¿Qué comía la princesa Diana? Todo sobre su dieta personal

Reciente

Bodegas Pomar presenta a sus nuevos embajadores

La cantante Karina, el especialista en vinos Carlos Torrealba...

“Fedal” de regreso gracias a Louis Vuitton

Los dos tenistas se unieron para una campaña emotiva,...

Orfebre venezolana presente en Cannes

En el Festival de Cannes el actor Nicolas Cage...

Laura Termini regresa a Venezuela con proyectos que enaltecen al talento nacional

Es actriz, animadora, actriz de doblaje, cantante y más,...

«Criaturas asombrosas» una aventura que estará en el Festival de Cine Francés en Venezuela

Drama, ciencia ficción y humor, es la esencia de...

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Formar parte de la realeza británica implica tener un protocolo para todo y contar con chefs que preparen las comidas las 24 horas de los siete días de la semana. En el caso de Diana de Gales, la joven no fue como el resto de las mujeres de la realeza. La princesa Diana se distinguió por pedir comidas sencillas, bajas en grasa y saludables para su dieta personal. Aquí todos los detalles.

Su aliado antes de morir

Darren McGrady fue el encargado de preparar las comidas de la dieta personal de Lady Di durante sus últimos cuatro años. Esta tarea le tocó luego de cocinar para la reina Isabel II durante 11 años en el Palacio de Buckingham.

Aunque conocía las costumbres de la realeza, Diana cambió las reglas. El chef llegó a su vida luego de haber sido tratada de un trastorno alimenticio: bulimia. En ese momento estaba recuperada y disfrutaba de la comida.

«Es un error pensar que no le gustaba comer. ¡Sí que le gustaba! Superó esa bulimia y recuperó su vida», comentó McGrady.

Te podría interesar: ¿Cómo se vestía Lady Di? Las 10 claves para entender su estilo

Siendo saludable

Una de las preocupaciones de la madre de Harry y Guillermo era que las recetas fueran saludables. Al superar la bulimia, Diana empezó a hacer ejercicio y cambió a una dieta libre de grasas, ya que ella se encargaría de los carbohidratos en el gimnasio.

Con Lady Di las mesas de banquete fueron remplazadas por mesas redondas donde todos pudieran conversar.

«Si la princesa estaba sola para almorzar, venía a comer a la cocina de la encimera, preparaba una bandeja para ella y ordenaba la cocina y las cosas mientras conversábamos», explicó Darren. Esta actitud era inapropiada para un miembro de la realeza.

Sus platillos favoritos

Según el chef Darren, la exesposa del príncipe Carlos prefería mantenerse alejada de las carnes rojas, a menos que hubiese invitados y la cena elegida las incluyese.

A su vez, los pimientos y las berenjenas rellenos junto al pollo escalfado eran dos de los platos que guiaban su dieta personal, la cual era baja en carbohidratos y contaba con pequeñas porciones.

En cuanto a lo dulce, Lady Di tenía debilidad por el budín de pan y mantequilla. McGrady expone que cada vez que lo preparaba la princesa se escabullía en la cocina para comerse las pasas que adornan el postre.

Te podría interesar: ¿Diana era feliz? La triste historia de la princesa más querida del mundo

¿Qué pasaba con sus hijos?

Aunque su alimentación era controlada y saludable, la princesa Diana conservaba una posición diferente con respecto a sus hijos: el príncipe William y el príncipe Harry.

No quería que su dieta personal fuese la mismo, ya que quería que tuviesen una vida lo más normal posible a pesar de haber nacido dentro de la realeza.

Por ello, la pizza era una de las cenas más comunes para los pequeños, pero ellos querían comer como su madre. En una ocasión los engañaron para que pareciera que comían lo mismo, pero el plato Lady Di era mucho más saludable.

spot_img

Compartir

Relacionadas

¡Descubre la Villa de Popeye, el pueblo más bonito del mundo!

La publicación especializada en turismo "Road Affair" reconoció este...