Daniela Guerra: la artista venezolana que vive, respira y disfruta de la vida a través de las ilustraciones

Reciente

Conoce a Nava Mau, la actriz mexicana que se roba escenas en «Bebé Reno», en 5 datos

Bebé Reno, la serie de Netlfix que ha estado...

Avanti y Yaser Dagga formarán parte del Festival Intercolegial de Gaitas

Desde el 15 de mayo, Galería Avanti junto a...

Karina disfrutó del amor de su público y conquistó los corazones con su música

La querida artista brindó su arte en un concierto...

Bodegas Pomar presenta a sus nuevos embajadores

La cantante Karina, el especialista en vinos Carlos Torrealba...

“Fedal” de regreso gracias a Louis Vuitton

Los dos tenistas se unieron para una campaña emotiva,...

Orfebre venezolana presente en Cannes

En el Festival de Cannes el actor Nicolas Cage...

Laura Termini regresa a Venezuela con proyectos que enaltecen al talento nacional

Es actriz, animadora, actriz de doblaje, cantante y más,...

Respirando, admirando, disfrutando y, simplemente, viviendo a través de sus ilustraciones; Daniela Guerra es una venezolana que ha logrado convertir un hobbie en una pasión ferviente que, no solo la llena como persona, sino que la motiva a seguir contando historias para inspirar a su público. Por ello, en esta ocasión, contaremos la vida de esta joven que, en tan poco tiempo, se ha ganado el corazón de miles mediante su arte.

Las ilustraciones: un vehículo de liberación

Dicen que el arte es un vehículo de expresión, una forma popular para dar a conocer una idea, un pensamiento, así como de exaltar esas emociones que pudieran estar determinando tu vida. Una premisa que ha adoptado Daniela Guerra, una ilustradora que ha acarreado su vida a los lienzos digitales, a esas piezas cargadas de emoción y que han fungido de manera perfecta para crear un lazo con su público.

Te puede interesar: Las figuras del ayer y de hoy del periodismo venezolano: un digno homenaje al poder de la comunicación
Comunicadora Social, con un master en Administración de Empresas y, ahora, ilustradora; Daniela Guerra es uno de esos talentos venezolanos que inspiran

Pero, este camino no inició de la manera en que muchos pensarían, y con una base que, tal vez, no sería la que más relación tuviese. Sin embargo, se trata de una travesía que ha llenado a Daniela y que, a continuación, te contamos.

Graduada como Comunicadora Social mención publicidad, la caraqueña cuenta con un amplio historial en el área corporativa, un rubro que le brindó cientos de oportunidades y que le dió las herramientas para convertirse en la profesional que es hoy en día. Una labor que ejerció durante varios años pero que, según contó Guerra, no la llenaban como persona.

“Yo sentía que me hacía falta algo… Dentro de mí sentía un vacío que no sabía explicar, no entendía de qué se trataba. Lo cierto es que no me sentía totalmente feliz”, recordó la ilustradora.

No obstante, pronto su camino en esta vida empezaría a tomar otro rumbo, uno que, quizás, nunca esperó tomar pero que, al sol de hoy, hace que su corazón lata a mil por horas.

El personaje más influyente de su vida

Después de haber migrado en dos oportunidades, el sentimiento de añoranza hacia su tierra natal, la impulsó a desbocar sus emociones a un lienzo en blanco, a un forma de expresión que le permitió resistir, persistir y seguir adelante. Un hecho que se consolidó con la llegada de su musa, del “personaje más influyente de mi vida: Lolita”, resaltó.

Lolita es la pequeña compañera de Daniela, una peludita de cuatro patas que la ha acompañado en esta travesía y que, sin duda alguna, fue su fuente de inspiración para dar el primer paso a esta aventura llamada: ¡Ilustración!

“De un momento a otro, decidí pintar a Lolita. Fue algo muy natural y espontáneo, pero ya tenía un precedente, pues siempre me había gustado dibujar, pero lo hacía de forma informal y privada”, contó la artista.

Sin embargo, ese miedo se empezó a disipar con el paso del tiempo, de la experiencia y como una necesidad imperiosa de desahogarse, de sentirse liberada y crear una fuente con la que se sintiera identificada. Fue así como, tras su regreso al país, a mediados del 2019 empezó a realizar más ilustraciones, a compartirlas con el público y a dejarse sorprender por el mágico mundo del arte motivacional.

Arte motivacional

Una dirección que fue guiando su vida a otro rumbo y, gracias al buen feedback en sus redes sociales, la confianza en sus habilidades fue incrementando. “En ese momento de mi vida llegó una gran vitrina: Uy.Ojalá, una plataforma que me permitió aumentar su seguridad y que me abrió las puertas a un mundo que jamás imaginé… A ese rumbo en donde la positividad dominaría mi pensar y forma de actuar”, destacó.  

Para finales del 2019, Daniela se sintió mucho más motivada a mostrar su arte, gracias a un hecho que se convirtió en el punto focal para el nacimiento de un estilo de vida y de pasión. Y es que, con la llegada de la pandemia al mundo; Guerra deseaba desesperadamente crear una fuente de positivismo, en donde el público pudiera sentirse liberada, arropada con un manto de amor y de ser ese aliento para todos aquellos que buscaban un faro de luz.

