¡Talento nacional! Jeska Lee Ruiz: «Me sumerjo en la fantasía de mis personajes»

Reciente

Cotton On inaugura su primera tienda en Venezuela 

Cotton On, la reconocida marca australiana fundada en 1988,...

Los 5 papás más guapos de Hollywood

Además de ser talentosos y estrellas de Hollywood son...

¡Vacaciones! Talento y diversión en el Campamento Broadway

Canto, baile, actuación y actividades geniales de aprendizaje, es...

El primer Cluster de marcas especializadas en interiorismo abre sus puertas

En un emocionante paso hacia la innovación y la...

¡En la pista! Alessandro Famularo busca representar a Venezuela en la Formula 1

El joven piloto venezolano, trabaja para estar en la...

¡Puro talento venezolano! Aquí tienes TODOS los Récords Guinness que tiene Venezuela

El Guinness World Record es la máxima autoridad en...

3 datos que debes saber de «Intensa-mente 2» (sin spoilers)

Desde este jueves 13 de junio el público de...

Montblanc rinde homenaje a su Meisterstück a través de la mirada de Wes Anderson 

Con un diseño en forma de puro negro, tres...

Ella es una gran artífice de la interpretación en la pantalla grande, en las tablas y en escenarios como la radio y la televisión, y cada espacio, muestra el talento de Jeska Lee Ruiz, una venezolana que disfruta cada reto y personaje al máximo

Jeska Lee Ruiz es una de las mujeres venezolanas que empodera la industria del entretenimiento nacional. Es alegre, arriesgada y le apasiona cada proyecto que asume.

«Tango Bar«, «Azotes de Barrio 2», «Hijos de la Revolución», entre otras cintas en las que ha destacado su trabajo, cada una le aporta un crecimiento y aprendizaje invaluable. Su intensidad con el arte es una pasión sin límites.

«Profesionalmente soy bastante obsesiva, meticulosa, y apasionada con mi trabajo. Me sumerjo en la fantasía de mis personajes y allí me pierdo feliz, sabiendo y celebrando cada día que esta pasión por la interpretación es mi oficio. Agradezco a cada rato por esta gran fortuna que la vida me permite».

El arte de Jeska 

Para Jeska es complejo auto definirse. «En mi entorno personal soy reservada y defensora de mis espacios íntimos, mi hogar, mis hijas, mis papás, mi familia y mis íntimos amigos, son mi refugio, mi calma y mi mayor tesoro, soy entregada a ellos. Sobre todo a la maternidad, es lo que más amo y el máximo orgullo en mi vida, mis hijas y nuestro amor».

¿Te gustaría darle un vuelco e interpretar a tu personaje soñado?

No me planteo la necesidad de darle un vuelco a la línea de los personajes para los que me llaman. Lo que sí me interesa y me emociona pensar, es que en cada nuevo proyecto tenga la oportunidad de explorar emociones, realidades y contextos distintos, que me pongan a temblar de nervios y que me lleven a un lugar mucho más profundo en la exploración y en el hacer. Respecto al personaje soñado, siempre será el próximo, siempre que termino un rodaje o una obra, descanso e inmediatamente estoy soñando con el siguiente, vivo en el vértigo de lo nuevo que vendrá.

Si no te llega el personaje, ¿has pensado en crear una historia?

Hasta el momento no me he planteado esa alternativa creativa. El escribir, producir, ensamblar un equipo y liderarlo para llevar a buen término una historia, es un trabajón, que en lo particular, en este momento de mi vida me intimida, todos los roles del hecho creativo merecen una dedicación incorruptible, para llegar a concretar una obra realmente brillante. Sinceramente no lo descarto a futuro, sería una aventura maravillosa, una hazaña.

Detrás de un proyecto

Arte, pasión, entrega y más, son palabras que puntualizan muy bien quién es Jeska Lee Ruiz. En Venezuela el trayecto es diferente en esta industria del entretenimiento, pero no intimida sus ganas, más bien hace que vaya por más.

¿Lo mejor y el mayor sacrificio de hacer cine o teatro en Venezuela?

Lo mejor es que mi vida es completamente surreal, jamás un día se parece a otro y las personas, experiencias, lecciones, diversidad de contextos, culturas y gente maravillosa que está inmersa y rodea al mundo del arte, son de las ganancias más hermosas de crecimiento en mi vida.

Lo más sacrificado son los horarios eternos que inviertes ensayando, rodando o en funciones, la vida se te vuelve un loop con cada proyecto, en el que solo puedes y debes dedicarte a una sola cosa a la vez: actuar. Ausentarte presencialmente a ratos para tus afectos por causa de estos horarios, también es algo que me duele un poquito. Sacrificio es también dejar mucho de ti en cada proyecto hecho, que muchas veces la retribución en todos los sentidos no le hace justicia.

¿Cómo defines la visión del arte y la cultura en este momento?

