5 razones por las que no te puedes perder «Scoop», la nueva película de Netflix

Reciente

Shakaspeare se instala en el Centro Cultural Chacao con «El Mercader de Venecia»

El Centro Cultural Chacao recibe a "El Mercader de...

¡Directo al corazón! Vanesa Martín enamoró a Caracas con su simpatía y talento

Venezuela y la cantautora tuvieron un encuentro musical en...

6 cosas que puedes comprar si eres muy fan de Bridgerton

Con el boom de la tercera temporada de Bridgerton,...

Oreo es la galleta oficial de la Vinotinto

Oreo apoya el sueño Vinotinto al firmar un acuerdo...

Te contamos 5 cosas que no sabías de Nicola Coughlan ¡La actriz que deslumbra en Bridgerton!

Desde la primera temporada de "Bridgerton", Lady Penélope, el...

5 cosas que debes saber de Bridgerton 3 (sin spoilers)

Ya se estrenó la tercera temporada de Bridgerton y,...

Lidotel celebra buenas noticias en lo que va de 2024

Lidotel, la cadena hotelera más reconocida e importante de Venezuela,...

Reik trae un «Panorama» con su esencia original

La banda ha experimentado distintos sonidos y vuelven a...

«Scoop» es la nueva película de netflix que cuenta cómo se realizó la infame entrevista del príncipe Andrés en 2019. Ese año el príncipe se sentó con la periodista Emiliy Maitlis del programa de Newsnight de la BBC en el que intentaba aclarar su relación con el agresor y traficante sexual Jeffrey Epstein, y aunque esa era la intención de la entrevista, sucedió todo lo contrario.

La entrevista hundió al duque de York y lo condenó a su retiro forzoso de sus deberes reales. Ahora, una película en Netflix, «Scoop» (La Primicia), cuenta los entresijos de la producción de Newsnight para obtener esta entrevista y lo que significó para todos los involucrados.

La historia 

Para quienes no saben, el príncipe Andrés mantuvo una estrecha amistad con Jeffrey Epstein. Tanto que Andrés es acusado por una de las chicas explotadas por Epstein, Virginia Giuffre, de mantener relaciones sexuales con ella cuando tenía 17 años tres veces en distintos lugares del mundo. El hijo favorito de la reina Isabel II lo negó siempre, pero habían demasiados elementos que lo incriminaban. Cuando el escándalo ya no se podía ignorar más el príncipe accede a dar una entrevista a un programa de la BBC y es aquí de donde parte la historia y lo que hizo una productora para conseguir la exclusiva.

Te puede interesar: Kate Middleton, princesa de Gales, anuncia que tiene cáncer

Las actuaciones

Scoop

Algo que se debe resaltar son las interpretaciones de los cuatro personajes principales. Rufus Sewell, irreconocible como el príncipe, y dando una magistral clase de actuación. Billie Piper como la productora Sam McAlister, quien consiguió la entrevista y escribió un libro sobre todo lo que pasó (que es en el que se basa la película). Gillian Anderson como la presentadora Emily Maitlis y Keeley Hawes como Amanda Tirsk, la secretaria privada de Andrés.

Los entresijos de Scoop

La película no presenta grandes emociones y llega un punto que llega a ser tediosa, pero desgrana de forma excelente lo que costó la entrevista y lo que es mejor, las consecuencias de la misma para el príncipe y su equipo. Ellos no midieron las consecuencias de la misma y confiaban plenamente en que la misma podría levantar y limpiar la imagen del también duque.

La entrevista 

Para quienes no vieron la entrevista, Scoop, nos aproxima a ella y resalta las partes más rocambolescas de esos 50 minutos, por ejemplo la declaración de Andrés cuando dice que el no podía ser quien había estado con Giuffre porque él no sudaba y la chica asegura que lo hizo mientras estaban en una discoteca.

También destacan cuando Andrés dice que no se arrepiente de haber sido amigo de Epstein porque gracias a él pudo conocer a gente que le fue «muy útil», así como defender su estadía por varios días en la casa de Epstein en Nueva York en 2010. También es memorable cuando dijo que era imposible haber tenido relaciones con Giuffre en una fecha en específico porque ese día, él, el príncipe Andrés, estaba en una pizzería.

Las consecuencias

Si algo quedó claro fue que el duque de York no salió muy bien parado. Tanto, como dijimos anteriormente, que tuvo que renunciar a sus deberes reales debido al desastre de sus declaraciones. La entrevista fue calificada por los espectadores como un gran choque de carros y se hizo tendencia en Gran Bretaña en las redes sociales, además de producir innumerables memes.

Los medios también se refirieron a la misma como «una masterclass de lo que no se debe hacer en las relaciones públicas».

El director Philip Martin, señala que la película sirve como recordatorio de lo que es y hace el periodismo. «Es lo que hace el periodismo, hace que el privilegiado y poderoso rinda cuentas, a la vez que vive el escrutinio de la sociedad

spot_img

Compartir

Relacionadas