Camp Sarika by Amangiri: un paraíso desértico y natural en el que querrás pasar tus vacaciones

Reciente

«Criaturas asombrosas» una aventura que estará en el Festival de Cine Francés en Venezuela

Drama, ciencia ficción y humor, es la esencia de...

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Kevin Costner recibe gran ovación en Cannes (+5 increíbles películas protagonizadas por él)

Kevin Costner regresa al cine en Cannes con Horizon:...

Sansa, el templo de la cosmética coreana, abrió sus puertas

La coméstica coreana ya tiene un lugar en el...

Los 10 mejores looks de Cannes 2024

El festival de Cannes, no solo nos muestra lo...

“Atrévete” a estar mejor de la mano de Ernesto Fuenmayor

El conocido conferencista, Ernesto Fuenmayor, vuelve a los eventos...

La Casa Bistró tiene nuevo festival: «Dos cocineros con hambre»

El comedor de La Casa Bistró huele a plan...

Destinos tranquilos y llenos de paz se han convertido, cada vez más, en algunos de los requisitos que los seres humanos han estado buscando para alejarse de las bulliciosas ciudades, desconectarse del mundo y apartarse de los problemas diarios. Son más las personas que buscan un sitio que, además de cumplir con la función de una casa vacacional tradicional; también buscan que se transformen en todo un templo. Y si eres uno de esos individuos, te tenemos un espacio que cumple con todas esas características y más. Camp Sarika, un nuevo modelo de vivienda que está revolucionando el mercado en Estados Unidos.

una propuesta innovadora

Camp Sarika es una propuesta innovadora que ha lanzado al mercado turístico la compañía Amangiri, un lanzamiento que funge de forma perfecta para celebrar su décimo aniversario. Rodeado de 600 hectáreas de naturaleza salvaje en el corazón del desierto de Utah, Estados Unidos; dicho lugar está compuesto por solo 10 pabellones en donde el lujo, la serenidad y el ambiente temporal son sus principales protagonistas.

te puede interesar: Anthénea: un nuevo concepto de hábitat flotante y ecológico que revolucionará el futuro

En tal sentido, se trata de un refugio en el que las sombras de las nubes se entrelazan y posan de forma ideal sobre las zonas rocosas rojas, en donde el cielo no tiene límite y ayuda a que se aprecie un horizonte azul e interminable, así como la naturaleza tiene un papel fundamental dentro de la decoración vistosa que cualquier persona desearía tene, con la que se aprecia la soledad, la privacidad, el escapismo y la aventura. De tal forma, la compañía ofrece una experiencia de naturaleza salvaje con absoluta comodidad, destacándose con los paisajes sobrenaturales de Utah y los aspectos particulares de la cultura nativa de Norte América que se encuentra en cada paso.

Para aquellas personas que son amantes de una buena vista y, aún más, cuando se trata de un paisaje de ensueño… esta es la propuesta que han estado buscando. Y es que, su diseño fue construido teniendo en cuenta la abundancia de espacio que existe alrededor del campamento, lo que lo convierte en un destino ideal para grupos pequeños o familias que desean una vista exclusiva del sitio escogido para celebrar un momento especial o, simplemente, para vacacionar.

un paraíso natural

Del mismo modo, partiendo de la premisa que la naturaleza es su mayor atractivo y de que te hace olvidar cualquier problema; el diseño de Camp Sarika se desarrolló en armonía intemporal con su entorno inspirador, llegando al punto de convertirse en una declaración arquitectónica y siendo el primer campamento de este tipo en América del Norte.

Cada uno de los pabellones que conforman dicho campamento, de una o dos habitaciones; fueron diseñados por la empresa internacional de diseño Luxury Frontiers que, en función de equilibrar la forma y su uso; desarrollaron dichos sitios con una inclinación hacia las formaciones de arenisca y que están cubiertos con techos de lona suave, tejidas con botellas de plástico recicladas. Además, cada construcción posee una sala de estar, comedor y bar. En sí, los cinco pabellones de una habitación tienen 175 metros cuadrados de espacio, mientras los demás poseen 262 metros cuadrados.

