The New York Times resume EN FOTOS el 2020 y aquí tienes 8 de las más destacadas

Reciente

Nivea lanza sus Cremas Corporales 5 en 1 Cuidado Completo

Nivea trae una nueva línea para cuidarla piel, la...

Shakaspeare se instala en el Centro Cultural Chacao con «El Mercader de Venecia»

El Centro Cultural Chacao recibe a "El Mercader de...

¡Directo al corazón! Vanesa Martín enamoró a Caracas con su simpatía y talento

Venezuela y la cantautora tuvieron un encuentro musical en...

6 cosas que puedes comprar si eres muy fan de Bridgerton

Con el boom de la tercera temporada de Bridgerton,...

Oreo es la galleta oficial de la Vinotinto

Oreo apoya el sueño Vinotinto al firmar un acuerdo...

Te contamos 5 cosas que no sabías de Nicola Coughlan ¡La actriz que deslumbra en Bridgerton!

Desde la primera temporada de "Bridgerton", Lady Penélope, el...

5 cosas que debes saber de Bridgerton 3 (sin spoilers)

Ya se estrenó la tercera temporada de Bridgerton y,...

Lidotel celebra buenas noticias en lo que va de 2024

Lidotel, la cadena hotelera más reconocida e importante de Venezuela,...

Como es costumbre, The New York Times publicó su resumen en fotografías del 2020 y aquí hemos reunido 8 de las más hermosas para recordar algunos de los momentos más icónicos del año. Si las quieres ver todas, el link está al final del artículo.

Maya Gabeira rompe el récord de la ola más grande


Nazaré, Portugal, 11 de febrero Maya Gabeira de Brasil en la ola más grande jamás montada por una mujer y la ola más grande surfeada por nadie durante la temporada de invierno 2019-20, una novedad para las mujeres en el surf profesional. Armando Franca / Associated Press.

Esta foto de Armando Franca, se posiciona como una de las mejores del año porque retrata el momento exacto en el que Maya Gabeira rompe el récord de la ola más grande de la historia surfeada por una mujer. «Las olas son tan grandes que si estás abajo en la playa, no ves nada más que rocío y espuma», dijo Franca después de tomar la foto. Es un momento histórico, la ola mide más de 23 metros.

Plaga de langostas en Kenya

Laisamis, Kenia, 8 de febrero Kenia luchó contra el peor brote de langosta del desierto en 70 años, amenazando la seguridad alimentaria de millones de personas. Khadija Farah para The New York Times.

Esta foto retrata la peor plaga de langostas en 70 años. La invasión atacó a Kenya, Etiopía y Somalia. Es una de las plagas migratorias más destructivas del mundo y pueden comerse en pocas horas un kilómetro de sembradíos que podrían alimentar hasta 35 mil personas. La fotografía, aunque es un momento trágico y complejo, parece sacada de un cuento de hadas.

Tres princesas en un balcón

Nueva York, 10 de marzo Las familias judías celebraron Purim en Borough Park, Brooklyn, una de las comunidades judías ortodoxas más grandes fuera de Israel. Ashley Gilbertson para The New York Times

“Subí a mi auto para ir a una parte diferente del vecindario y cuando me detuve en la cuadra, vi a esas tres niñas apiñadas en la ventana, viendo a todos celebrando. Tomé la foto. En el marco después de esa foto, las chicas me miraban. En el siguiente cuadro, desaparecieron. Fue uno de esos momentos que fue absolutamente robado. Existió por un momento diminuto antes de que me vieran «, comenta el fotógrafo.

La foto fue tomada en las comunidades judías de New Rochelle y Gibertson de Borough Park en Brooklyn.

Un mensaje del cielo

Roma, 10 de abril El Papa Francisco celebró el Viernes Santo en una plaza de San Pedro vacía en el Vaticano, muy lejos de la procesión habitual que atrae a decenas de miles cada año. Nadia Shira Cohen para The New York Times.

Primera vez en la historia del Vaticano que un Viernes Santo se celebra sin público. En esta ocasión, el Papa Francisco elevó su voz para pedirle a Dios que la pandemia se acabe rápido. Fue en abril del 2020.

Te podría interesar: EN FOTOS: Los 80 años de historia de los perros de la reina Isabel II

Abrazos en la nueva normalidad

Wantagh, N.Y., 24 de mayo Olivia Grant abrazó a su abuela, Mary Grace Sileo, a través de un paño de plástico colgado de un tendedero. Fue su primer contacto desde el inicio del encierro causado por la pandemia. Imágenes de Al Bello / Getty.

Todo por la magia de un abrazo. Una familia de Long Island hizo una instalación que les permitiera abrazar a sus abuelos que estaban tristes, en eso Al Bello acudió al encuentro para poder retratarlo como la nueva normalidad. ““Era traslúcido y pensé: ‘Bueno, si se abrazan, podrían hacer algunas formas con sus caras’. Solo pensé, ‘Veremos qué pasa’. Entonces vinieron los padres. Los niños, los abuelos, el esposo, la esposa. La abuela se emocionó mucho y estaba abrazando a los niños y sosteniendo sus caras, agarrándoles la cara y sin soltarlos”, explicó el fotógrafo.

La moda no se detiene




Westport, Conn., 17 de septiembre El diseñador de moda Christian Siriano mostró su colección de primavera de 2021, con pufs, volantes flamencos y máscaras faciales, en su casa de Connecticut. Simbarashe Cha para The New York Times.

Pese a que no hubo público, el diseñador Christian Siriano dijo que fue uno de los mejores desfiles que ha tenido: “Aunque fue una situación de Covid, fue una de las mejores experiencias de desfiles de moda que he tenido. La intimidad y la naturaleza relajada de la misma: uno tenía la sensación de que Christian conocía a la mayoría de las personas allí o tenía una conexión con ellas, por lo que no había esta fachada o aire ni ninguna persona o grupo de personas por encima de cada uno”, explicó el fotógrafo.

Un campo minado

Scarsdale, N.Y., 16 de marzo Miembros de la Guardia Nacional desinfectando superficies en el Centro Comunitario Judío de Mid-Westchester. Nueva York creó un «área de contención» en el condado de Westchester para frenar la propagación del coronavirus. Andrew Seng para The New York Times.

Les tocó cubrir un campo minado, pero muy distinto a lo que están acostumbrados. Esta vez, tuvieron que limpiar todas las superficies posibles de un kinder garden que fue uno de los primeros focos de infección en Nueva York. La foto ha recorrido el mundo.

Vivo por ella

Milán, 13 de marzo Los italianos tocaron música en sus balcones como muestra de solidaridad ante el coronavirus, que se extendió rápidamente por todo el país ese mes. Alessandro Grassani para The New York Times

En algunos rincones de Europa, los vecinos se organizaban en conciertos masivos cuando los momentos de cuarentena extrema estaban más radicales. Aparecían en sus ventanas con sus instrumentos y poco a poco se les unían con voces y aplausos. Aquí una foto de Alessandro Grassani en la que una vecina queda embelesada por el sonido de su acordeón en su ventana.

Si quieres ver el resto de las fotos y los análisis de The New York Times, haz clic aquí.

spot_img

Compartir

Relacionadas