¡Se estrena HOY! Jezabel, la nueva película venezolana que llega para mostrar una “sociedad dañada” sin tabúes

Reciente

Nivea lanza sus Cremas Corporales 5 en 1 Cuidado Completo

Nivea trae una nueva línea para cuidarla piel, la...

Shakaspeare se instala en el Centro Cultural Chacao con «El Mercader de Venecia»

El Centro Cultural Chacao recibe a "El Mercader de...

¡Directo al corazón! Vanesa Martín enamoró a Caracas con su simpatía y talento

Venezuela y la cantautora tuvieron un encuentro musical en...

6 cosas que puedes comprar si eres muy fan de Bridgerton

Con el boom de la tercera temporada de Bridgerton,...

Oreo es la galleta oficial de la Vinotinto

Oreo apoya el sueño Vinotinto al firmar un acuerdo...

Te contamos 5 cosas que no sabías de Nicola Coughlan ¡La actriz que deslumbra en Bridgerton!

Desde la primera temporada de "Bridgerton", Lady Penélope, el...

5 cosas que debes saber de Bridgerton 3 (sin spoilers)

Ya se estrenó la tercera temporada de Bridgerton y,...

Lidotel celebra buenas noticias en lo que va de 2024

Lidotel, la cadena hotelera más reconocida e importante de Venezuela,...

Una película que llegó para revolucionar el cine venezolano, Jezabel se estrenará este 11 de agosto y nosotros ya la vimos y conversamos con su director y una de sus protagonistas para contarte TODO sobre este film.

¿De qué se trata la película?

“Alain Barral parece tener un trabajo estable y una vida cómoda. Sin embargo, su mente está anclada al pasado, en el que siempre están en primer plano sus tres amantes del colegio: Cacá, Loló y Eli. Con ellas tuvo rutinas sibaritas, llenas de excesos sexuales, de fiestas y sustancias ilícitas, en lo que parecía ser una vida sin rumbo, a pesar de las “buenas calificaciones”. Entre esos recuerdos, Alain no supera el de la muerte de Eli. Y en su presente nostálgico aparece Salvador Grasso, un periodista que remueve ese pasado y se propone esclarecer un asesinato, mientras se enamora de Alain, a la par que encuentra pistas reveladoras”, cita la sinopsis oficial.  

Una película que se hizo para DEBATIR

Desde que comienza, hasta que termina, Jezabel juega con el espectador de forma perfectamente calculada por su director. “Toma tiempo digerirla cuando la acabas de ver”, comenta jocosamente Hernán Jabes; “Lo que más te molesta de la película, es lo que más tienes que revisar de ti mismo”.

Presentándote en pantalla lo que podría ser el futuro de la sociedad venezolana del 2033, Jezabel estudia de cerca problemas cívicos que existen desde que el mundo es mundo: abuso de poder, manipulación, violencia e impunidad, en un lenguaje muy cercano y realista.

“La película es una gran cebolla con distintas capas que tienes que ir desmembrando porque son muchísimas las cosas que se plantean a nivel directo y metafórico”, comenta su creador. Desde problemas políticos, hasta debates sobre el poliamor, esta película te hace enfrentarte de frente con the elephant in the room, temas que todos sabemos que existen, pero son pocos los que se atreven a hablar de ellos.

Todo el elenco coincide en que fue una película divertida de grabar y de crear, pero al espectador además de entretenerlo, busca despertarlo: “Me encanta que la película se quede en ti, que la reflexiones, que te incomode, que te confronte, es lo ideal para cualquier cineasta. Más allá de que te guste la película, es una película que debe moverte, hacerte sentir cosas”, asegura el director.

Te podría interesar: ¡Talento venezolano! Lluvia Montero Velandia, la artista trans que transforma su sensibilidad en ilustraciones

Experimentos con el sexo y el poliamor

Con una estética bien cuidada y una fotografía impecable, el sexo forma parte fundamental de la historia del film. Los protagonistas viven una relación poliamorosa en donde la experimentación y el autodescubrimiento son el pan de cada día, con la rebeldía adolescente y los sentimientos a flor de piel, juntos viven el placer desde la libertad, dejando a un lado los preceptos de la monogamia.

“En nuestra película el sexo se usa como instrumento de poder. No es sexo gratuito. Lo enfrentamos con una estética respetuosa y hermosa, no es tan cruda como lo puedes sentir”, explica Jabes.

Para lograr la naturalidad de estas escenas, los actores tuvieron espacios para construir una dinámica de trabajo que les permitió soltarse ante las cámaras sin ataduras ni prejuicios: “No teníamos coreógrafo para esos momentos, simplemente una metodología de trabajo propia. Las cosas siempre van a fluir de manera perfecta cuando cada actor se siente respetado, arropado para exponer su cuerpo, su físico y su psicología de manera total y absoluta”, asegura.

