¡Por siempre Reina! Los mejores recuerdos de la coronación de la reina Isabel II

Reciente

Bodegas Pomar presenta a sus nuevos embajadores

La cantante Karina, el especialista en vinos Carlos Torrealba...

“Fedal” de regreso gracias a Louis Vuitton

Los dos tenistas se unieron para una campaña emotiva,...

Orfebre venezolana presente en Cannes

En el Festival de Cannes el actor Nicolas Cage...

Laura Termini regresa a Venezuela con proyectos que enaltecen al talento nacional

Es actriz, animadora, actriz de doblaje, cantante y más,...

«Criaturas asombrosas» una aventura que estará en el Festival de Cine Francés en Venezuela

Drama, ciencia ficción y humor, es la esencia de...

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

El 2 de junio de 1953 la reina Isabel II fue coronada. Un momento histórico que marcaría el rumbo de Inglaterra y la vida de una mujer, ahora es recordado con melancolía. Aquí los mejores recuerdos de la coronación.

Moviendo a las masas

8 mil invitados esperaban la llegada de la reina Isabel a la Abadía de Westminster. En este espacio se marcó el inicio de la ceremonia religiosa que concluiría en su coronación.

Con un vestido de seda blanco bordado con los emblemas de los países de la Mancomunidad, junto al Manto del Estado – hecho de terciopelo – de más de cinco metros de largo, llegó Isabel con siete damas de honor.

«Por la gracia de Dios mantendré mis promesas y las cumpliré», aseguró ese 2 de junio de 1953. Y así lo hizo hasta su muerte.

Una corona a la altura

Desde Westminster, la reina Isabel llegó Buckingham Palace con una sonrisa dibujada en el rostro. En ese momento, la soberana recién coronada portaba la corona imperial y el orbe.

Con esta esfera de oro hueca decorada con gemas en su ecuador y su meridiano, Isabel le demostraba al mundo su papel como defensora de la fe.

Te podría interesar: ¡Un reinado histórico! 5 momentos claves en la vida de la reina Isabel II

Llegada a la pantalla chica

Su coronación se convirtió en el evento de la historia de la televisión. Este tipo de eventos nunca se grabó, pero la llegada de Isabel lo cambió todo. Aunque Wiston Churchill pensaba que no era correcto, la Reina consideró apropiado grabar la ceremonia.

A pesar de que menos de un tercio de la población británica tenía televisor en 1952, la demanda para ver la coronación aumentó e incrementó la venta de televisores.

Así, el día del evento, se reunieron multitudes en cines y teatros para ver las 11 horas de cobertura en vivo. En el Reino Unido el público alcanzó los 20 millones, aproximadamente el 40% de la población.

La muestra de su amor

Una vez colocado el manto de la coronación y la corona Imperial, la Reina posa junto a su esposo el duque de Edimburgo.

En aquel entonces los consortes de las reinas coronadas no tenían un papel activo en la ceremonia. Sin embargo, Felipe fue el primero quien, tras el arzobispo de Canterbury, en prestó homenaje a la nueva reina.

spot_img

Compartir

Relacionadas