¿Es realmente saludable? La verdad tras los famosos ‘Acai bowls’

Reciente

Nivea lanza sus Cremas Corporales 5 en 1 Cuidado Completo

Nivea trae una nueva línea para cuidarla piel, la...

Shakaspeare se instala en el Centro Cultural Chacao con «El Mercader de Venecia»

El Centro Cultural Chacao recibe a "El Mercader de...

¡Directo al corazón! Vanesa Martín enamoró a Caracas con su simpatía y talento

Venezuela y la cantautora tuvieron un encuentro musical en...

6 cosas que puedes comprar si eres muy fan de Bridgerton

Con el boom de la tercera temporada de Bridgerton,...

Oreo es la galleta oficial de la Vinotinto

Oreo apoya el sueño Vinotinto al firmar un acuerdo...

Te contamos 5 cosas que no sabías de Nicola Coughlan ¡La actriz que deslumbra en Bridgerton!

Desde la primera temporada de "Bridgerton", Lady Penélope, el...

5 cosas que debes saber de Bridgerton 3 (sin spoilers)

Ya se estrenó la tercera temporada de Bridgerton y,...

Lidotel celebra buenas noticias en lo que va de 2024

Lidotel, la cadena hotelera más reconocida e importante de Venezuela,...

Las redes sociales se manejan así: alguna celebrity muestra un alimento fuera de lo común y enseguida sale una ola de fanáticos a promoverlo. Las famosas ‘súper food’ son muchas veces campañas de marketing muy bien producidas. Hoy analizamos el caso de los famosos acai bowls que están llenando Instagram de batidos morados.

Todo en exceso es malo

Lo importante es medir los toppings y tomar en cuenta sus valores nutricionales.

Hechos de cerezas acai trituradas de base, combinada con los toppings de tu preferencia (frutas, nueces, cereales, etc), los acai bowls se han convertido en una de las comidas más instagrameadas del momento. Si bien tienen toda la pinta de ser saludables (por ser frutas, sin azúcar añadidos y ser naturales), hay que tomar algunos aspectos en consideración:

Una porción de una taza, solamente del puré de acai hecho en casa, tiene en promedio: 211 calorías, 6 gramos de grasa, 3 gramos de proteína, 19 gramos de azúcar y 7 gramos de fibra.

Los números están más que bien, pero las versiones callejeras, suelen estar endulzadas para hacerlas más atractivas para los consumidores y pueden llegar a tener en una taza, hasta 75 gramos de azúcar, o sea 2/3 de taza.

Las pautas dietéticas más recientes (para los estadounidenses) recomiendan limitar su consumo diario de azúcar agregada a no más de 12 cucharaditas para aquellos que siguen una dieta de 2,000 calorías, lo que equivale a aproximadamente 48 gramos de azúcar.

Un bowl de acai, puede tener alrededor del 23% del límite diario total. Son saludables pero, con moderación.

El lado POSITIVO de los bowls

Una de las mejores formas de mantenerlo libre de calorías adicionales, es servirlo como smoothie y no como bowl.

Además de tener un efecto saciante maravilloso (más si lo combinas con semillas de chía), son una fuente de antioxidantes y vitaminas. En un estudio reciente se demostró que el consumo de pulpa de acai y puré de manzana en una merienda, aumentó los niveles de antioxidantes en la sangre en 12 adultos sanos en 24 horas.

También, contienen grasas saludables y bajas cantidades de azúcar, así como muchos minerales traza y compuestos vegetales, incluidas las antocianinas (un compuesto que protege el corazón).

Tiene otros beneficios (que no se han confirmado en humanos aún), para el cerebro mejorando la edad de la memoria, manteniéndola activa por más tiempo en ratas.

Resulta ser un alimento positivo, siempre y cuando se tenga cuidado con los ingredientes que se utilizan como acompañantes. Todo en exceso es perjudicial. Para cualquier información nutricional adicional, consulta con tu nutricionista de confianza.

spot_img

Compartir

Relacionadas

Pablo Alborán sale del clóset: “Quiero ser tan libre como mis canciones”

El cantautor español conocido por sus baladas románticas, tomó la...

Tony Roma’s se mantiene firme en el país con su exquisito menú

Con el propósito de ofrecerle a los venezolanos platillos...

El viaje al planeta rojo será más pronto de lo que se esperaba

Si creían que viajar al planeta Marte era algo...