¡El secreto mejor guardado de Europa! 5 cosas que hacer en Reykjavik, la capital de Islandia

Reciente

Cotton On inaugura su primera tienda en Venezuela 

Cotton On, la reconocida marca australiana fundada en 1988,...

Los 5 papás más guapos de Hollywood

Además de ser talentosos y estrellas de Hollywood son...

¡Vacaciones! Talento y diversión en el Campamento Broadway

Canto, baile, actuación y actividades geniales de aprendizaje, es...

El primer Cluster de marcas especializadas en interiorismo abre sus puertas

En un emocionante paso hacia la innovación y la...

¡En la pista! Alessandro Famularo busca representar a Venezuela en la Formula 1

El joven piloto venezolano, trabaja para estar en la...

¡Puro talento venezolano! Aquí tienes TODOS los Récords Guinness que tiene Venezuela

El Guinness World Record es la máxima autoridad en...

3 datos que debes saber de «Intensa-mente 2» (sin spoilers)

Desde este jueves 13 de junio el público de...

Montblanc rinde homenaje a su Meisterstück a través de la mirada de Wes Anderson 

Con un diseño en forma de puro negro, tres...

Desconocida e intrigante, así es Reykjavik, la capital de Islandia, que ahora está de moda y que es el epicentro de una interesante movida en el turismo. Poco a poco ha ido perdiendo la fama de fría y aburrida. Y aunque por el clima sí es verdad que es helada, su gente no, y está dispuesta a recibir y tratar a los turistas para que se sientan en su casa. Hoy en día, la cocina, la arquitectura y el entorno de Reykjavik, conforman un caleidoscopio muy colorido de planes y propuestas para no dejarla a un lado. A continuación te mostramos qué se debe visitar al visitar la capital de Islandia.

El Harpa, el hogar de la orquesta sinfónica de Islandia

El Harpa es un edificio futurista con una fachada hexagonal de cristal que cambia de aspecto a lo largo del día. Según la posición del sol, se crea un juego de reflejos entre la tierra y el mar del distrito de Miðborg, en la parte occidental de la ciudad. Es una de las principales atracciones turísticas y ha sido visitado por millones de viajeros desde 2011.

Reykjavik 101

No se puede dejar de visitar el distrito hipster de la capital. Entre Laugavegur, Skólavördustígur y otras calles del centro. En estos pocos bloques se encuentra la mayor densidad de museos, universidades y tiendas de discos del país. El 101 en contexto significa, también, un tipo intelectual y artístico que se pierde por los cafés-librerías, por el día y en los bares, por las noches islandesas, bajo el sol de medianoche.

Las lagunas termales

Desde hace treinta años, islandeses y turistas se relajan juntos en las lechosas aguas de la Blue Lagoon. Las propiedades curativas están en el agua, rica en minerales, en el blanco sílice, utilizado para tratamientos de la piel y en el hecho de estar inmerso en un paisaje volcánico. La laguna está cerca del aeropuerto de Keflavík, a una hora en transporte del centro de la ciudad. La recomendación es reservar con antelación. 

Gastronomía

Cualquier restaurante islandés que se visite es toda una experiencia. Su gastronomía es una mezcla de productos locales con influencias de otros países.  En una misma calle es posible comer un Phở vietnamita, tapas españolas y el bacalao fresco, las sopas de cordero y el nutritivo queso skyr con textura de yogur de Islandia. Hay dos restaurantes a visitar: el Monkeys de cocina nikkei pero con ingredientes del país, y Héðinn que se enfoca en comida típica.

Hallgrímskirkja, la iglesia luterana

La luterana Hallgrímskirkja es la iglesia más emblemática del país. Pero su forma no es un capricho. El arquitecto Guðjón Samúelsson la diseño con la intención de simbolizar el paisaje natural de Islandia. Las columnas laterales de la fachada episcopal están inspiradas en las columnas de lava de basalto de la costa islandesa. 

spot_img

Compartir

Relacionadas

Geraldinne Alarcón: “En The F Room eres libre de ser tú”

Con una visión diferente del mundo, decidió sumergirse en...

José Corredor: un lente que se activa con el ritmo de la música

Melómano de naturaleza, logró transformar su pasión en su...