¿Cómo cambió nuestra relación con la comida? Los 4 nuevos hábitos que nos deja la pandemia

Reciente

Cotton On inaugura su primera tienda en Venezuela 

Cotton On, la reconocida marca australiana fundada en 1988,...

Los 5 papás más guapos de Hollywood

Además de ser talentosos y estrellas de Hollywood son...

¡Vacaciones! Talento y diversión en el Campamento Broadway

Canto, baile, actuación y actividades geniales de aprendizaje, es...

El primer Cluster de marcas especializadas en interiorismo abre sus puertas

En un emocionante paso hacia la innovación y la...

¡En la pista! Alessandro Famularo busca representar a Venezuela en la Formula 1

El joven piloto venezolano, trabaja para estar en la...

¡Puro talento venezolano! Aquí tienes TODOS los Récords Guinness que tiene Venezuela

El Guinness World Record es la máxima autoridad en...

3 datos que debes saber de «Intensa-mente 2» (sin spoilers)

Desde este jueves 13 de junio el público de...

Montblanc rinde homenaje a su Meisterstück a través de la mirada de Wes Anderson 

Con un diseño en forma de puro negro, tres...

La pandemia del Covid-19 impactó de diferentes maneras a la humanidad. La alimentación y la dinámica de consumo de las personas tuvo un cambio significativo y ahora hay nuevos hábitos. Aquí todos los detalles.

Mayor consumo de origen vegetal

A pesar que los nutricionistas tienen décadas alentando a las personas a comer a base de plantas, uno de los nuevos hábitos es que se ha dado un aumento del consumo de frijoles y lentejas.

Estas alternativas a la proteína animal benefician la salud de los humanos y del planeta.

Comer en familia

La pandemia fue el momento perfecto para que padres e hijos se uniesen en casa y pudiesen compartir en las cenas entre semana.

Diversas investigaciones afirman que esta práctica familiar ayuda a los niños a tener una mejor autoestima, más éxito en la escuela y un menor riesgo de depresión y trastornos por uso de sustancias.

Aprender a cocinar

Aunque es bastante inusual, con la pandemia muchas familias comenzaron a involucrar a los niños en la cocina.

Este aprendizaje es vital, puesto que un estudio demostró que quienes aprendieron a cocinar entre los 18 y los 23 años comen más verduras, menos comida rápida y más comidas familiares.

Te podría interesar: ¡Desintoxícate! 5 alimentos que prometen limpiar el cuerpo de manera natural

Cambio de mentalidad

Comer es una forma de cuidarse, por lo que interrumpir las rutinas alimenticias y las actividades puede ser nefasto y lleva a redescubrir y analizar las relaciones con la comida.

Ante ello, es importante incluir la a autocompasión como práctica diaria – como las meditaciones diarias breves.

spot_img

Compartir

Relacionadas