Zarpa a un delicioso destino con ¡El Buque Bar! Una experiencia cultural que elevará tus sentidos

Reciente

La Casa Bistró tiene nuevo festival: «Dos cocineros con hambre»

El comedor de La Casa Bistró huele a plan...

Cara a cara: Luke Newton

Texto: Verónica Egañez Es el tercer hijo varón de los...

Camila tiene el «Corazón en Coma» con Eden Muñoz

Los integrantes de la agrupación mexicana Camila, Mario Domm,...

Nivea lanza sus Cremas Corporales 5 en 1 Cuidado Completo

Nivea trae una nueva línea para cuidarla piel, la...

Shakaspeare se instala en el Centro Cultural Chacao con «El Mercader de Venecia»

El Centro Cultural Chacao recibe a "El Mercader de...

¡Directo al corazón! Vanesa Martín enamoró a Caracas con su simpatía y talento

Venezuela y la cantautora tuvieron un encuentro musical en...

6 cosas que puedes comprar si eres muy fan de Bridgerton

Con el boom de la tercera temporada de Bridgerton,...

Oreo es la galleta oficial de la Vinotinto

Oreo apoya el sueño Vinotinto al firmar un acuerdo...

Sus velas han sido desplegadas y su camino ha marcado viento en popa con un solo objetivo: deleitar a los citadinos. Guiados por un ancla lleno de fervor, El Buque Bar ha abierto sus puertas para ofrecer una experiencia gastronómica de ¡Otro Nivel!

Una nueva experiencia ¡A bordo!

Con una travesía que te invita a recorrer el mundo mediante sus sabores, así como de una brisa tropical que toca tus sentidos, este restaurante es una de las nuevas propuestas que debes conocer.  

A tan solo minutos de la ciudad capital, El Buque Bar se encuentra situado cerca, muy cerca de la costa, contando con la majestuosa vista del océano Caribe, así como de una puesta de sol digna de una obra de arte. Todo en un cómodo y seguro lugar ubicado en el estado La Guaira.

Te puede interesar: 3 recetas y 3 beneficios de la calabaza: una fuente deliciosa e indispensable para la salud
Con un horizonte pintado de colores, El Buque Bar zarpó para brindarnos una experiencia distinta

Con tan solo un mes y medio de haber zarpado, este lugar es una de las nuevas propuestas que te invitan a viajar mediante el paladar. Con un menú tan variado como íntegro, así como de una vivencia que te hace suspirar.

Ante esta escena, tuvimos el privilegio de conversar con las mentes maestras detrás de este sueño que, luego de varios años de lucha, fue consolidado en más que una realidad.

¿Un elemento que inspira? Un horizonte pintado de colores

El Buque Bar es un proyecto que surgió mucho antes de la llegada de la pandemia, como una lanza lista para ser afilada. Y es que, para los fundadores, fue todo un reto abordar el desafío que les deparaba.

“En un inicio, el restaurante no comenzó como un sueño sino como una visión un tanto borrosa. Pues fue una pasión adquirida por un amigo, quien me sorprendió con esta terraza y me convenció de que sería una gran oportunidad de negocio”, recordó Samuel Rangel quien, en un primer momento; no se sentía tan convencido de apostar en un sitio tan alejado de la urbe caraqueña.

Sin embargo, durante su recorrido y apreciación del lugar, hubo una pieza fundamental que lo inspiró y lo condujo a capitanear este barco llamado El Buque Bar. Un elemento que, al sol de hoy, lo sigue impulsando y le brinda una caricia con cada puesta de sol: ese horizonte pintado de colores, en donde el sol se difumina entre la claridad del cielo y la profundidad del azul del mar Caribe.

Además, hubo otros factores importantes que le dieron una perspectiva muy atractiva a Rangel: “se trata de un estado seguro, limpio y tranquilo… Creo que esa es la clave de todo, brindarle seguridad a los clientes, una experiencia y una vista que fungiera como cereza del pastel”, agregó.

Más que un trabajo… El pilar de una familia

Fue así como, granito en granito; el joven venezolano se fue enamorando del proyecto, a tal punto que logró involucrar a sus hermanos y convertirlo en un negocio familiar.

Sin duda alguna, el apoyo de sus familiares fue fundamental para la construcción de este emprendimiento, quienes lo ayudaron a edificar cada una de las ideas que le dieron forma a El Buque Bar, una propuesta que se desarrolló en medio de una pandemia. Un factor que, como era de esperarse, afectó su trabajo de forma considerable.

“A todos los empresarios nos afectó el tema de la cuarentena, en especial, a nosotros que teníamos planeado inaugurar en marzo del 2020, un año muy complejo en el que tuvimos que enfrentarnos a grandes desafíos”, resaltó Samuel.

