¡Una joya con historia! El origen del broche de la princesa Charlotte en el funeral de su bisabuela

Reciente

Bodegas Pomar presenta a sus nuevos embajadores

La cantante Karina, el especialista en vinos Carlos Torrealba...

“Fedal” de regreso gracias a Louis Vuitton

Los dos tenistas se unieron para una campaña emotiva,...

Orfebre venezolana presente en Cannes

En el Festival de Cannes el actor Nicolas Cage...

Laura Termini regresa a Venezuela con proyectos que enaltecen al talento nacional

Es actriz, animadora, actriz de doblaje, cantante y más,...

«Criaturas asombrosas» una aventura que estará en el Festival de Cine Francés en Venezuela

Drama, ciencia ficción y humor, es la esencia de...

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Celebraciones grises y tristes han perdurado en la familia real británica por la muerte de Isabel II. A pesar de la conmoción, el protocolo debe continuar y todos cumplir con lo requerido. Por ello, muchos se deben vestir acorde, incluyendo a los más pequeños. Aquí los detalles de la joya de la princesa Charlotte.

El complemento perfecto

La hija de los príncipes de Gales, Guillermo y Kate Middleton, lució un impecable abrigo color negro – de la marca española Ancar – junto a un sombrero a juego – de la firma Jane Taylor – con un toque fascinante: un broche de diamantes en forma de herradura.

Este look fue el elegido para la princesa Charlotte. De esta manera, la joven de la realeza conmemoró a Isabel II en su funeral de Isabel II.

Un significado sentimental

El broche de herradura cuenta con mucha historia. La reina Isabel II es conocida por su amor por los caballos y la equitación. Este amor de la reina lo despertó su abuelo – el rey Jorge V -, quien le regaló un poni de raza Shetland a los cuatro años.

Esta fascinación la acompañó el resto de su vida, llevándola a convertirse en figura central del certamen ecuestre de Royal Ascot y a convertir los paseos en caballo como el mejor lugar para hacer negocios.

En este sentido, la pieza honra esta pasión que la fallecida monarca compartía con la niña. Esta pieza forma parte de la amplia colección de joyas de la familia real británica.

Te podría interesar: El joyero de la reina Sofía: Los 4 broches más especiales y las historias detrás de ellos

Gran valor histórico

La joya tiene más de 100 años de antigüedad. Para 1929, la todavía duquesa de York y futura reina consorte fue fotografiada con el broche. Este procedía del joyero de la reina María de Teck – su suegra y madre del rey Jorge VI -.

De esta manera, la reina Madre se lo regaló a su hija mayor, quien amaba los caballos. Así, 93 años después, la alhaja llega a la princesa Charlotte, pasándose de generación en generación y reforzando la afinidad de la realeza con el mundo ecuestre.

spot_img

Compartir

Relacionadas