Rosa Clará viste de princesa a Marie Chevallier con el segundo vestido de su boda

Reciente

¡Impactante! Natalia Jiménez estremeció con su talento al público del Poliedro de Caracas

La artista española Natalia Jiménez, cerró su exitosa "Antología...

¡Espectacular! Mira las fotos de Nicola Coughlan, de «Bridgerton», para Skims

Nicola Coughlan, Penelope, en Bridgerton, está en su mejor...

¡A propósito de su cumpleaños! 5 curiosidades que no sabías del príncipe William

William de Gales, primero en la línea de sucesión...

Elie Saab comparte en Resort 2025 el cine y la vanguardia

Un esplendor cinemático es lo nuevo de Elie Saab,...

Donald Sutherland, el legendario actor de Hollywood, muere a los 88 años

Donald Sutherland, protagonista de películas como M.A.S.H, Klute y...

Conoce a los jugadores más guapos de la Copa América 2024

¡Empieza la Copa América! Desde este 20 de junio...

El desfile «Avanti Alma Mater» al mejor estilo universitario

La Galería de mayor posicionamiento en el país, compartió...

Víctor Manuelle regresa al romanticismo de la salsa en su disco «Retromántico»

El querido sonero de la juventud compartió en un...

Con más de 25 años en la industria de la moda en el sector nupcial, Rosa Clará reforzó su posición de liderazgo al ser la elegida para vestir a Marie Chevallier para la ceremonia de celebración tras su boda eclesiástica con Louis Ducret, hijo de la princesa Estefanía de Mónaco.

La boda ha tenido lugar el sábado 27 de julio en Mónaco. La ceremonia reunió a gran parte de la familia real y resultó todo un acontecimiento global que una mexicana ‘plebeya’, se casara con un miembro de la realeza.

 

También podría interesarte: Givenchy captura la frescura de Ariana Grande en su colección ‘Arivenchy’

 

El equipo perfecto

 

La diseñadora española fue la mente estrella tras el vestido de la boda por civil de la joven pareja. Chevallier trabajó en conjunto con Clará en el proceso de selección de telas, pedrería e incluso la silueta del vestido. En esta primera oportunidad, optaron por un vestido corte A con leve escote en V y un cinturón de piedrería. La joven novia quería lucir elegante y hermosa, sin abandonar su estilo sencillo y romántico.

 

Foto por: Luci-Bebert-Nebinger / Palacio Principesco de Mónaco

 

Un vestido two in one

 

Tras el éxito de su vestido en la boda civil, Chevallier recurrió nuevamente a Clará para la celebración del after party de su boda eclesiástica. Juntas diseñaron un vestido que le permitiera festejar cómodamente, sin dejar a un lado la elegancia, sofisticación y delicadeza de una novia. La practicidad y la elegancia se unieron para crear un hermoso vestido de encaje y tul. El diseño se compone de un atrevido vestido corto con escote pronunciado y falda desmontable.

 

También podría interesarte: Meghan Markle debuta como editora de Vogue en una edición sin precedentes

 

La personalidad de la novia fue parte del diseño, se mantuvo sobrio, sencillo y lleno de detalles delicados. El escote y los bordes de la falda tenían incrustaciones de piedras preciosas. Rosa Clará publicó el boceto oficial en sus redes sociales:

 

Rosa Clará viste de princesa a Marie Chevallier con el segundo vestido de su boda
El boceto muestra una hermosa silueta elegante y sensual, que deja la espalda al descubierto, escote ilusión y una espectacular falda de tul.  (Foto: Rosa Clará)

 

La figura de una princesa

 

El secreto de un buen vestido de novia, es la comodidad. Un día en el que está permitido ser princesa, es necesario mantenerse fresca, cómoda y siempre hermosa. Clará, experta en novias, transformó el concepto del vestido clásico y lo llevó a una pieza increíble que le hace homenaje a la modernidad.

 

Rosa Clará viste de princesa a Marie Chevallier con el segundo vestido de su boda
La falda de tul desmontable, la hacían ver como toda una princesa. El secreto de la noche, es que era una falda pantalón. (Foto: Rosa Clará)

Clará optó por mostrar de forma muy sutil la hermosa figura de la novia, con un bajo escote ilusión y una pretina en la cintura. Además, la falda desmontable del vestido, le permitía tener dos looks completamente diferentes.

El sueño de toda novia se cumplió: lucir cómoda, estupenda y tener más de un vestido.

 

 

spot_img

Compartir

Relacionadas