¿Cómo era la casa de Coco Chanel? Una colección de fotos de su íconico ’31 rue Cambon’ en París

Reciente

«Criaturas asombrosas» una aventura que estará en el Festival de Cine Francés en Venezuela

Drama, ciencia ficción y humor, es la esencia de...

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Kevin Costner recibe gran ovación en Cannes (+5 increíbles películas protagonizadas por él)

Kevin Costner regresa al cine en Cannes con Horizon:...

Sansa, el templo de la cosmética coreana, abrió sus puertas

La coméstica coreana ya tiene un lugar en el...

Los 10 mejores looks de Cannes 2024

El festival de Cannes, no solo nos muestra lo...

“Atrévete” a estar mejor de la mano de Ernesto Fuenmayor

El conocido conferencista, Ernesto Fuenmayor, vuelve a los eventos...

La Casa Bistró tiene nuevo festival: «Dos cocineros con hambre»

El comedor de La Casa Bistró huele a plan...

Recordada como una de las figuras más interesantes del mundo de la moda, Coco Chanel dejó en su apartamento en París un espacio que habla por ella. Lleno de libros y arte de pies a cabeza, el famoso 31 Rue Cambon de París, es sinónimo de su nombre y hoy se mantiene exactamente como ella lo dejó en 1971 para que los fanáticos puedan entender cómo vivía su día a día. Aquí te mostramos todo.

El «31 Rue Cambon» de París

Diseñado enteramente a su gusto, el privilegiado apartamento se encuentra en la calle que vio crecer el imperio de Chanel. Su apartamento era su sitio de reuniones con todos los creativos que admiraba. Coco Chanel era muy selectiva con sus amigos y se rodeaba de puras personas que encontraba intelectualmente estimulantes.

Grandes creativos de la época como Salvador Dalí, Pierre-Auguste Renoir, Greta Garbo, Marlene Dietrich, Elizabeth Taylor, son algunos de los nombres que disfrutaron de las instalaciones del apartamento.

Coco Chanel lo modificó a su gusto. El espacio naturalmente cuenta con tres habitaciones, un salón, una oficina y un par de baños. La diseñadora logró que todos los espacios se adecuaran para reuniones sociales: jamás necesito una habitación porque nunca lo usó para dormir.

Dato curioso: pese a que Chanel tenía su apartamento perfectamente equipado, decidía dormir todas las noches en una suite que era designada para ella, en el Hotel Ritz, el más costoso de París. Se quedó ahí 34 años. Hoy el hotel tiene hasta un Spa en su honor.

En 1920 compró el apartamento, pero tras el éxito que había tenido su marca Chanel Modes, logró reunir suficiente para comprar todo el edificio. Todo el 31 rue cambon era de Coco Chanel y fue justo ahí donde comenzó a crecer su imperio.

La planta baja albergaba la boutique, que amplió su oferta para incluir ropa, accesorios y su famoso perfume N ° 5 en 1921 y más tarde, joyas y productos de belleza. El piso principal del edificio (el más alto), tenía un doble propósito, como un espacio de exhibición para presentar sus colecciones y como un salón para trajes o accesorios de alta costura.

Lo que más le gustaba a Coco Chanel del edificio, era  su famosa escalera de mármol curvada con espejo que logró dos cosas: un efecto de prisma impecable y fascinante y una forma de ver sus espectáculos, modelos y reacciones de la audiencia sin que nadie la vea.

Un paraíso para los artistas

El arte formaba parte fundamental de la decoración de su apartamento. Estaba rodeada de creaciones de todo tipo, siempre rodeando los mismos colores tierra y dorado. Gran parte de las decoraciones eran regalos de sus amigos. Por ejemplo, el buda que vive sobre su biblioteca se lo regaló Boy Capel, quien fue su amante dura años.

Uno de sus motivos decorativos favoritos, eran los animales. Tiene todo tipo de esculturas en los alrededores de sus espacios. Desde leones, hasta camellos. Coco Chanel era muy supersticiosa, así que cada uno era una especie de tótem de protección.

Leer era una de sus pasiones principales, es por eso que uno de los atractivos más grandes de su apartamento es la biblioteca. Su colección está valorada en millones y millones de euros. Tiene obras de Shakespeare en primera edición encuadernadas en piel. Manuscritos originales con tinta de oro, entre otras excentricidades. Tiene más de 500 libros.

La calle en la que se encuentra el famoso complejo, “Rue Cambon” lleva el nombre de un famoso revolucionario francés en siglo XVIII, cuyo padre era un fabricante de telas. Es como si el edificio estuviera destinado a formar parte de la moda. El sitio fue construido después de la Revolución Francesa con un exterior de influencia clasicista, lo que significaba líneas limpias, simétricas arquitectura, proporciones estrictas y una fachada pura y lisa en general, muy Coco Chanel.

El apartamento está exactamente igual que como lo dejó Coco Chanel en 1971 cuando murió. Sus libros, anotaciones y bocetos están sobre las mesas dando a entender que la diseñadora jamás nos dejó. Está abierto al público para visitas solo con cita y autorización previa. Si quieres más información, haz clic aquí.

spot_img

Compartir

Relacionadas