¿El resultado? “Se creó un impacto tan grande que, en tan solo días, mi comunidad en redes sociales creció. El público se sintió identificado, se conectaron con mis frases, mis palabras de aliento y motivación”, recordó la ilustradora. Una serie de estimulantes frases que iniciaron con una muy especial: ‘Que la vida me perdone las veces que no la viví’.

Un corazón que late por el arte

Tras darse cuenta del gran efecto obtenido con dichos dibujos, la caraqueña se percató que la creación de estos lienzos no era un simple hobbie, sino de un trabajo que de la mano con la pasión, se convirtieron en esa salida que tanto Daniela necesitaba en su vida. En esas piezas que provocaron un gran latido en su corazón.

En la actualidad, la joven se destaca por ofrecer a su público dos modalidades, en donde el arte y su forma de vivir fungen como puntos de partida para conectar con aquellos que están en la búsqueda de una palabra de aliento. Una de ellas es, justamente, la motivación.

Por otro lado, se encuentran las ilustraciones típicas de su tierra, una versión que surgió como una forma de acercar a todos aquellos que están lejos de su país natal.

 “Quería saciar ese sentimiento de añoranza por el que atraviesan todos los venezolanos, aquellos que desde alguna parte del mundo tienen su mente y corazón en Venezuela. Por ello, decidí regalarles un pedacito de nuestro amado país a través de los dibujos”, explicó.

Impactando de manera positiva

Tres palabras describen su arte: el amor, papá Dios y la pasión que siente. Pues la constancia viene cuando trabajas con pasión

El crecimiento de Guerra dentro del mundo artístico ha sido tan exponencial que, tras recibir tantos comentarios positivos alabando sus creaciones; una oportunidad tocaría su puerta. “Los dueños de Clarity Café, en Nueva York; me contactaron para que creara la imagen del Podcast de su marca. Una experiencia que me abrió los ojos y me hizo dar cuenta que lo estaba haciendo bien”, subrayó.

Dejando a un lado sobre el qué dirán, la joven se sintió inspirada y decidió seguirle dibujando una sonrisa a todo aquel que lo necesitara. Estando desde casa, la ilustradora tuvo el placer de tocar esas sensaciones, de experimentarlas a flor de piel y de transmitirlas. Algo que, hace algunos años atrás, no hubiese podido hacer.

Y muchos se preguntarán: ¿cuál es el propósito de avocarse a la ilustración motivacional? Una duda que la misma Daniela se encargó en responder. “Impactar de manera positiva a una comunidad. Ese es y siempre será mi razón de vivir”, señaló.

Una venezolana guiada por la pasión

Aunque sus bases no están del todo relacionadas con el mundo artístico, lo cierto es que, en cierto punto le ayudaron a dar forma a lo que es un medio de expresión. Inspirada en lo que ve, siente, escucha, lee o vive; Guerra transmite a través de sus piezas, ese vehículo inspiracional que logra conectar y reconfortar a cientos de personas.

Siguiendo el ejemplo de sus iguales, tales como: Ana Blooms, Sara Conache o Belinda Kou; la venezolana se ha dado cuenta que no se trata de lo que estudiaste o en lo que te formaste, sino de ese talento guiado por la pasión lo que te hace destacar. Sin embargo, la joven no descartó la posibilidad de aumentar sus técnicas con la formación de alguna carrera relacionada.

Te puede interesar: ¡Campamento La Milagrosa abre sus puertas al arte! Conoce la galería en donde se impulsará el talento nacional

“Si echamos un vistazo al pasado, la Daniela de hace 5 años atrás es totalmente distinta a la que es ahora. El cambio ha sido tan absurdo como maravilloso, pues tu calidad de vida cambia y tu perspectivas de ver las cosas también”, apunto.

«Vive un día a la vez»

Interviniendo piezas fashionistas con su arte, con varios proyectos en puerta y una próxima galería a inaugurarse; Daniela afirmó el brillante futuro que le espera. Y es que, dentro de unos días; la artista dirá presente en un Showroom en el Bosque Bistró, en donde expondrá una serie de trilogías.

¿De qué tratarán? Se basarán en 7 estados de Venezuela, de los cuales se exaltará una comida, un monumento y un paisaje que lo represente. Toda una obra de arte conceptual y enlazado al amor que sentimos por esta tierra.

Aunque el camino para Daniela dentro del mundo artístico apenas comienza, lo cierto es que sus ganas de llevar un mensaje de fe, esperanza y amor al mundo, la convertirán en ese faro de luz que tanto necesitan los venezolanos, en una época en donde la oscuridad los asecha.

Por ello, Guerra puntualizó que lo importante es “Vivir un día a la vez, lo que venga hoy debemos aprovecharlo al máximo, puesto a que el ayer ya lo viviste, pero el mañana no sabes cómo será”.

Si deseas conocer más sobre Daniela Guerra, inspirarte con su arte y conectarte con sus palabras de aliento; te invitamos a seguirla mediante sus redes sociales haciendo clic aquí.

spot_img

Compartir

Relacionadas