Si Isabel II es la reina, ¿Por qué Felipe no era el rey?

Reciente

Bodegas Pomar presenta a sus nuevos embajadores

La cantante Karina, el especialista en vinos Carlos Torrealba...

“Fedal” de regreso gracias a Louis Vuitton

Los dos tenistas se unieron para una campaña emotiva,...

Orfebre venezolana presente en Cannes

En el Festival de Cannes el actor Nicolas Cage...

Laura Termini regresa a Venezuela con proyectos que enaltecen al talento nacional

Es actriz, animadora, actriz de doblaje, cantante y más,...

«Criaturas asombrosas» una aventura que estará en el Festival de Cine Francés en Venezuela

Drama, ciencia ficción y humor, es la esencia de...

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Cuando de títulos nobiliarios se trata, hay cientos de reglas que acatar. Una de las dudas más grandes alrededor del título del príncipe Felipe, es por qué jamás fue proclamado rey. ¿Quieres saber por qué era príncipe y no rey? Aquí te contamos todo.

Felipe tenía un pasado noble

Durante toda su vida fue tratado de «Alteza real».

 Aunque se puede pensar que la reina Isabel II es la única perteneciente a la monarquía, la verdad es que el príncipe Felipe tenía sangre real tanto griega como danesa. Sus ancestros pertenecían a la realeza, así que por derecho, él era técnicamente un príncipe antes de conocer a Isabel II. Como regla, para poder ejercer algún cargo político o de estado, los involucrados deben renunciar a sus títulos anteriores y ser nacionalizados británicos.

Te podría interesar: ¿Fue un cuento de hadas? La historia de amor entre Isabel II y el príncipe Felipe

La reina lo nombró príncipe de Inglaterra.

Para poder casarse con Isabel II, Felipe debió renunciar a sus títulos nobiliarios y adoptar un nombre anglosajón que se adaptara a sus nuevas responsabilidades. Quedó como Felipe Mountbatten. Después de su matrimonio, su esposa lo nombró oficialmente príncipe para la corona británica, pero ¿Por qué si su esposa es la reina, él no era llamado el rey?

Para poder optar por la corona británica, es necesario que la línea sea consanguínea. El papá de Isabel II, George VI, era rey, por lo que estaba en su sangre seguir como reina (al igual que en la de todos sus hijos, y los hijos de sus hijos). Felipe NO formaba parte de la línea consanguínea, por lo que solo podía optar al título de príncipe consorte, no de rey.

¿Qué significa ser príncipe consorte? “Consorte”, significa participante y es un título que en términos monárquicos, se le designa a la pareja formal del monarca. Dato curioso: cuando es la esposa de un rey, se vuelve inmediatamente reina. Cuando es el esposo de una reina, solo puede optar por un título nobiliario otorgado por ella.

En el caso de Felipe, fue nombrado duque de Edimburgo y conde de Merioneth y barón de Greenwich por el rey Jorge VI. 10 años después de su boda con Isabel II, esta lo nombró príncipe del Reino Unido. Un título que lo acompañó hasta el día de su muerte.

spot_img

Compartir

Relacionadas