En búsqueda de entender las dinámicas del amor poliamoroso y homosexual, el director se codeó con expertos asesores que buscaban crear un ambiente respetuoso y real para las escenas: “Tenía gente a mi alrededor que me ayudaba a entender un poco más esa aproximación y a transmitirle eso a todo el cast. Para mí hacer una película es vivir una experiencia donde sea uno el principio y cambie el final. Esta película nos eliminó prejuicios a todos”.

La visual de una generación perdida

Loló, Cacá, Eli y Alain muestran las consecuencias de una generación perdida. La película se adentra en la vida de estos adolescentes que, sin el acompañamiento de un núcleo familiar sólido, buscan entender al mundo enfocándose en sus lazos sexoafectivos. La ausencia de la familia es fundamental en este film y fue idea de Hernán Jabes mostrar esa óptica.

“Somos muy familiares y cariñosos, pero finalmente no somos profundos en la comunicación con nuestras familias. Entonces ese tema de la ausencia de los padres es muy importante, porque los hijos crecemos a la deriva”, analiza el director sobre la dinámica familiar venezolana.

4 adolescentes con comportamientos cuestionables para cualquier sociedad puritana, no son más que la consecuencia de una dinámica familiar ausente: “A nivel sexual, ni hablar, nosotros aprendimos de sexo en la calle, ninguno de nuestros padres nos habló claramente. Entonces sí, esa cosa de una generación perdida no tiene que ver con la sociedad o la política, sino con la familia y ahí está expuesta un poco”, explica.

Aunque evidentemente no es una película familiar, es uno de los tantos temas que entran en debate:“Es la cara de esos papás y esas mamás que en esos momentos álgidos (sociales, políticos, personales), lo único que hacían era poner en la tv a todo volumen el canal del estado, o soltar improperios a diestra y siniestra, mientras que sus hijos lo que hacían para escapar de esas atorrantes voces, era irse a liberar frustraciones precisamente con drogas, sexo y rock and roll”, explica Jhoana, quien hace de Loló, la única que tiene un papá medianamente presente en el film.

Actuaciones brillantes de puro talento venezolano

La relación que hay entre los 4 protagonistas tiene tanta química que por momentos olvidas que es una película. Shakti Maal, Johanna Juliethe, Eliane Chipia y Gabriel Agüero desarrollaron una relación extraordinaria en el set y es palpable en cada una de las escenas.

“En la primera junta de trabajo, antes de iniciar el rodaje hicimos un pacto de entrega: había que convertirnos en Loló, Alain, Cacá y Eli.  Hernán (director) fue clave para nuestro proceso creativo, nos dejó ser y soltó, pero siempre acompañándonos desde el respeto y las ganas de ver nacer la chispa que definitivamente se ve en la pantalla”, explica Johanna Juliethe.

La actriz recuerda que juntos tomaron como partida un extracto del libro de Eduardo Sánchez, del que se inspiró la película que dice: “El placer también es aburrido. Toda forma de goce la llevamos al límite. Sacrificamos la seducción. Los cuatro cuerpos se hicieron predecibles. Habíamos olvidado la noción del erotismo y el morbo. Los sentidos, cansados e insatisfechos perdieron el apetito. Nada nos excitaba. Nuestra compañía, poco a poco, dio lugar a la conciencia del rechazo. Todo el amor que sentíamos se revolvió en lo más hondo y regresó convertido en un tumor maligno”.

Para lograr ese sentimiento, pasaban el mayor tiempo posible juntos: “Teníamos que aburrirnos de nosotros mismos, entonces no solo convivíamos, también la producción nos llevaba a los distintos scoutings y a cuánta reunión surgiera. Creo que el juego fue la clave para crear la cantidad de capas que tiene cada uno de los personajes. Jugábamos juegos tontos hasta el cansancio”, confiesa la actriz.

Las actuaciones fueron tan brillantes, que las 3 actrices principales fueron galardonadas como “Mejor actriz de reparto” en el Festival de Cine Venezolano 2022, primera y única vez que se entrega este premio a 3 actrices al mismo tiempo.

¡TE ODIO CARACAS!

Es una de las frases más icónicas de Loló en medio del film, pero como espectador, uno se enamora mil veces más de Caracas viéndola desde la estética preciosa de Hernán Jabes y Gerard Uzcátegui.

Lugares hermosos como la plaza Los Palos Grandes, las instalaciones del Campamento La Milagrosa, la sala de redacción de Últimas Noticias y terrazas para enamorarse que dejan ver el Ávila, son los escenarios donde se desarrolla la historia de la película y es maravilloso. Toda la fotografía de la película es hermosa.

¿Cuándo, cómo, dónde?

Esta película se estrenará oficialmente en salas venezolanas este 11 de agosto, para más información puedes seguirlos en @JezabelFilm.

spot_img

Compartir

Relacionadas

De esta forma podría ser la próxima generación de iPhone

Apple se ha convertido en la compañía telefónica predilecta...