Desafíos que fueron un soplido para sus velas

Y es que, estar tan cerca de una belleza como el mar trae consigo, no solo grandes satisfacciones, sino también algunos retos que los detuvieron en su camino para zarpar. “El salitre es un tema un tanto complejo de manejar, pues cuando las cosas están en desuso se empiezan a deteriorar… Y fue algo que nos pasó a nosotros, por lo que tuvimos que empezar de cero”, acotó.

Pero, esta solo fue una de las varias encrucijadas que se encontraron en su travesía, pues en diciembre del mismo año intentaron inaugurar nuevamente, pero el incremento de los casos por la pandemia los detuvo una vez más. Y aunque el pronóstico no parecía favorable, su motivación por hacer su sueño realidad fue tan persistente como un ancla que mantiene firme a su barco.

Una propuesta moldeada por la autenticidad

Y ante tantos tropiezos nos preguntamos: ¿Qué los impulsó a continuar? Tal y como develó el empresario, se trataba de una importante inversión y, más que eso, se trataba de un “sueño con el que no solo ofreceríamos una experiencia distinta, sino que también se daría un aire cubierto de fervor, de calidad y de inspiración. Todo de la mano de la bioseguridad, pues se trata de un espacio abierto como cómodo”, subrayó.

A lo largo de este tiempo, la idea de los hermanos Rangel fue brindarle una opción distinta a los guaireños, un restaurante que se caracterizara por lo “elegante, caribeño y playero, con una propuesta más amplia y que satisficiera los gustos de todos los consumidores”, apunto Isaac Rangel, el segundo socio a bordo de El Buque Bar.

Amor, dedicación e inigualable, son tres palabras que definen a El Buque Bar

¿El inicio de una franquicia al estilo fusión?

Pero, esta es solo una de las vertientes que fungieron como molde para dar vida al restaurante, pues tal y como confesaron los fundadores, este lugar fue pensado con una gastronomía fusión, un menú en el que los comensales podrán zarpar a un viaje lleno de sabor, aromas y colores. “Nos alegra tener una propuesta tan distintiva como especial, pues nuestro objetivo es convertirnos en un punto de referencia”, resaltó Samuel.

Pues otro de sus grandes propósitos, así como mencionamos, es elevar el turismo en Venezuela, convertirse en un emblema a lo largo y ancho del territorio nacional. “Queremos estar en los principales sitios turísticos de nuestro país, y La Guaira es el plan piloto que da inicio a esta larga travesía”, destacó Isaac.

Tucacas, Lechería, Nueva Esparta y La Tortuga serán sus próximos objetivos a alcanzar

«Una ventana para los guaireños»

A pesar de tener poca experiencia en el mercado gastronómico, sus propias vivencias, su paladar recorrido y su pasión por el arte del buen comer; los incentivaron a decir “Sí se puede” y de llevar a cabo un proyecto repleto de tanto calor humano. De ser esa ilusión o “impulsividad de llevarle al público eso que tanto anhelábamos y que, de una forma u otra, se convirtiera en una ventana para los guaireños”, señaló Samuel.

Por su puesto, a lo largo de esta aventura los hermanos Rangel tuvieron el privilegio de contar con el apoyo de aliados, amigos y de colegas en el área que, durante la construcción de El Buque Bar; cumplieron el rol de guías y que “pusieron su granito de arena. Nos asesoraron con este tema, de cómo debíamos llevarlo y nos mostraron un camino distinto”, resaltaron los hermanos Rangel.

Tras haber aprendido de los errores, de haberse caído y levantado con cada paso, y de haberle dado un concepto más idóneo al proyecto, los empresarios finalmente pudieron zarpar este buque que estaba en espera de ser abordado. Con un concepto totalmente diferente, el cual invita al público a vivir una experiencia tan versátil como auténtica.

Una cocina con sello internacional

Y es que, así como de fresca es la brisa que arropa a sus visitantes, el menú es tan potente como innovador. Pues el mismo está basado en tres estilos completamente distintivos pero que, al mismo tiempo, cumplen con un mismo propósito: satisfacer todos los gustos.

Es así, como El Buque Bar se destaca por ofrecer en su seno gastronómico platillos con corriente asiática, italiana y mexicana. Una travesía de sabores que te invita a probar y a conocer un pedacito de cada cultura que hace vida en todo el planeta.

Uno de sus puntos fuertes es la cercanía con sus comensales, se trata de un lugar en donde te sentirás bien acogido desde las manos de sus propios dueños

En este sentido, los hermanos Rangel crearon un menú ideado por la originalidad, el buen sabor y la cocina de autor, un elemento con valor agregado que ha sido realidad gracias a sus demás aliados.

