Una propuesta blanco impoluto sin ser nupcial, Valentino causó furor con su nueva colección

Reciente

Cartier presenta «Nature Sauvage» su fascinante colección de animales preciosos en 5 piezas

Cartier presenta su última colección "Nature Sauvage", un tributo...

¿Qué ver en Falcón? 5 maravillas turísticas que DEBES conocer

Algunos lo relacionan exclusivamente con los médanos, pero Falcón...

¿Quién es Ángela Aguilar? te contamos 5 cosas de la nueva novia de Christian Nodal

Ángela Aguilar, está en boca de todos, la hija...

Manuel Turizo viene a Venezuela por primera vez con su tour lleno de ritmo

El cantante colombiano, se presentará en Venezuela el 8...

¡Vinotinto! Gigi Méndez es la voz del tema oficial de la Selección Nacional de Fútbol

La artista es la primera mujer en cantar y...

Melissa: el plástico que revoluciona el calzado

Melissa, la reconocida marca de accesorios y calzado, ha...

“Una aventura para siempre” celebra a los niños

El Día del niño tendrá una cita llena de...

La doctora Sajidxa Mariño será conferencista en Harward

Conocida por ser la fundadora del centro Respira Libre,...

¿Ideas visionarias? El mundo textil está lleno de factores que son conducidos por ideas creativas y visionarias, por colecciones y prendas que nos dan a entender lo que es el futuro y de los distintos conceptos que se podrían presentar, algunas de ellos que no podrán ser entendidos o tomados en cuenta sino hasta que pase el tiempo, y esa es una de las ventajas de la moda. Dicha premisa queda perfectamente alineada con la colección de Alta Costura de Valentino para la temporada Otoño-Invierno 2020/2021 que nos da un aire nupcial, sin ser pensando en este ritual mágico. Conoce la propuesta, a continuación.

un concepto surrealista

Indiscutimblemente, un gran factor que determina la industria textil es la atemporalidad y la versatilidad que pueden plasmarse en las piezas presentadas por las firmas alrededor del mundo, pues se tratan de elementos que pueden ser usados y concebidos de manera distinta con el pasar del tiempo. Un concepto que se vio reflejado en la colección presentada por Pierpaolo Piccioli en Roma para Valentino, cuya visualización nos da sumerge en un mundo en donde el color blanco nos recuerda a lo mágico de las bodas, pero sin haber sido pensado en ese sentido.

te puede interesar: ¡Unidos por el diseño! Latin Fashion Week Colorado realizará su nueva edición en digital

https://www.instagram.com/p/CDB9l0HoWWv/

The Perfomance: of Grace and Light, a dialogue between Pierpaolo Piccioli and Nick Knight fue el nombre que recibió esta presentación, la cual fue exhibida en un evento digital que fue retransmitido desde un oscuro escenario desde el legendario estudio de cine Cinecittá. ¿Cómo se desarrolló el evento? Primero, se hizo una serie de proyecciones en donde la luminiscencia tuvo un papel fundamental sobre las modelos (tomas que fueron recogidas después en una serie de videos dirigidos por el fotógrafo británico) para desvelar que se trataban de 15 vestidos absolutamente blancos, de proporciones surrealistas, con faldas que llegaban hasta el suelo y que caían como cascadas y, además, con el inconfundible sello romántico de la imaginación del director creativo.

piezas llenas de magia

Uno de los diseños fue un vestido de tafetán blanco que fue elaborado con gran volumen, con detalles plisados y escote profundo. Para la construcción del mismo se necesitó más de tres mil horas de trabajo artesanal de seis costureras expertas en los talleres de la firma. Además, el diseño se completó con una grandiosa corona de flores a modo de casco elaborado por el reconocido sombrerero Philip Treacy.

Es así, como Piccioli nos presentó una colección compuesta por capas, faldas y bajos adornados con lentejuelas, perlas, tul y plumas, con diseños originales y llenos de inspiración. Tal como otra de las piezas, un abrigo blanco de tundra, organza y tul con volantes sobre un vestido con capucha bordado con lentejuelas plateadas, y el cual tiene más de 350 metros de tejido.

En otro de los diseños podemos ver una capa bordada con incrustaciones de encaje blanco y lamé plateado, tul y perlas, un concepto que ha supuesto más de mil horas de creación artesanal. Una cifra que solo se antepone ante las 2900 horas que se dedicaron al majestuoso vestido bordado con plumas el cual, desde ya, está causando sensación. Dichos datos nos dan a entender el gran trabajo que se mantuvo durante este tiempo en el taller, aún más sabiendo que en el sitio se tuvo que adaptar su manera de trabajar a la distancia de seguridad (pues normalmente las costureras cosen en una misma mesa), lo que supuso que las costureras se pudieran pulir durante la cuarentena.

muchas ideas, cero límites

Ante esta nueva propuesta para Valentino, el creativo manifestó a la prensa que quiso extender sus ideas sin que ningún límite lo detuviera, y quería dar rienda a suelta a su imaginación: «No quería sentir las limitaciones. La alta costura está hecha para las emociones los sueños«. Asimismo, el diseñador italiano comentó que todo esto fue posible gracias al trabajo insuperable de su equipo de trabajo, a quien agradeció: «Mi más profundo agradecimiento es para la gracia y la luz de los humanos que trabajaron tan duro en esta colección. Si tengo que pensar en un futuro, en la oportunidad que tenemos de construir algo nuevo, solo puedo esperar que sea hecho por las manos, los corazones y con la misma pasión de esos humanos que puedo llamar a mi gente«.

TE PUEDE INTERESAR: Dolce & Gabanna Men’s Collection, una propuesta llena de contrastes (+5 claves)

blanco impoluto

En cuanto al uso del color blanco dentro de esta colección, que matiza a los 15 vestidos de manera impresionante, que el uso del mismo ha sido siempre la señal de identidad de la maison, y sabiendo que no se trata de una colección de novias; el diseñador indicó que esta decisión tiene un significado profundo para él: «el blanco, la suma de todos los colores, captura el lienzo en blanco de este nuevo comienzo, la sensación de infinitas posibilidades. Blanco como una hoja de papel esperando que se llene de frases e ideas. Blanco como la toile (el boceto en tela del patrón, que se realiza siempre sobre un tejido impoluto), un símbolo de la mano de obra y la dedicación, el primer paso en un proceso de construcción. De nuevo, una posibilidad».

Además, es importante acotar que el equipo adaptará todo lo irreal (las grandes extensiones y abanicadas telas) y la teatralidad a las proporciones de las clientes. Pero, sin perder toda la magia de una colección que promete seguir irradiando fantasía a todas las novias que están por venir, quienes podrían ver de algunos de estos vestidos como su sueño hecho realidad.

spot_img

Compartir

Relacionadas