Ayounik celebra 9 años de mucho brillo y color

Reciente

¡Espectacular! Mira las fotos de Nicola Coughlan, de «Bridgerton», para Skims

Nicola Coughlan, Penelope, en Bridgerton, está en su mejor...

¡A propósito de su cumpleaños! 5 curiosidades que no sabías del príncipe William

William de Gales, primero en la línea de sucesión...

Elie Saab comparte en Resort 2025 el cine y la vanguardia

Un esplendor cinemático es lo nuevo de Elie Saab,...

Donald Sutherland, el legendario actor de Hollywood, muere a los 88 años

Donald Sutherland, protagonista de películas como M.A.S.H, Klute y...

Conoce a los jugadores más guapos de la Copa América 2024

¡Empieza la Copa América! Desde este 20 de junio...

El desfile «Avanti Alma Mater» al mejor estilo universitario

La Galería de mayor posicionamiento en el país, compartió...

Víctor Manuelle regresa al romanticismo de la salsa en su disco «Retromántico»

El querido sonero de la juventud compartió en un...

Cartier presenta «Nature Sauvage» su fascinante colección de animales preciosos en 5 piezas

Cartier presenta su última colección "Nature Sauvage", un tributo...

Color y brillo, así son las piezas de Ayounik, la marca de pulseras y accesorios que Damia Frangie fundó hace ya 9 años, y que se ha consolidado como un símbolo de bueno «hecho en Venezuela».

Damia Frangie, una caraqueña de ascendencia libanesa y abogado de profesión, emprende en el 2014 con este proyecto, el cual rápidamente se internacionaliza gracias a la calidad del producto, lo llamativo del mismo y el alcance del internet, y se consolida como la “Queen of Bracelets!” (la Reina de las pulseras).

La determinación y constancia de esta venezolana han llevado a Ayounik a cruzar nuevas fronteras y así convertirse en la única marca venezolana que se vende en el Grupo Nordstrom en Estados Unidos. Además también se pueden encontrar estos “accesorios felices” en otras importantes tiendas americanas como Bloomingdale’s.

Esta casa de moda es sin duda pionera en el mercado y se caracteriza por ir a la vanguardia, no solo en sus diseños sino también en sus estrategias e iniciativas. Un ejemplo de ello es el “Happy Club” y es que desde hace 2 años Ayounik creó un plan de suscripción mensual donde los miembros reciben cada mes una “cajita” sorpresa con piezas de la marca que superan el valor del pago de la suscripción. Actualmente este club está conformado por un centenar de suscritos.

A nivel mundial son miles los «Ayounik Addicts» que dan testimonios eufóricos donde confirman que estas piezas son en realidad pequeñas dosis a de felicidad, como lo proclama la marca y sin duda una trayectoria de casi una década lo certifica.

spot_img

Compartir

Relacionadas