Oscar como Mejor Actriz por su rol en ¿Quién teme a Virginia Wolf?

La cinta fue tan aclamada que recibió 13 nominaciones a la Academia, de los cuales se llevó cinco. Para asistir a la gala, la personalidad pública eligió un conjunto de lentejuelas verde muy setentero, adornado con plumas.

“Las chicas grandes necesitan diamantes grandes”

7- Adaptada al estilo bohemio

Por supuesto, a Elizabeth Taylor le tocó vivir muchas épocas en su vida, estilos iban y venían, por lo que tuvo que adaptarse a muchos de ellos. Fue así, como en la década de los 70 se dejó influenciar por el espíritu Hippie.

Prendas cómodas, ponchos de diferentes colores y pantalones campanas, empezaron a formar parte esencial de su vestidor. Entre sus muchas apariciones, Elizabeth estuvo presente en el Festival de San Sebastián, en donde se dejó ver con una saharina tipo exploradora, y por la noche con una especie de sari indio.

«El éxito es un gran desodorante»

8- Muchas plumas, una diadema y una imagen viral

En su corto paso por las filas de Broadway, la actriz protagonizó la obra teatral Private Lives, una popular puesta en escena que tuvo cierta popularidad. Un recuerdo gracioso de ello es que, durante la celebración por la buena acogida de la obra, Elizatbeth se disfrazó ¡De sí misma! Luciendo como una caricatura de sus tiempo gloriosos.

El look estaba conformado por un vestido blanco que acobijo con un abrigo de plumas. Y como guinda del pastel, utilizó la diadema que su tercer esposo, Mike Todd, le regaló en 1957.

«Para adelgazar no hay nada como comer caviar sin pan y beber champán sin burbujas»

9- La creadora del rey del pop

Aunque no lo crean, Elizabeth Taylor fue la primera persona en bautizar a Michael Jackson como el rey del pop. Un hecho que ocurrió en 1989, previo a la entrega del galardón Soul Train Music Awards.

La protagonista de Cleopatra lucía un peinado a la moda, con uno de esos característicos cortes asimétricos de la década. Acompañada del fallecido cantante y de su amiga Liza Minelli, hicieron historia con una imagen que le dio la vuelta al mundo.

«Nunca planeé adquirir muchas joyas ni muchos maridos. Para mí, la vida sucedió, como lo hace para cualquiera otra persona»

Te puede interesar: Cara Delevigne en 3 datos: la actriz habla de cómo aceptar su sexualidad ha sido una cruz en su vida

10- Su octavo y último “Sí, acepto”

El símbolo sexual, que fue en alguna ocasión la famosa; se casó por octava y última vez en 1991 con Larry Fortensky. Para el gran momento, que se llevó a cabo en el rancho Neverland de Michael Jackson; la diva se enfundó en su mejor traje de Valentino. Un diseño de encaje fruncido que la hizo ver ¡De otro mundo!

“Sólo me he acostado con hombres con los que me he casado. ¿Cuántas mujeres pueden decir eso?”

Aunque no se encuentre físicamente con nosotros, el legado de Elizabeth Taylor se mantiene vivo en sus obras maestras, en sus acciones y por esa picardía que deslumbró al mundo entero. Con una personalidad carismática y un tanto soberbia, la famosa ha sido uno de los iconos más grandes del cine.

spot_img

Compartir

Relacionadas