Tengo la sensación de que estamos siendo bastante pacatos, con las historias que nos estamos contando a nosotros mismos, también en la manera, en las técnicas o las vías usadas, ya poco me deja sin aliento. Nos echamos el mismo cuento una y otra vez en distintas versiones, con diferentes caras y vestuarios.

Siento la necesidad de ser más arriesgada en el arte, de decir y revelar las cosas que nadie está diciendo, de sorprender, de transgredir, de experimentar y probar, de retar y de incomodar y no está pasando, no lo estamos haciendo. A ratos miro atrás, a los artistas de décadas pasadas desde los 50’s hasta ahora, que han transformado la historia con la autenticidad de su obra y mensaje y me impresiono, me conmuevo como si se tratase de algo tan puro y nuevo, que descubro una y otra vez al verlos. Me decepciona que muy poco me pasa con artistas contemporáneos, no estamos diciendo nada nuevo, ni poniendo las luces sobre los lugares que más interesan.

La radio es otra de tus pasiones, ¿cuál es la clave para permanecer y tener a tus fieles oyentes?

Tienes razón, es otro de mis oficios que es una gran pasión, que por circunstancias de la vida he tenido que pausar por casi dos años. Creo que la clave para todo está en la constancia, en lo genuino y profundo que puedas llegar a ser ahondando, investigando, conversando y exponiendo luces, sobre algo que realmente amas, en mi caso he ejercido el periodismo desde el servicio al arte, a la cultura, al cine y al teatro, llego a la conclusión que la clave está en ser monotemática, que la gente de una vez te asocia con un tema y te identifica automáticamente.

Dos años y algo más fuera del aire, y aún me envían correos y mensajes, para solicitarme entrevistas o preguntarme qué obra de teatro ver o cuál película es buena. Ya me dio nostalgia, deseo regresar muy pronto.

Su inspiración

Jeska ama inmensamente a su familia, es la prioridad de su vida, quienes la motivan, hacen que sus ganas de luchar se multipliquen y su arte se los dedica a sus hijas.

¿Cómo combinas tantos compromisos profesionales con el rol de madre?

Hago magia, malabares, prestidigitación, escapismo, teletransportación, viajes astrales, acrobacias, invitaciones a la gracia divina, mucha disciplina, concentración, confianza y fe, además de mensajes y llamadas telefónicas a la red de apoyo de amor que me sostiene, a la que agradezco estar siempre para mí y mis niñas.

Miro un poco atrás y siendo completamente sincera, no sé ni tengo una fórmula con la que lo he logrado, pero aquí estamos mis hijas y yo felices, sanas y óptimas avanzando juntas en la vida. La verdad es que son un par de soles y ahora que son ya unas señoritas, son mis aliadas en todo, mis asesoras, mis asistentes, mis máximas fuentes de energía y mi cobijo de amor en cada respiro.

¿Qués es lo que más disfrutas del tiempo en familia?

El amor y la seguridad que me da el tener un hogar donde todos podemos ser y expresarnos, sin sentir la necesidad de cumplir con expectativas o normas sociales absurdas. Tenemos nuestro propio lenguaje y maneras que nos hagan sentir cómodos a todos.

El amor y la confianza que hemos construido con mi familia, no lo consigo en ningún otro lugar.

¿Alguien más en casa que ama el mundo artístico?

Mis hijas tienen un amor casi natural y muy buen gusto por las artes en general. Consumen arte en todas sus manifestaciones, debo decir que son mis referentes de consulta, para mantenerme fresca y al día con todo lo que está pasando en el mundo artístico mundial. No manejo nada en realidad respecto a este tema, las dejo ser y las admiro por ser como son de libres y sensatas, con un criterio bastante depurado de prejuicios.

Lo que viene

Siempre tiene propuestas y personajes que la emocionan y la invitan a dar lo mejor de sí. Su ferviente dedicación al cine y al teatro deja huella por doquier, ahora tiene más qué contar, gracias a su talento.

¿En cuál escenario laboral te sientes más empoderada?

Sin duda actuando. Aunque no niego que ese poder es totalmente proporcional, a los nervios e inseguridad que me genera mi oficio. Parece contradictorio pero es así, encarar los miedos empodera.

¿Qué otros proyectos preparas para este año? 

El proyecto de regresar a la televisión ejerciendo el periodismo cultural, es uno que está pendiente. Regresar al teatro con una obra contundente es otro y sin duda, seguir el camino del cine, que parece haberme escogido como favorito en el hacer de estos últimos años. Acabo de terminar de rodar una película, estoy en conversaciones para otro largometraje y me acaban de ofrecer dos personajes para cortometrajes. Así que mis proyectos de este año serán seguir viviendo mi sueño. 

@vanesitaalves

Fotos: Nicolás Serrano @nicolook19

spot_img

Compartir

Relacionadas