¿Por qué han acusado a Netflix de incitar la pedofilia? Conoce la historia detrás de ‘Cuties’

Reciente

Cotton On inaugura su primera tienda en Venezuela 

Cotton On, la reconocida marca australiana fundada en 1988,...

Los 5 papás más guapos de Hollywood

Además de ser talentosos y estrellas de Hollywood son...

¡Vacaciones! Talento y diversión en el Campamento Broadway

Canto, baile, actuación y actividades geniales de aprendizaje, es...

El primer Cluster de marcas especializadas en interiorismo abre sus puertas

En un emocionante paso hacia la innovación y la...

¡En la pista! Alessandro Famularo busca representar a Venezuela en la Formula 1

El joven piloto venezolano, trabaja para estar en la...

¡Puro talento venezolano! Aquí tienes TODOS los Récords Guinness que tiene Venezuela

El Guinness World Record es la máxima autoridad en...

3 datos que debes saber de «Intensa-mente 2» (sin spoilers)

Desde este jueves 13 de junio el público de...

Montblanc rinde homenaje a su Meisterstück a través de la mirada de Wes Anderson 

Con un diseño en forma de puro negro, tres...

Estamos en el medio de una era en donde los acosos, abusos sexuales y todo aquello que atente contra la integridad física de los seres humanos está siendo discutido mediante manifestaciones y movimientos que buscan acabar con esto y, además, mejorar la perspectiva de la sociedad de hoy en día. Uno de los tópicos más polémicos de los últimos meses, ha sido el de la Pedofilia que, aunque sea una perversión que viene de años atrás; ahora es que se está evidenciando mucho más. Un factor con el que la plataforma Netflix se vio involucrada recientemente, a tal punto de que recibió críticas y opiniones negativas por la promoción de una nueva película que, aparentemente, incitaba a la pedofilia. ¿Fue realmente así?, ¿en qué terminó esto? Aquí te contamos todos los detalles.

un error en la estrategia publicitaria

El pasado miércoles la plataforma streaming anunció el estreno de Cuties, una película francesa que estará disponible próximamente en la parrilla de Netflix. Pero, el problema fue la promoción que se le dio a ésta, pues junto a un póster y a una descripción que acompañaron el anuncio del film, causaron una gran polémica que, a escala mundial, los usuarios posicionaron la etiqueta en Twiiter de #NetflixPedofilia.

Te puede interesar: Huascar Barradas: “Un canto desde el Ávila será una caricia para el alma”

Y es que, el póster que mostró originalmente la empresa mostraba a las niñas con trajes reveladores y haciendo twerking, lo que provocó que los usuarios de la mentada red social sabotearan la cinta, e incluso llamaron a la producción «asquerosa» y la tacharon de normalizar la pedofilia. Sin embargo, todo se trató de un malentendido y de un mal uso de la campaña. Pues por otro lado, el público que ya vio Cuties invitó a los detractores a ignorar la promoción que le dio la compañía y que se enfocaran en el verdadero mensaje del film.

Ante todo este revuelo, como era de esperarse, Netflix decidió pronunciarse y envió una disculpa pública mediante su cuenta en la red social del pajarito azul. Allí se explicó que la estrategia de marketing que utilizaron estuvo equivocada, y no representa en realidad lo que la película quiere transmitir. «Lamentamos profundamente las ilustraciones inapropiadas que usamos para Cuties. No estaba bien, ni era representativo de esta película francesa que ganó un premio en el Festival de Sundance. Hemos actualizado las imágenes y la descripción», profesó el comunicado.

la verdadera historia

Y, sin duda alguna, el póster que habían sacado a la luz muestra una clara diferencia con el cartel que Bac Films hizo para la promoción en su país de origen. Por otro lado, y de acuerdo a la reseña francesa, Cuties cuenta la historia de Amy, una niña inmigrante de 11 años, originaria de Senegal y que vive junto a su madre, Mariam, en uno de los barrios más pobre de París. Todo da un giro interesante, cuando la joven empieza a mostrar su gusto con el twerking, un baile de estilo adulto y moderno que contrasta con las tradiciones de su familia.

Además, es importante acotar que la película obtuvo el premio World Cinema Dramatic Directing en el festival de Sundance y, además, logró una Mención Especial del Jurado en el Festival Internacional de Cine de Berlín. Por si fuera poco, la puntuación porcentual que se le dio en Rotten Tomatoes era del 82%, en donde fue alabada por la crítica por la presentación de temas como la hipersexualización de las niñas, así como a la religión.

un reflejo de la realidad

Mientras tanto, la directora de la cinta es MaÏmouna Doucouré, una mujer proveniente de París y también con ascendencia senegalesa. Antes de toda la situación, la francesa de 35 años dio una entrevista al sitio web Cineuropa, en donde comentó acerca de toda la trama que gira entorno a los personajes.

En sí, la creativo invitó a que se conocieran a fondo a las protagonistas, a que no las juzgaran y entendieran el trasfondo y el contexto de todas las circunstancias: «Este es un retrato intransigente de una niña de 11 años sumergida en un mundo que le impone una serie de reglas. Era muy importante no señalar a estas chicas, pero sobre todo, entenderlas, escucharlas, darles una voz, tener en cuenta la complejidad de lo que están viviendo en la sociedad, y todo eso en paralelo a su infancia que siempre está ahí, su imaginación, su inocencia».

Al mismo tiempo, Doucouré apunto que no solo se basó en toda la experiencia por la que tuvo que pasar Amy desde su infancia, sino que también logró captar la esencia de las sociedades actuales, sus jóvenes que están bajo el escrutinio de las redes sociales desde edades muy tempranas. «Durante mi investigación, vi que todas chicas jóvenes que había conocido estaban muy expuestas a las plataformas 2.0. Y con los nuevos estándares sociales, las formas de presentarse cambian», añadió la directora.

En su estudio, la creativa se preguntó el por qué tantas personas seguían a niñas que, como consecuencia de la era digital, se había arrojado a la moda actual: ser sensuales en redes sociales. «Vi que unas 400.000 personas seguían a chicas muy jóvenes en las redes y traté de entender la causa. No había razones en particular, además del hecho de que habían publicado fotos reveladoras, eso es lo que les había traído esta ‘fama‘», destacó.

TE PUEDE INTERESAR: Agatha Christie llega a la pantalla grande con “Muerte en el Nilo”

un llamado de atención

Y, justamente, es lo que MaÏmouna quiso abordar con esta película, que se entendiera la importancia de un factor tan agravante como lo es la pedofilia, las consecuencias que esto trae y, claro está, el problema que hay que corregir.

Sin embargo, tras todas las acusaciones de pedofilia que le llegaron, la francesa decidió cerrar su cuenta en twiiter. Un lamentable caso que se produjo por una equivocada campaña en redes sociales. Una lección que, de seguro, la plataforma streaming entendió.

spot_img

Compartir

Relacionadas