¡Fotos dignas de museo! 4 fotógrafos editoriales increíbles que tienes que conocer

Reciente

¡Directo al corazón! Vanesa Martín enamoró a Caracas con su simpatía y talento

Venezuela y la cantautora tuvieron un encuentro musical en...

6 cosas que puedes comprar si eres muy fan de Bridgerton

Con el boom de la tercera temporada de Bridgerton,...

Oreo es la galleta oficial de la Vinotinto

Oreo apoya el sueño Vinotinto al firmar un acuerdo...

Te contamos 5 cosas que no sabías de Nicola Coughlan ¡La actriz que deslumbra en Bridgerton!

Desde la primera temporada de "Bridgerton", Lady Penélope, el...

5 cosas que debes saber de Bridgerton 3 (sin spoilers)

Ya se estrenó la tercera temporada de Bridgerton y,...

Lidotel celebra buenas noticias en lo que va de 2024

Lidotel, la cadena hotelera más reconocida e importante de Venezuela,...

Reik trae un «Panorama» con su esencia original

La banda ha experimentado distintos sonidos y vuelven a...

Avanti presenta «Nuna», una nueva marca de productos de calidad para el cuidado del bebé

En el marco del Día de las Madres, Yaser...

Los fotógrafos editoriales son los verdaderos artistas en crear una puesta en escena única, deslumbrante y atractiva para capturar de la manera más innovadora diseños, colecciones de ropa, zapatos o bolsos. Con imágenes impactantes, muchos de estos profesionales logran llamar la atención de la audiencia y, en ocasiones, los resultados son dignos para exponer. Aquí una lista con los mejores.

Tim Walker

Mundos oníricos y la esencia británica son los aspectos que caracterizan a este genio. Uno de los fotógrafos editoriales que consigue escenas perfectas y producciones fotográficas a lo grande que cuentan historias.

A los 25 años disparó su primer editorial para Vogue y desde entonces no ha dejado de llenar las páginas de una de las revistas de moda a nivel mundial.

Tim Walker asegura que cada fotografía es “una fantasía única”. Para conseguir resultados de calidad, el joven es muy meticuloso con su trabajo.

“Investigo mucho acerca de la persona a la que voy a retratar. Me pregunto quién es, qué representa, por qué me atrae… Considero que cuando estás retratando a alguien estás salpicando su identidad y creo que eso es algo con lo que hay que tener mucho cuidado”, declaró en una entrevista.

Te podría interesar: ¡Arte ecológico! Mariah Reading, la artista que transforma la basura en obras de arte

Peter Lindbergh

Un hombre marcado por la guerra y el hastío de la rutina. Luego de un recorrido por España, Francia y Marruecos, se matriculó por segunda vez en la escuela de arte y montó su primera exposición en 1969.

Casi por accidente y sin premeditación, Peter Lindbergh tomó una cámara y se convirtió en un omnipresente de las revistas alemanas. Su traslado a París le dio la fama y el reconocimiento mundial.

Es uno de los fotógrafos editoriales que generó mayor impacto en este mundo desde finales de los setenta. Ha retratado a los rostros más mediáticos del final del siglo XX con su característico blanco y negro.

Eugenio Recuenco

Es uno de los fotógrafos editoriales más creativos de España. Ha desarrollado su carrera con la fotografía y el video como formas de expresión entremezcladas en la moda, el cine y la publicidad.

Con sus imágenes construye historias auténticas que no dejan de lado la crítica. Eugenio Recuenco tiene un estilo muy particular de composición y trato de la imagen, por lo que su trabajo se distingue con facilidad del resto.

Te podría interesar: ¿Quiénes son Christo y Jeanne-Claude? La historia de amor detrás del cubrimiento del Arco del Triunfo de París

Jimmy Marble

Aunque empezó haciendo fotografías en blanco y negro, el color se ha convertido en una de las señas de identidad de Jimmy Marble.

Su creatividad y estética bien planeada le han permitido convertirse en uno de los fotógrafos editoriales más conocidos. Los tonos pasteles con acentos brillantes y su forma de mostrar el lado optimista y natural de la ciudad han formado parte de sus fotografías.

En una entrevista comentó: «Hay tantas cosas que se pueden hacer con imágenes, que te permiten jugar con las emociones de una manera más inconsciente… Es como música, pero mucho más impresionista, donde intentas crear más estado de ánimo que otra cosa».

spot_img

Compartir

Relacionadas