“La idea es que la persona que venga a El Buque Bar se sienta abrazado por el calor humano, desde que lo atiende el parquero al entrar hasta que le sirva la comida el propio chef… Y, claro está, que quieras zarpar otra vez con nosotros”, argumentó Samuel.

La biodiversidad es otro de los grandes factores dentro del epicentro del restaurante, pues ese toque de madera, natural y ecológico es importante en estos días.

A su vez, el arte se ve exaltado en cada uno de sus murales, en donde cobran vida importantes figuras dentro de la cultura pop. Mismas que nos dan ese aire con sabor internacional.

Top 5: los platillos que definen a El Buque Bar

La autenticidad es su bandera flameante y su convicción su timón al mando, dos elementos que se fusionaron de forma perfecta para dar vida a un menú. Mismo que se adecua a los distintos tipos de clientes para, de esta manera, ofrecer una experiencia única.

Pero, no podíamos pasar por alto esos platillos icónicos que, desde ya, se han convertido en todas las estrellas claves del menú. Y que sus propios fundadores no dudaron en resaltar. Entre ellos:

Flautas Sinaloa

Esta entrada que grita ¡México! Con todos sus ingredientes, se trata de unas tortillas de maíz rellenas con pollo, queso, guacamole, crema agria y salsa de ají. Una muy buena forma de comenzar la velada.

Tacos Manuelita

Mientras tanto, entre los platos fuertes nos encontramos con estos tacos de harina de trigo, rebosantes de carne y pollo salteado, con un toque verde del aguacate y el infaltable queso.

Caribbean Roll

Para los amantes de la comida asiática, se encuentra este pack de roles que se destacan por tener en su centro ingredientes como: la Soybean, arroz, kani, aguacate, topping de róbalo, sal gruesa, srriacha, ralladura de limón y pimienta.

Pasta alla Routa

Llegando al país de la bota, nos topamos con esta delicia culinaria encabezada por una pasta fetuccini a la crema con queso parmesano, jamón serrano, almendras fileteadas y aceite de trufa como cereza del platillo.

Tallarines Salteados

Encabezando esta lista de platos estrellas no podíamos dejar de mencionar esta digna obra de arte. La misma se destaca por tener tallarines con salteado de pollo, camarones y vegetales estilo asiático.

Nota: Estos tallarines son la especialidad de la casa, pues se trata de una receta ideada y mejorada por Samuel Rangel, el fundador del restaurante.

Te puede interesar: El toque del clásico criollo y lo moderno de la cocina global: el nuevo menú de Santos Sabores en 5 platillos

El Buque Bar: una experiencia que ilumina tus sentidos

Con El Buque Bar sentirás “la libertad con la brisa del mar caribe y una serie de sensaciones que te pondrán a flor de piel”

Esta es solo la punta del iceberg de un menú que iluminará tus sentidos, el cual te sorprenderá con cada vistazo, aroma e ingrediente que se une en una increíble sinfonía para, de esta manera, ser el centro de miradas de sus comensales.

A pesar de tener solo un mes y medio en el mercado, una de sus visiones más fuertes es el de seguir construyendo y creyendo en el país, en aquel que le ha brindado la oportunidad de echar sus raíces y de cultivar nuevas experiencias.

“Sabemos que nos irá muy bien, pues este negocio está basado en el amor y la pasión, por el trabajo en equipo y por ser una gran oportunidad de empleo”, resaltaron sus fundadores.

Lo mejor de todo, es que será un espacio para el entretenimiento libre, el epicentro para la diversión y cosechar buenos momentos. Y es que, El Buque Bar se convertirá en el escenario de cientos de artistas, quienes pisaran esta vitrina para deleitar a los visitantes con su música, temas y composiciones que servirán como pieza fundamental para la velada.

Una vivencia que iniciará el próximo 6 de agosto, momento en el que Noreh se apoderará del micrófono para poner el ritmo y la onda urbana de este rinconcito repleto de magia.

Pues el propósito es que “todos van a degustar una experiencia jamás vista en el país, con sabor, calidad y con un regocijo interior que no cabrá en tu corazón”, puntualizó Samuel Rangel.

El Buque Bar es uno de esos espacios que te inspiran a soñar, que te enseñan a disfrutar de la vida, que te enseñan a vivir nuevas aventuras y que te deleitan con una suave caricia que recorre por toda tu piel.

Es por ello que te invitamos a que te conectes con la propuesta del restaurante, siguiendo la cuenta de El Buque Bar mediante sus redes sociales. Y, de esta forma, ¡Zarpes a una aventura con un delicioso destino!

spot_img

Compartir

Relacionadas