En cuanto a su decoración, cada espacio incluye muebles de nogal y cuero, cabeceros de madera grabados que hacen eco del entorno del campamento y que están suspendidos por tiras de cuero suave. Y gracias al uso de materiales naturales, se da un aire de superficie ondulada y transformadora de la luz del desierto… todo un paraíso dentro del recinto. Por su lado, el exterior de cada pabellón se ha adaptado con diferentes elementos que se amoldan a la perfección con el contraste de la naturaleza, elevando la experiencia de la estadía. Piscinas individuales, fogatas con muebles y telescopios (que impulsan aún más a que las personas se sientan uno con el espacio que los rodea); son algunas de las cualidades que se destacan en este campamento.

A su vez, el pabellón principal fue diseñado por Selldorf Architects, con sede en Nueva York; el cual refleja perfectamente el medio ambiente. El mismo fue concebido teniendo en cuenta el minimalismo, donde simples bloques de concreto se mezclan con rocas del desierto. Una vez adentro, los visitantes se verán conmocionados con una impresionante instalación de arte realizada por la artista Maya Lin titulada Wahweap. La pieza está hecha de vidrio y mármol que recuerdan la forma del agua.

servicio a la carta

Otra de las particularidades de este concepto innovador es su gastronomía, área que es controlada por el chef Anthony Marazita quien está a cargo del restaurante del campamento que está abierto todo el día y ofrece platos innovadores enfocados en la cocina del sudoeste de los nativos norteamericanos. Lo mejor de todo, es que el menú del lugar cambia diariamente, incorporando los productos locales más frescos y que, además, sirve platos vegetarianos y veganos.

Teniendo asientos interiores y exteriores con vistas impresionantes, el restaurante ofrece un desayuno a la carta con platos estupendos como granola de la casa, huevos Benedict Mesquite y tostadas de trucha ahumada de Utah… una variedad de platillos de donde elegir.

momento de desconectarse

Justo lo que muchos necesitan, es relajarse y tomarse un tiempo para sí mismos, y eso es lo que propina el Camp Sarika a sus huéspedes: mayor atención, niveles reducidos de estrés y un headspace más claro, con todas las comodidades y lujos al alcance de la mano. Por ello, cuentan con un spa que está integrado por todos salas de tratamiento que ofrecen un amplio menú de terapias de relajación inspiradas en las prácticas de bienestar Navajo, al igual que los tratamientos exclusivos de Aman.

Asimismo, una de sus especialidades es el Desert Calm, un viaje especial de dos horas que fue diseñado para hidratar y calmar el cuerpo, la mente y el espíritu de quien reciba el tratamiento. Luego de una exfoliación suave sobre todo el cuerpo, se el aplica un wrap corporal hecho de arcilla roja de Sedona, hecho con botánicos naturales que extrae toxinas y proporciona nutrición a la piel.

TE PUEDE INTERESAR: EN FOTOS: La mansión embrujada “en donde vivió el diablo” está en venta

una experiencia única

En definitiva, estamos hablando de toda una experiencia sensorial y cognitiva, que está proporcionada gracias a los numerosos monumentos nacionales, como lo son la Reserva de la Nación Navajo y los cinco parques nacionales (Zion, Gran Canyon y Bryce). Y es que, justamente, Camp Sarika está localizado, de forma estratégica, para explorar las atracciones naturales y culturales de la región.

Además, dentro del campamento se organizan recorridos privados en avión, helicóptero o globo aerostático para revelar la majestuosidad que nos ofrece esta región.

¿Quieres saber más sobre esta vivencia desértica? Puedes ingresar en el portal web de Amangiri, en donde encontrará información detallada y demás.

spot_img

Compartir

Relacionadas