¿Qué comemos en Bambú Altamira? Un oasis delicioso en medio de la ciudad

Reciente

Nivea lanza sus Cremas Corporales 5 en 1 Cuidado Completo

Nivea trae una nueva línea para cuidarla piel, la...

Shakaspeare se instala en el Centro Cultural Chacao con «El Mercader de Venecia»

El Centro Cultural Chacao recibe a "El Mercader de...

¡Directo al corazón! Vanesa Martín enamoró a Caracas con su simpatía y talento

Venezuela y la cantautora tuvieron un encuentro musical en...

6 cosas que puedes comprar si eres muy fan de Bridgerton

Con el boom de la tercera temporada de Bridgerton,...

Oreo es la galleta oficial de la Vinotinto

Oreo apoya el sueño Vinotinto al firmar un acuerdo...

Te contamos 5 cosas que no sabías de Nicola Coughlan ¡La actriz que deslumbra en Bridgerton!

Desde la primera temporada de "Bridgerton", Lady Penélope, el...

5 cosas que debes saber de Bridgerton 3 (sin spoilers)

Ya se estrenó la tercera temporada de Bridgerton y,...

Lidotel celebra buenas noticias en lo que va de 2024

Lidotel, la cadena hotelera más reconocida e importante de Venezuela,...

Apenas se abren las puertas, te trasladas a un mundo donde el blanco y el dorado se apoderan de la visual. Una atmósfera que te saca de la cotidianidad citadina, te prepara para una experiencia sensorial capaz de satisfacer tus más íntimos deseos. Así se vive en Bambú Altamira.

Aquí te vamos a guiar por la experiencia Bambú, siguiendo las recomendaciones de su chef. Si bien su menú está lleno de opciones para todos los gustos, estos platos de degustación son ideales para disfrutar de todos los perfiles de sabor que son capaces de ofrecer.

¿Qué pedimos de entradas?

Con una presentación impecable, digna de cualquier museo de arte moderno, los platos de Bambú son amor a primera vista –y también, a primer bocado-. Tenemos 3 entradas estrellas de su menú.

Sus Phobias de Pollo: son el bocado crujiente perfecto y uno de los platos estrellas de su menú. Están hechas de brunoise de pollo salteado en salsa teriyaki y jengibre, envuelto en hojas de arroz fritas y crujeintes rellenas de pimentón, cilantro y fideos de arroz. Como complemento, tienen una salsa cítrica ligeramente picante que hace que todos los sabores exploten en tu boca.

 Scolar: es uno de los platos más deliciosos que puedes disfrutar en Bambú. La delicadeza del Sashimi de atún blanco, se complementa con un sellado de semillas de sésamo que hacen perfecta armonía con el topping de wakame y masago rojo. Todo con una salsa ponzu ligeramente cítrica y picante. Es un bocado que con suavidad, despierta y conquista al paladar. Una entrada perfecta.

Ensalada Ocean: la presentación de este plato es digna del rey de la Atlántida. Una cesta comestible de papel de arroz, resguarda la base de cangrejo, macedonias de salmón y atún, combinado con wakame, masago y una combinación deliciosa de mayonesa picante y ponzu.

Edamame: dicen que es la mejor de toda caracas. Las semillas de soya vienen asadas, jugosas y deliciosas. Por fuera conquistan con su sabor ahumado y salado, por dentro, se mantienen tiernas y suaves. Son una propuesta única de Bambú.

¿Y de plato fuerte?

Desde hace ocho años, Bambú Altamira, ubicado en el Altamira Village, se destaca por su variedad en comida Thai y japonesa. Los últimos años han hecho variaciones cada vez más exóticas de su menú, para seguir ofreciendo experiencias novedosas en cada bocado.

Su fuerte es el sushi y aquí los favoritos:

Fuji Roll: relleno con atún, kani, anguila y aguacate, es una de las estrellas del menú y uno de los favoritos del chef. Viene acompañado de un topping de salmón con pasta de dinamita y una explosión de langostinos crispy bañados en salsa Fuji. Es un rol delicioso, con todos los perfiles de sabor que necesita un buen sushi.

No rice roll: este fue la sorpresa de la mesa. Un sushi sin arroz que es tan delicioso, que cuesta creer que es real. Relleno de atún (también puedes pedirlo con salmón), está acompañado de kani, wakame, masago, queso crema y aguacate. Todo se mantiene unido con papel de soya. Los sabores son sublimes, es un bocado suave al contacto pero poderoso en texturas. Inolvidable y súper recomendable.

Para los amantes del poke, hay infinidad de opciones deliciosas. Lo mejor de todo, es que cada plato puede personalizarse según las necesidades alimenticias de sus comensales.

Los postres son el cierre perfecto

Después de un banquete de comida savory, llega la hora de despedirse de la atmósfera, pero Bambú haciéndolo todo a lo grande, propone un cierre inolvidable: dos postres deliciosos que te harán agua la boca.

La praliné: lo más exquisito de la pastelería francesa llega a cerrar la experiencia. Almendras, leche condensada y como toping, cristales de caramelo tostados que lucen como diamantes. Al gusto, la praliné es suave y aterciopelada, mientras que el toping de caramelo resulta crujiente, atrevido y audaz en la boca. Es la mezcla perfecta de sabores.

Mouse de Ferrero Rocher: este mouse es un pedacito de cielo. Utilizando la sensualidad del chocolate a su favor y haciéndole un homenaje al Ferrero Rocher, es una celebración absoluta para los amantes del cacao. Un mouse cremoso y ligero, acompañado por una base ligeramente crujiente, es el sostén de un topping de chocolate tan cremoso y denso, como el mismo Ferrero. Todo adornado con un bombón. Es una delicia.

Bambú, además de comida deliciosa y un menú perfecto para cualquier paladar, ofrece un oasis en medio de la ciudad. Su terraza al aire libre y sus ventanales grandes lo llenan de luz natural y es un espacio paradisíaco. Están ubicados en el Altamira Village.

Para más información, síguelos en sus redes sociales haciendo click aquí.

Si quieres ver su menú completo, haz click aquí.

spot_img

Compartir

Relacionadas