En imágenes: 12 maravillosas capturas para recordar al maestro Carlos Cruz-Diez

Reciente

Bodegas Pomar presenta a sus nuevos embajadores

La cantante Karina, el especialista en vinos Carlos Torrealba...

“Fedal” de regreso gracias a Louis Vuitton

Los dos tenistas se unieron para una campaña emotiva,...

Orfebre venezolana presente en Cannes

En el Festival de Cannes el actor Nicolas Cage...

Laura Termini regresa a Venezuela con proyectos que enaltecen al talento nacional

Es actriz, animadora, actriz de doblaje, cantante y más,...

«Criaturas asombrosas» una aventura que estará en el Festival de Cine Francés en Venezuela

Drama, ciencia ficción y humor, es la esencia de...

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Carlos Cruz-Diez es un ícono de las artes venezolanas. El mundo lo vio nacer un 17 de agosto de 1923 en Caracas. Su pasión por el arte, por la innovación y sus inmensas ganas de marcar una diferencia, lo llevaron a recorrer cientos de territorios en búsqueda de respuestas.

Te podría interesar: Carlos Cruz-Diez, la vida del maestro del arte cinético.

Hoy, celebramos y agradecemos su vida, pues resulta ser el artista venezolano contemporáneo con mayor trayectoria y reconocimiento internacional. Sus líneas de colores permanecerán eternamente vigentes en los corazones de los venezolanos, hoy 27 de julio se conmemoran dos años de su partida física, aquí tienes algunas fotografías para recordarlo en su esencia.

Era un hombre muy trabajador, apasionado por su arte y su visión

Medía milimétricamente cada una de sus líneas, con el propósito de generar correctamente la fusión de colores.

Convirtió su pasión en el sustento de su familia, todos trabajaban con él

En la foto se ve disfrutando con unos niños en la Plaza Altamira en Venezuela, en medio de una de sus ‘Intervenciones urbanas’, esta se titulaba ‘Medusa’ y utilizaba globos y papeles de colores.

Una visión artística y futurística lo destacó

Su visión era completamente diferente a lo que se conocía en los años 80. Para poder explorar su arte, decidió mudarse a París donde construyó su carrera artística.

Un hombre sencillo, lleno de pasión y valores

Una de las características más resaltantes del artista, era su humildad y su buen carácter.

Camuflajeado tras sus colores, logró crear un concepto diferente

Entendió que el arte era un mundo muy amplio y se permitió la subjetividad al momento de crear. Eligió voluntariamente recorrer caminos desconocidos en la exploración del color con la meta de crear su propio camino.

La precisión de su trabajo era matemática, trabajó duro para crear un concepto duradero

La visión creativa de Cruz-Diez, resultó tan innovadora que fue un éxito internacional. Sus investigaciones y descubrimientos, aportaron una visión diferente del fenómeno cromático.

Fue un artista innovador, transformó el color en todo un concepto

«En los últimos 50 años, he insistido en llevar el color al espacio, sin soporte y sin anécdota, revelándolo en su ambigüedad, como circunstancia efímera, en continua mutación creando realidades autónomas», explicó en una oportunidad el afamado maestro.

Un artista abierto a enseñar y a colaborar

Su trabajo causó sensación en el mundo. Grandes artistas quisieron colaborar con él. Una de las colaboraciones más trascendentales, fue con el artista chino Liu Bolin, quien lo invitó a transformarse en una de sus obras. El resultado fue “fantástico” según el propio artista.

Además de maestro artista, fue un genio inventor

Su concepto cromático es único en el mundo, para poder realizar sus trabajos, creó y diseñó máquinas específicas que le facilitaran el trabajo.

Se mantuvo siempre con una misma visión: ganas de marcar una diferencia

El artista solía bromear asegurando que cuando comenzó sus investigaciones, nadie entendía su arte. Ahora, 70 años después, su estilo se convirtió en una marca, un sello internacional.

De artista experimental, a una leyenda mundial

Comenzó su concepto sin credibilidad y sin nombre, años después, sus trabajos han conquistado el mundo. Su marca personal tiene una identidad tan poderosa que en cualquier rincón de la Tierra, se puede reconocer de lejos el trabajo de Cruz-Diez.

¡Feliz vida maestro! Gracias por transformar el mundo del arte venezolano y llenarlo de tus líneas de colores.

spot_img

Compartir

Relacionadas