¡Un récord espacial! La astronauta Christina Koch regresa a Tierra después de 328 días en el Espacio

Reciente

Nivea lanza sus Cremas Corporales 5 en 1 Cuidado Completo

Nivea trae una nueva línea para cuidarla piel, la...

Shakaspeare se instala en el Centro Cultural Chacao con «El Mercader de Venecia»

El Centro Cultural Chacao recibe a "El Mercader de...

¡Directo al corazón! Vanesa Martín enamoró a Caracas con su simpatía y talento

Venezuela y la cantautora tuvieron un encuentro musical en...

6 cosas que puedes comprar si eres muy fan de Bridgerton

Con el boom de la tercera temporada de Bridgerton,...

Oreo es la galleta oficial de la Vinotinto

Oreo apoya el sueño Vinotinto al firmar un acuerdo...

Te contamos 5 cosas que no sabías de Nicola Coughlan ¡La actriz que deslumbra en Bridgerton!

Desde la primera temporada de "Bridgerton", Lady Penélope, el...

5 cosas que debes saber de Bridgerton 3 (sin spoilers)

Ya se estrenó la tercera temporada de Bridgerton y,...

Lidotel celebra buenas noticias en lo que va de 2024

Lidotel, la cadena hotelera más reconocida e importante de Venezuela,...

Se transformó en la mujer que más tiempo ha estado fuera de nuestro planeta. Su talento y su entusiasmo la han convertido en una de las astronautas más respetables y admiradas de toda la NASA. Ahora, emprenderá un viaje extraordinario para lo que será el viaje a la Luna en el 2024.

“Estoy abrumada y feliz”

Fueron las primeras palabras que Christina Koch dijo al salir de su nave espacial, cuando llegó a Kazajstán después de pasar casi un año en el espacio. Koch superó el récord de 289 días establecido por la estadounidense Whitson el 28 de diciembre del año pasado.

Nacida en Grand Rapids, Michigan, se graduó con honores al estudiar física e ingeniería eléctrica. Tiene más de una década trabajando para la NASA y es una de las astronautas más preparadas y admiradas del conjunto espacial: «Cuando era chica e imaginaba qué podía hacer con mi vida y cuáles podían ser mis sueños, para mí era importante ver a gente en quien me podía ver reflejada. Ser quizá esa fuente de inspiración para otra persona es un gran honor«, comentó Koch cuando aterrizó en un enlace en vivo desde Afganistán.

¿Qué hizo Koch en el Espacio?

Su vuelo espacial duró exactamente 328 días con 5.248 órbitas a la Tierra, lo que se traduce en un viaje de 139 millones de millas: lo que es igual a ir y venir 291 veces a la Luna desde nuestro planeta. Koch también pasó bastante tiempo fuera de la estación, completando seis caminatas espaciales, incluida la primera caminata espacial que estableció un récord que involucró a todas las mujeres con su compañera astronauta Jessica Meir, y dos caminatas espaciales más para mujeres después de eso.

Te podría interesar: ¡Haciendo historia! Dos mujeres viajan solas al espacio en una expedición nunca antes vista

Durante su estadía en el Espacio, experimentó con diferentes tipos de proteínas como parte de un proyecto que podría ayudar para hacer más efectivo y menos complejo el tratamiento del cáncer.

Los viajes al espacio de Koch no han terminado ahora que ha regresado: está participando en la investigación de la NASA sobre vuelos espaciales de larga duración que allanarán el camino para viajes más al interior del sistema solar, incluidos la Luna y Marte bajo el programa Artemis de la agencia.

La experiencia de Koch ayudará a comprender cuáles son los efectos a largo plazo de los viajes al Espacio, no solo para las naves sino para el cuerpo de los astronautas -que, al parecer, todos están bien-. Koch se encuentra en la lista de las posibles candidatas para ir a Luna en 2024, el proyecto más grande que tiene la NASA por los momentos.

¡Karaoke en el espacio!

Para el aterrizaje, la acompañaron los astronautas Luca Parmitano y el cosmonauta ruso Alexander Skvortsov. En una entrevista realizada mientras todavía se encontraban fuera de nuestro planeta, bromearon sobre hacer jornadas de karaoke juntos y sobre las ventajas que tiene la microgravedad: «Es muy divertido estar en un lugar donde puedes botar entre el techo y el piso cuando te da la gana».

Pero estar en el Espacio no es tan agradable como muchos pueden imaginar. La alimentación es muy limitada y muy poco agradable al gusto. Generalmente, son proteínas entubadas. Los riesgos de salud son extremadamente altos y pese a que es una aventura inolvidable que podía cambiar el curso de la NASA, es un reto no apto para todo público: “Definitivamente estoy deseando estar en el mismo planeta que todos los demás muy pronto», comentó Koch poco antes de su aterrizaje.

¿Qué hará Koch ahora?

La astronauta aseguró que su próximo deseo es enseñar todo lo que ha aprendido en sus viajes a las próximas generaciones. Tiene como vocación iniciar un proyecto en el que más mujeres participen en las actividades de la NASA para que la igualdad sea el fundamento principal de los viajes al espacio.

«Para mí, se trata del honor que siento de seguir los pasos de mis héroes» aseguró contenta, Christina Koch ya es una heroína para cientos de niñas que como ella, aman la ciencia.

spot_img

Compartir

Relacionadas