¿Hubo final feliz? Todos los detalles de la boda de la princesa Margarita

Reciente

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Kevin Costner recibe gran ovación en Cannes (+5 increíbles películas protagonizadas por él)

Kevin Costner regresa al cine en Cannes con Horizon:...

Sansa, el templo de la cosmética coreana, abrió sus puertas

La coméstica coreana ya tiene un lugar en el...

Los 10 mejores looks de Cannes 2024

El festival de Cannes, no solo nos muestra lo...

“Atrévete” a estar mejor de la mano de Ernesto Fuenmayor

El conocido conferencista, Ernesto Fuenmayor, vuelve a los eventos...

La Casa Bistró tiene nuevo festival: «Dos cocineros con hambre»

El comedor de La Casa Bistró huele a plan...

Cara a cara: Luke Newton

Texto: Verónica Egañez Es el tercer hijo varón de los...

Su personalidad excéntrica y fuera de lo común, escandalizó más de una vez a la realeza. La princesa Margarita se casó en 1960 con un fotógrafo llamado Antony Armstrong-Jones. Aunque la boda fue como sacada de un cuento de hadas, todo terminó siendo un caos y aquí te contamos los detalles:

Una historia de amor peculiar

La Princesa Margarita sonríe a la cámara mientras su prometido la observa.

La vida amorosa de la princesa Margarita estuvo en las primeras planas de los periódicos de chismes por mucho tiempo. Conocida por su carácter rebelde no le huyó a los spotlights y tuvo una relación amorosa con un guardia de honor del palacio.

La princesa Margarita en sus fotos oficiales de compromiso, con su anillo de rosa.

Peter Townsend, fue un miembro de la fuerza aérea británica que le sirvió al rey George VI (y luego a la reina Isabel II). Cuando conoció a Margarita, estaba casado y tenía dos hijos. Al poco tiempo se divorció y se hizo oficial su relación con la princesa. Ella estaba perdidamente enamorada y hasta hablaron de matrimonio, pero el gobierno británico no lo permitió.

Los problemas comenzaron a afectar su relación hasta que llegó un momento que decidieron terminar. Margarita lo hizo público con un anuncio que recalcaba su compromiso con la corona por encima de cualquier relación amorosa. Todo sucedió en 1955.

En 1958, conoció a un fotógrafo que le cambiaría la vida.

¡Amor en forma de rosas!

Antony Armstrong-Jones, un simpático fotógrafo apareció en una cena y el flechazo fue inmediato. Un año después de conocerse, se comprometieron. Su anillo ha sido uno de los más icónicos de la monarquía: es un rubí central, cubierto de diamantes alrededor que juntos hacen una rosa. Todo en honor a “Rose”, el segundo nombre de la princesa Margarita.

Parecían ser el uno para el otro, ambos con un carácter excéntrico y diferente, pero el compromiso no fue del todo aprobado por la realeza. Si bien Elizabeth se mantuvo a favor de su hermana en todo momento, parte del pasado de Jones comenzó a escaparse en los periódicos. Tríos, relaciones poliamorosas e incluso, inclinaciones homosexuales parecían ser parte de la cotidianidad del fotógrafo. A Margaret no le importó y decidieron continuar con su matrimonio.

Te podría interesar: ¿Por qué es azul? La historia del anillo de compromiso de Diana de Gales

La belleza de la simplicidad

Es uno de los vestidos más icónicos de la realeza, aunque después de la boda, los medios atacaron a la princesa Margarita diciendo que lucía muy simple.

La moda siempre fue importante para Margarita, la elección de su vestido de novia tenía a toda la prensa de cabeza. Nadie tuvo detalles hasta el último momento de la ceremonia. Seleccionó a Normal Hartnell para el diseño, quien era el modista oficial de la familia (hizo el vestido de coronación de Isabel II y también, su vestido de bodas).

A la izquierda, el boceto original del vestido de la princesa hecho por Norman Hartnell.

Con una silueta entallada en la cintura, un escote profundo (al menos para la época) en V y mangas largas, el vestido de Margarita figura como uno de los más simples y elegantes de la historia de la monarquía.

Te podría interesar: La historia del ESPECTACULAR vestido de novia de Grace Kelly

Datos curiosos:

Se casó cuando tenía 26 años.

La tiara que utilizó la compró ella misma (otra vez, rompiendo los patrones). Fue diseñada en 1870 por la joyería inglesa Garrard & Co, y desde que la vio la princesa, se enamoró. No lo hizo específicamente para su boda, de hecho, la uso en más de una ocasión antes del magno evento. Ahora, se le conoce por ser la corona favorita de Margaret.  

Con 2.000 invitados, la boda de la princesa Margarita fue la primera televisada en la historia. Cada paso de la ceremonia fue visto por 300 millones de personas alrededor del mundo.

Después del “Sí acepto”, se le otorgó a la princesa el título de Su Alteza real, princesa Margarita Condesa de Snowdon y a su esposo, conde de Snowdon.

Al salir de la catedral, hicieron un desayuno con 120 personas cercanas de la familia para celebrar la unión. Nunca se había celebrado de esa manera antes. ¡Siempre rompiendo esquemas!

No hubo felices para siempre; Aunque la boda fue hermosa y todo parecía ir bien, la unión fue lejos de ser perfecta. El matrimonio estuvo rodeado de escándalos, infidelidades y problemas. Se divorciaron tras 18 años de casados en 1978.

spot_img

Compartir

Relacionadas