¿Tomar el vino que bebió Cristo en la Última Cena? Estamos cada vez más cerca

Reciente

¡Impactante! Natalia Jiménez estremeció con su talento al público del Poliedro de Caracas

La artista española Natalia Jiménez, cerró su exitosa "Antología...

¡Espectacular! Mira las fotos de Nicola Coughlan, de «Bridgerton», para Skims

Nicola Coughlan, Penelope, en Bridgerton, está en su mejor...

¡A propósito de su cumpleaños! 5 curiosidades que no sabías del príncipe William

William de Gales, primero en la línea de sucesión...

Elie Saab comparte en Resort 2025 el cine y la vanguardia

Un esplendor cinemático es lo nuevo de Elie Saab,...

Donald Sutherland, el legendario actor de Hollywood, muere a los 88 años

Donald Sutherland, protagonista de películas como M.A.S.H, Klute y...

Conoce a los jugadores más guapos de la Copa América 2024

¡Empieza la Copa América! Desde este 20 de junio...

El desfile «Avanti Alma Mater» al mejor estilo universitario

La Galería de mayor posicionamiento en el país, compartió...

Víctor Manuelle regresa al romanticismo de la salsa en su disco «Retromántico»

El querido sonero de la juventud compartió en un...

Luego de tres líneas de trabajo fallidas, Juan Jesús Valdelana – propietario de Bodegas Valdelana – afirmó que está cerca de conseguir la variedad de uva que usaban en la época que vivió Jesucristo, a pesar de las incógnitas que giran alrededor. Así, se estaría cada vez más cerca de conseguir el vino que bebió Cristo en la Última Cena. Aquí todos los detalles.

Una bebida olvidada

En la época de Cristo los musulmanes penetraron las fronteras de Jerusalén y devastaron los viñedos, debido a que consideraban la bebida como un brebaje impuro que llevaba a los hombres a la perdición y la locura.

Además, su religión prohíbe el alcohol y el tiempo fue generando que poco a poco se olvidase aquella tradición.

Lo consumido en los pasajes bíblicos – como la Última Cena o las Bodas de Caná – quedó en el olvido hasta el hallazgo de unas vasijas de barro por un grupo de técnicos israelíes.

La variedad elegida

Los fragmentos de recipientes entre las ruinas de diversos templos judíos permitieron obtener material genético de las uvas utilizadas en aquella época que han triunfado en silencio durante siglos.

La variedad de uva se denomina como marawi y con ella se elaborará una aproximación historicista del vino que se consumió en tan destacados eventos.

Juan Valdelana explicó a ABC que marawi estaba desaparecida, pero ya se empezó a cultivar y vendimiar en áreas determinadas, por lo que dentro de tres años se espera que el proyecto haya concluido para que las personas puedan beber el vino que Jesucristo ingirió en la Última Cena en su bodega.

Te podría interesar: ¡Mujeres en la ciencia! 4 descubrimientos INCREÍBLES hechos por científicas

Diferente a lo pensado

Las Bodegas Valdelana cuentan con un cultivo experimental donde la Universidad de La Rioja desarrolla diversos programas relacionados con la enología.

“En contra de lo que se podía pensar en un principio, marawi es una variedad de vino blanco. Se consideraba extinguida desde el año 220 d.C., y ahora estamos en proceso de recuperarla con este grupo, la mayoría compuesto por profesores y antiguos militares”, informó el líder de esta promesa de hazaña.

Como existía una tendencia a incorporar mieles y especias en los recipientes donde se fermentaba el líquido, se cree que esto podría justificar las tonalidades oscuras, pero todavía no se tiene certeza.

¿Cómo surgió el sueño?

Juan Valdelana es el propietario de Bodegas Valdelana, un almacenamiento familiar ubicado en el municipio de Elciego que comenzó a operar en 1583.

Valdelana es un fiel creyente. En su juventud estudió por seis años en el Monasterio de San Millán de la Cogolla. También se formó en astrología y enología.

Actualmente cuenta con dos museos junto a un mirador con vistas al tramo del Ebro: lugar por el que entraron los romanos en la península.

Toda esta idea de recrear el vino que bebió Cristo surgió cuando estuvo junto a su familia trabajando “en la ermita galilea donde se produjo el primer milagro de Jesús, la conversión del agua en vino en las Bodas de Caná, sentimos algo muy especial. En ese viaje recogimos las primeras cepas con un portainjertos para después plantarlas en España. Allí empezó el sueño”.

Te podría interesar: Alan Turing, el genio matemático que desenmascaró a los nazis y murió por culpa de la homofobia

Viajando en el tiempo

Para que la experiencia sea completa y se aproxime aún más el paladar a los de los apóstoles, que se congregaron alrededor de la mesa en el año 33 d.C., se está recreando una Bodega del Siglo I.

Este modelo contará con lagar y molino de trigo en el que se elaborarán bebidas de forma artesanal.

spot_img

Compartir

Relacionadas