Oscar Vigoya: «No estoy en un período de reinvención, sino de transición»

Reciente

«Criaturas asombrosas» una aventura que estará en el Festival de Cine Francés en Venezuela

Drama, ciencia ficción y humor, es la esencia de...

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Kevin Costner recibe gran ovación en Cannes (+5 increíbles películas protagonizadas por él)

Kevin Costner regresa al cine en Cannes con Horizon:...

Sansa, el templo de la cosmética coreana, abrió sus puertas

La coméstica coreana ya tiene un lugar en el...

Los 10 mejores looks de Cannes 2024

El festival de Cannes, no solo nos muestra lo...

“Atrévete” a estar mejor de la mano de Ernesto Fuenmayor

El conocido conferencista, Ernesto Fuenmayor, vuelve a los eventos...

La Casa Bistró tiene nuevo festival: «Dos cocineros con hambre»

El comedor de La Casa Bistró huele a plan...

En definitiva, palabras como multifacético, luchador, trabajador y emprendedor son palabras que describen perfectamente a Oscar Vigoya, un talento, durante varios años, dio lo mejor de sí en este país que lo vio crecer como profesional y que, además, lo vio partir por un mejor futuro. ¿Quién es Oscar?, ¿Cuál es su visión y objetivo? y ¿Cuáles son sus próximas metas fuera del territorio venezolano? A continuación, te contaremos todo.

Venezuela, el país que lo vió crecer

Graduado como ingeniero, Oscar Vigoya se destacó en el mundo del entretenimiento por ser locutor, presentador, fotógrafo, maquillador profesional y, por si fuera poco, formó parte del staff del Instituto de Protocolo y Etiqueta como asesor de imagen, oficios que aprendió y desarrolló en Venezuela y, aunque no fuese esta su tierra natal, pues nació en Santiago de Cali, Colombia; desde joven quiso desarrollar su vida en el país criollo, hasta hace poco tiempo que tuvo que partir al país que lo vio nacer.

Te puede interesar: Ana Margarita Ramírez, la venezolana que junto a sus fragmentos llegó al Meninas Madrid Gallery

Como lo comentó muchas veces, no quería que su despedida estuviese rodeado de tristezas ni de lágrimas, sino al contrario quería irse con una gran sonrisa… y así lo hizo. Pues, la misma semana de su viaje a Colombia realizó dos sesiones de fotos y dictó un taller de maquillaje corporativo en el Instituto de Protocolo y Etiqueta de Venezuela, el mejor que ha dado en toda su carrera, de acuerdo a lo que afirmó el mismo locutor.

Sería difícil encasillar a Oscar en una sola categoría, pues no solo se destacó por ser locutor o maquillador, sino que también mantiene el título de Ingeniero de Sistemas que le fue otorgado por la Universidad Nacional Experimental Politécnica Antonio José de Sucre (UNEXPO), y una carrera la cual estuvo ejerciendo formalmente por nueve años. Pero, su pasión desde niño siempre estuvo enfrascado en el mundo del entretenimiento, por lo que también es presentador y productor de todos los programas a su cargo.

Un capítulo de transición

En estos instantes de su vida, Vigoya apuntó que se siente como si se tratase de una serie de televisión. Y el capítulo actual se llama «Santiago de Calí», en un período que él denomina «de ajustes», una transición mientras tramita un visado que le permitirá seguir haciendo todo lo que sabe hacer, pero en un lugar distinto.

Y mientras tanto, el colombiano afirmó que todos los días trabaja con él mismo, en la adaptación, en el conocimiento de una nueva cultura, el compartir día a día con los ciudadanos de «pie a pie». “Yo también soy uno de ellos, ahora salgo a diario como si fuera un día cualquiera camino a mi programa en Caracas, impecable y ya no en mi carro, sino en transporte público, que, por cierto, acá funciona muy bien. Y es una experiencia que me permite recordar que esto también es parte una sociedad, que hace muchos años yo no vivía de cerca”, comentó.

Pero, no deja a un lado su formación, pues desde que llegó a Colombia toma clases de inglés en el Centro Cultural Colombo Americano, en donde obtuvo muy buen puntaje en un test oficial de la Universidad de Oxford, que mide el nivel natural del idioma. Además, continúa con su «terapia» como bailador de flamenco en Ikanjana Dance Academy. Y gracias a esas lecciones, a cargo de Maryon Silva, una venezolana que reside en el país vecino; supo de la existencia de la Fundación Ahimsa, encargada de cultivar el arte y la cultura en la vida de niños y jóvenes, cuya situación económica no es del todo buena.

Con respecto a este tema, Oscar indicó que: “La Fundacion Ahimsa está dirigida por un estadounidense residenciado acá en Cali, pero la directora de la academia Ikanajana es una de las principales líderes de la organización; de hecho, mi profesora de flamenco, trabaja también como instructora allí. Nunca había conocido una fundación tan organizada, he tenido la oportunidad de ver muy de cerca, el trabajo de todas estas personas, es muy intenso, admiro tal dedicación».

Una oportunidad de aportar

Tanto ha sido su conexión con esta iniciativa que ha decidido dictar gratuitamente talleres de producción de imagen para los niños que la fundación considere tienen la mayor disciplina como artistas, ante esta oportunidad Vigoya cree que «un artista de alto nivel no puede depender de un maquillador o un estilista para cada uno de sus shows, uno debe estar en la capacidad de ‘autoproducirse’, en cualquier momento».

Por otro lado, al locutor le ha tocado un lado amable de la migración, rompiendo de alguna forma los estigmas con frase como: «es que yo no estoy ‘comenzando de cero’, estoy comenzando una nueva etapa
ya teniendo un conjunto de herramientas valiosísimas que adquirí en mi etapa anterior. Es como el alma, el alma evoluciona, se puede mantener en un punto, pero nunca retrocede. Y tampoco me estoy ‘reiventando’, estoy utilizando las herramientas que ya conozco, me estoy reconectando con mis raíces».

TE PUEDE INTERESAR: ¡Representación indígena! El venezolano Sheroanawe Hakihiiwe ganó un premio por su arte en Italia

De tal forma, Vigoya espera que su tiempo de transición sea corto para seguir surgiendo y creciendo como profesional en tierras internacionales. Y es que, su avidez por lo nuevo hace que se mantenga en constante movimiento, lo que le depara pronto otro país y darse cuenta de que Caracas lo convirtió en la persona que es hoy en día, da a entender que se siente orgulloso de sí mismo, de lo que ha logrado y lo que logrará.

Si deseas estar al tanto de todo lo que está realizando Oscar Vigoya en la actualidad o sus próximos proyectos, puedes seguirlo en redes sociales, en donde irás paso a paso con su evolución.

spot_img

Compartir

Relacionadas