¿Existe alguna fórmula para el beso perfecto? Aquí te contamos los detalles científicos para un un beso ¡De película!

Reciente

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Kevin Costner recibe gran ovación en Cannes (+5 increíbles películas protagonizadas por él)

Kevin Costner regresa al cine en Cannes con Horizon:...

Sansa, el templo de la cosmética coreana, abrió sus puertas

La coméstica coreana ya tiene un lugar en el...

Los 10 mejores looks de Cannes 2024

El festival de Cannes, no solo nos muestra lo...

“Atrévete” a estar mejor de la mano de Ernesto Fuenmayor

El conocido conferencista, Ernesto Fuenmayor, vuelve a los eventos...

La Casa Bistró tiene nuevo festival: «Dos cocineros con hambre»

El comedor de La Casa Bistró huele a plan...

Cara a cara: Luke Newton

Texto: Verónica Egañez Es el tercer hijo varón de los...

A pesar que es considerado como un acto implicado con las relaciones sexuales, lo cierto es que, un beso es la fórmula perfecta para paralizar nuestro día a día, y hasta tiene el poder de sumergirnos en un sueño profundo que produce beneficios saludables en nuestro cuerpo. Pero, ¿Qué tan importante es un beso en nuestra relación? O, ¿Cómo saber si es 100% satisfactorio? Aquí te contamos.

El arte de besar es ¡Totalmente saludable!

En definitiva, el acto del beso es concebido como el pacto perfecto para sellar el amor profundo entre dos personas, la forma de demostrar cariño y que, aunque suene descabellado, produce en nosotros esas maripositas inexplicables en nuestro interior. Un excelente ejercicio que, no solo puede ser visto como un simple acto erótico; sino que puede ayudar a nuestra salud.

Te puede interesar: Románticos, sensuales y ¡llenos de amor! Los 10 besos más épicos en la historia del cine y la televisión

Y es que, por si no lo sabías; este acto de amor ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, crear vínculos afectivos entre las personas, así como de aumentar nuestra presión sanguínea. ¿Más razones para besar apasionadamente? Ya lo creemos. Tan fuerte es su efecto que, de acuerdo a ciertos estudios realizados por especialistas; el beso puede compararse con una droga natural, pues provoca en los individuos un incremento de la oxitocina.

Dato: La oxitocina es la hormona que se encarga de generar cambios físicos y neurológicos como el placer, el enamoramiento y todo lo que se relaciona a la afectividad.

El beso puede determinar el estatus de una relación

Sin embargo, esta capacidad que tiene el acto íntimo podría depender del cómo besa la otra persona, si lo hace bien, medianamente bien o, simplemente, mal. Pues, según un estudio publicado en la revista Evolutionary Psychology; apunto que el 54% de los hombres y el 66% de las mujeres perderían el interés por otra persona, todo ello si al juntar sus labios no se consiguen fuegos artificiales.

En definitiva, el sex appeal, la conexión física y emocional, así como la interacción entre dos individuos es un factor determinante en la vida. Debido a que, teniendo en base estos factores, podremos tener una vida y una relación más feliz. Pero, como no es tan fácil encontrar a esa media naranja tan fácil, existe una variante científica que nos explica por qué hay malos “besadores”.

¿Cómo saber si hay una forma «correcta» de besar?

Según una investigación de la Universidad de Bath en el año 2017; todo se basa en la dirección en cómo inclinamos la cabeza. Pues dicho estudio arrojó que dos tercios de los que se besan en una predilección por erguir el cuerpo hacia la derecha. Por lo que encontrar la mejor posición antes del acto de besar no es de tanta importancia.

Simplemente, se trata de la situación en la que estemos, nos resultará más o menos cómodo concluir el beso. En pocas palabras, la mejor posición es inclinar la cabeza y el cuello hacia nuestra derecha.

Los tipos de besos según el género

Por otro lado, también existen muchas diferencias en los besos que dependen del género. Sí, del género masculino y femenino. Y es que, el autor William Crane apunto en su libro The art of Kissing; que existen grandes rasgos que matizan a los hombres y a las mujeres con respecto a este tema.

De acuerdo a su investigación, los hombres buscan que su pareja sea más agresiva con su lengua con mayor frecuencia. Mientras que las féminas no soportan que ciertos hombres se esmeren tanto con este músculo, sino que prefieren algo más sereno y tierno.

¿Por qué existe esta diferencia tan marcada? Según Helen Fisher, sexóloga especialista en parejas; todo se debe a la composición hormonal de la saliva. “Es como un cóctel químico. La conexión que se produce entre ambos en el beso puede haber llegado a evolucionar tanto, que nos permite saber si alguien va a ser buen compañero para nosotros con solo besarle”, explicó.

Te puede interesar: The future is female! Inspiring Girls llega a Venezuela para ayudar a las niñas a creer en sus sueños

No existe el beso perfecto sin la persona indicada

De igual forma, debemos tomar en cuenta que en cada beso que damos, la saliva contenida en los mismos posee “testosterona. Hay pruebas que indican que a los hombres también les gustan aquellos en los que la compañera abre mucho la boca… De forma, inconsciente me hace pensar que estas tratando de transferir la mayor cantidad posible de testosterona para que la libido femenina se libre”, agregó Fisher.

Ante estos factores es importante, como en cualquier tema de aspecto afectivo o sexual; preguntar a tu pareja cuáles son sus gustos. Pues cada persona es un mundo y sus preferencias pueden abarcar desde los más normal, hasta los más extraño.

La fórmula perfecta, según Sheril Kishenbaum, autora del libro The Sciencie of Kissing; es cerrar los labios a tiempo para que el momento sea perfecto. Aunque si existe mucha química entre los individuos, esto dará absolutamente igual, debido a que se trata del efecto natural e invisible que provoca en nosotros una fuerte conexión entre las personas, haciendo inevitable que los labios no se despeguen por horas.

spot_img

Compartir

Relacionadas