La historia REAL que inspiró el desfile de marionetas de Moschino

Reciente

5 consejos de vestir para ser un papá moderno

Ser papá no es sinónimo de dejadez, es de...

¡Feliz Día! Compartimos a 5 padres venezolanos que destacan en nuestro país

Este día se celebra en Venezuela el tercer domingo...

Carlos Rivera le dedica la canción «Él» a su padre

El querido artista mexicano, estrena “Él”, una composición que...

5 lugares increíbles para comer y celebrar a papá en su día

Papá todo se lo merece, y es por eso...

Kate Middleton comparte mensaje en medio de su tratamiento contra el cáncer (+5 highlights del mismo)

Kate Middleton, princesa de Gales, se ha pronunciado por...

¡Naturaleza! Giovanni Scutaro y Luis Jiménez brindan un viaje del arte minimalista de la moda

Primavera-Verano 2024 de la mano del diseñador ítalo-venezolano Giovanni...

Cotton On inaugura su primera tienda en Venezuela 

Cotton On, la reconocida marca australiana fundada en 1988,...

Los 5 papás más guapos de Hollywood

Además de ser talentosos y estrellas de Hollywood son...

Adaptarse a tiempos complejos es el trabajo de cualquier artista. Moschino lo sabe y recurrió a una técnica que se utilizó en Francia por 1945. La historia real tras el desfile te dejará con la boca abierta y demuestra que el arte, en definitiva, tiene el poder de salvar el mundo.

París, la capital de la moda

La foto de la izquierda es un retrato de Rose Bertin. En la derecha, Maria Antonieta con su vestido de coronación hecho por Bertin.

París se convirtió en la capital de la moda gracias a una diseñadora llamada Rose Bertin. Su pasión por el diseño la llevaron a transformar la industria textil en todo un arte. Salía de los estatutos convencionales y sus prendas merecían estar en un museo. Creía que los vestidos eran lienzos en blanco y hasta pintaba hermosos estampados con sus propias manos.

Su clienta principal, la flamante reina María Antonieta, la adoró desde que se conocieron. Bertin le hizo el vestido de coronación que utilizó para su esposo Luis XVI y desde entonces, se convirtió en su clienta principal. Sus excentricidades funcionaban juntas a la perfección, pero jamás se imaginaron que cambiarían el rumbo de todo el mundo.

Gracias al amor de María Antonieta por la moda y a los diseños extraordinarios de Bertin, la moda parisina comenzó a conquistar Europa. Todo lo que salía de Francia era considerado elegante y prestigioso.

Desde entonces, Francia se volvió un referente de moda. Fue tanta la pasión de las francesas por la expresión a través de sus prendas, que la industria textil se convirtió en una de las más fructíferas y millonarias del país. Un sostén no solo económico, sino social y cultural para el país.

Te podría interesar: Las MARIONETAS que modelaron la colección Spring 2021 de Moschino

Las marionetas salvaron las desgracias

Algunos eran maniquíes y otros eran marionetas, dependía del estilo del diseñador.

Con la Segunda Guerra Mundial,  la industria de la moda en Francia quedó completamente destruida y cientos de diseñadores, modistas y costureros perdieron su trabajo.

¿Quién los salvó de las desgracias? Las marionetas, sí, por más difícil de creer que parezca. En búsqueda de recuperar la industria y demostrar que no todo estaba perdido, nació –gracias a una idea del hijo de Nina Ricci-, el Théâtre de la Mode, un show de marionetas/maniquíes vestidas por los mejores diseñadores de Francia para recaudar fondos y salvar la industria.

Diseñadores como Nina Ricci, Madeleine Vramant, Pierre Balmain, Hermés y Balenciaga participaron en el desfile. También joyeros como Van Cleef aand Arpels y Cartier. Las modelos medían 700 milímetros de altura y cada traje estaba elaborado a la perfección.

Utilizaron miniaturas porque conseguir telas lujosas era casi imposible. La producción estaba completamente paralizada y todo el país estaba en ruinas. Hicieron las prendas con retazos y sobras, pero la calidad se mantuvo magnífica.

Te podría interesar: ¿Un anillo personalizado? Lily Collins se comprometió y su anillo vintage es UN SUEÑO

¿Qué pasó con las marionetas?

Los diseñadores lograron hacer 237 marionetas diferentes y la exhibición fue organizada en el Louvre, París el 28 de marzo de 1945. Fue tan popular, que reunió más de 100 mil visitantes en solo un mes. Se convirtió en una exposición itinerante, viajó por toda Europa.

Las marionetas viajaron a Londres, Barcelona, Estocolmo, Viena e incluso, Nueva York y San Francisco. La idea fue todo un éxito porque recaudaron más de un millón de francos que salvaron la industria de la moda en Francia. La colección completa la tiene el Maryhill Museum of Art en Washington.

Y fue así como unas marionetas lograron salvar a la industria de la moda en la Francia post guerra. Gracias a todo el show del Théâtre de la Mode, los diseñadores franceses pudieron continuar y existe la moda tal como la conocemos hoy.

¡Extraordinario!

spot_img

Compartir

Relacionadas