Bottega Veneta, el nuevo Cèline

Reciente

¡Espectacular! Mira las fotos de Nicola Coughlan, de «Bridgerton», para Skims

Nicola Coughlan, Penelope, en Bridgerton, está en su mejor...

¡A propósito de su cumpleaños! 5 curiosidades que no sabías del príncipe William

William de Gales, primero en la línea de sucesión...

Elie Saab comparte en Resort 2025 el cine y la vanguardia

Un esplendor cinemático es lo nuevo de Elie Saab,...

Donald Sutherland, el legendario actor de Hollywood, muere a los 88 años

Donald Sutherland, protagonista de películas como M.A.S.H, Klute y...

Conoce a los jugadores más guapos de la Copa América 2024

¡Empieza la Copa América! Desde este 20 de junio...

El desfile «Avanti Alma Mater» al mejor estilo universitario

La Galería de mayor posicionamiento en el país, compartió...

Víctor Manuelle regresa al romanticismo de la salsa en su disco «Retromántico»

El querido sonero de la juventud compartió en un...

Cartier presenta «Nature Sauvage» su fascinante colección de animales preciosos en 5 piezas

Cartier presenta su última colección "Nature Sauvage", un tributo...

Gianfranco Berardinelli

(@lord_gian)

Recuerdo como si fuese ayer, el día en que revisé mi mail y tenía un comunicado de la firma francesa Cèline, anunciando la partida de su directora creativa Phoebe Philo. Las redes sociales se desplomaron con la noticia, pues significaba el fin de una década de gloria para la maison francesa, que aún cuando su producción siempre estuvo dedicada al ready to wear femenino, se convirtió hasta en objeto de deseo para hombres, que a falta de un producto hecho para ellos, se conformaban con accesorios.

Durante 10 años Philo se encargó de convertir a Cèline en esa firma de nicho contemporánea, inteligente, minimalista, compleja pero femenina, bajo un discurso en el que los volúmenes -matemáticamente estudiados- y las líneas más simples se encontraban para recrear piezas extraordinarias. Esta década de gloria le valió a Phoebe una innumerable lista de galardones y una innumerable lista de fanáticos, que luego de su partida se regocijan en la nostalgia de lo que algún día fue la firma francesa, perteneciente al grupo LVMH.

Hoy quienes fueron sus pupilos y hasta manos derechas son valorados en la industria como diamantes en bruto, y hasta las mismas firmas de lujo se los pelean para hacerlos partes de sus equipos creativos. Ejemplo de ellos es Daniel Lee, hoy nuevo director creativo de la firma italiana Bottega Veneta, y quien fuera el director de ready to wear en Céline; pero que además también desarrolló carrera en Balenciaga y en Maison Margiela.

Ha transcurrido sólo un año desde que Lee tomara las riendas de Bottega Veneta, y éste no ha dudado en plasmar esa herencia que dejó el paso de Cèline por su carrera. La firma ha tomado un giro mucho más contemporáneo, minimalista e inteligente, prestando atención a la forma, la línea y el volumen con ese savoir-faire que la hace fácil y usable. Bottega, quien hace dos años era considerada una firma más conservadora hoy recobra fuerzas y hasta espíritu, con tiendas que se comienzan a llenar de un público más joven, clientes abandonados del antiguo Céline.

Hace dos semanas entré a su tienda de Bal Harbour en Miami, y me impactó como ya hasta los empleados se comienzan a familiarizar con esa nueva estética, quienes hasta a escondidas susurran “es el nuevo Cèline”. Sí se preguntan porque escribo Cèline con tilde, es que obviamente soy generación Philo, ya que Hedi Slimane se encargó de borrarlo apenas tomo las riendas de la firma francesa; y por cierto también soy uno de los admiradores del viejo Céline, NO Celine.

Hay quienes dicen que Phoebe puede reaparecer en la escena como nueva directora artística de Chanel, pero también hay quienes afirman que Lagerfeld aseguró a Virginie Viard por unos cuantos años como su sucesora. Mientras tanto, larga vida a Daniel Lee.

spot_img

Compartir

Relacionadas