¿Qué pasó con Simone Biles? Los demonios de la gimnasta más importante del mundo

Reciente

Conoce a Nava Mau, la actriz mexicana que se roba escenas en «Bebé Reno», en 5 datos

Bebé Reno, la serie de Netlfix que ha estado...

Avanti y Yaser Dagga formarán parte del Festival Intercolegial de Gaitas

Desde el 15 de mayo, Galería Avanti junto a...

Karina disfrutó del amor de su público y conquistó los corazones con su música

La querida artista brindó su arte en un concierto...

Bodegas Pomar presenta a sus nuevos embajadores

La cantante Karina, el especialista en vinos Carlos Torrealba...

“Fedal” de regreso gracias a Louis Vuitton

Los dos tenistas se unieron para una campaña emotiva,...

Orfebre venezolana presente en Cannes

En el Festival de Cannes el actor Nicolas Cage...

Laura Termini regresa a Venezuela con proyectos que enaltecen al talento nacional

Es actriz, animadora, actriz de doblaje, cantante y más,...

Considerada la gimnasta más talentosa de la historia mundial, Simone Biles lleva en sus hombros la carga de un pasado lleno de inconvenientes y un presente cargado de la presión de ser siempre perfecta. Ahora, en plena ejecución de los JJOO 2020, decidió dejar a un lado la competencia y aquí te contamos cómo ha sido su vida para que la entiendas mejor.

Una madre drogadicta la dejó a los 3 años

Shanon Biles estaba completamente sumergida en las drogas al momento de tener a Simone. Con solo 3 años, debió ser reubicada por los servicios sociales de Columbus, Ohio, el estado que la vio nacer para poder garantizar su seguridad. 

Simone y su hermana menor llegaron a la casa de su abuelo materno Ronald, quien en conjunto con su esposa Nellie Cayetano, se hicieron cargo de las pequeñas.

Después de ser su hogar temporal por 3 años, decidieron firmar los papeles para adoptarlas formalmente. Simone perdió el contacto completamente con su madre y desde ese entonces, sus abuelos se convirtieron en sus padres.

Te podría interesar: ¿Sexismo en los Juegos Olímpicos? Mujeres obligadas a usar bikini y otros problemas de Tokio 2020

Dejando el trauma de su pasado atrás, Simone comenzó a ir a planes infantiles de deporte. Entre ellos, estaba la gimnasia. Con solo 6 años demostró actitudes extraordinarias de flexibilidad, saltos y movimiento corporal. Los instructores quedaron tan fascinados con su talento, que recomendaron que la pequeña debía buscar entrenamiento profesional.

Simone comenzó a dominar las piruetas con agilidad profesional. A los 8 años, fue descubierta por su actual entrenadora Aimee Borman y su vida cambió por completo.

¿Le ha afectado su adopción? Sí. En más de una oportunidad ha confesado que piensa cómo sería su vida si el desenlace hubiera sido diferente, pero, con ayuda de psicólogos ha trabajado el hecho de que el pasado debe dejarlo ir.

«Cuando era más pequeña me preguntaba qué habría sido de mi vida si no hubiese pasado nada de esto. A veces todavía me pregunto si mi madre biológica se arrepiente y querría haber hecho las cosas de manera diferente, pero evito plantearme estas preguntas porque no las tengo que responder yo», explica.

Simone y su diagnóstico con ADHD

Es una leyenda para el mundo del deporte.

Desde pequeña ha canalizado su bienestar emocional a través del deporte. Esto le creó una especie de “adicción” al entrenamiento que la llevó a buscar ayuda médica. Para septiembre del 2016, confesó ante el público que fue diagnosticada con ADHD.

¿Qué es ADHD? Un trastorno de conducta que se caracteriza por la dificultad de prestar atención o también, por impulsos incontrolables de hiperactividad.

Para poder controlarlo, debe medicarse y sus medicaciones, alteran sus valores de dopaje para los Juegos Olímpicos. Simone, comenzó una campaña de concientización que permitiera que, atletas como ella, pudieran seguir cuidando su salud mental sin dejar a un lado el deporte.

Trabajando de la mano con World Anti Doping Agency, logró tener una excepción médica para seguir tomando su tratamiento, pero desde ese entonces, además de ser una súper estrella de la gimnasia, se transformó también en activista de salud mental.

La vida de los atletas es mucho más que entrenar y comer bien, la presión de mantenerse en forma y, además, de representar a toda una nación la volvió vulnerable y decidió buscar ayuda: «Durante un tiempo, vi a un psicólogo una vez cada dos semanas. Eso me ayudó a sintonizarme conmigo mismo para sentirme más cómodo y menos ansioso», comentó.

Sus padres tienen un gimnasio en donde admiten atletas de bajos recursos y ahí también entrena Simone.

El abuso sexual que la hizo parte del #MeToo

Millones de mujeres en el mundo han compartido sus historias de abuso sexual a raíz del movimiento “MeToo”, que traduce al español: “Yo también”. Simone, sintió la responsabilidad de contar su historia cuando comenzaron a rondar rumores alrededor de Larry Nassar, quien había sido su entrenador.

En un comunicado en su cuenta de Twitter, publicó: “Soy una de las muchas sobrevivientes del acoso sexual de Larry Lassar. Por favor, créanme que era mucho más difícil decir esas palabras en voz alta que escribirlas en papel(..) No es normal recibir ningún tipo de trato por un equipo físico especial y referirse horriblemente a él diciendo que es el “tratamiento especial”. Este comportamiento es completamente inaceptable, desagradable y abusivo, especialmente viniendo de alguien en quien me decían que debía confiar”, comenta.

Después de meses trabajándolo en terapia y canalizando que lo que había sucedido no era su culpa, Simone decidió alzar la voz para demostrar que el abuso sexual le pasa hasta a las más reconocidas atletas y celebridades.

“Yo soy única, inteligente, talentosa, motivada y apasionada. Me prometí a mi misma que mi historia sería mucho más grande que esto y les prometo a todos que nunca me voy a rendir. Voy a competir con todo mi corazón y mi alma cada vez que pise un gimnasio”, explicó a sus seguidores.

Te podría interesar: TODO lo que debes saber sobre la historia de Venezuela en los Juegos Olímpicos

¿Qué sucedió en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020?

Tiene en su colección más de 20 medallas de oro,

Simone Biles tiene más de 25 medallas de oro en su historial. Es la gimnasta más exitosa de la historia del deporte y sus récords y habilidades la posicionan como la atleta más talentosa del mundo.

Ahora, en plena ejecución de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, para los que tenía 5 años entrenando, decidió abandonar la competencia de grupos para priorizar su salud mental.

Días antes, le había dado una entrevista al New York Times en donde confesó que los únicos momentos en los que es verdaderamente feliz, es cuando está fuera de competición. Ahora, con el escenario entero para ella, decidió dejar a un lado la competencia.

¿Qué sucedió exactamente? La gimnasta hizo un salto doble y cayó mal en la colchoneta dando un paso adelante para poder aterrizar. Minutos después, volvió al gimnasio con la pierna vendada y la chaqueta de su equipo demostrando que no seguiría participando.

Cuando la entrevistaron sobre lo sucedido, comentó: “Obviamente son los Juegos, algo enorme, pero al final del día lo que queremos es salir de aquí por nuestro propio pie, no en camilla. Siento que no disfruto tanto, estoy más nerviosa cuando compito. Mi objetivo en los Juegos es centrarme en mi bienestar. Se que hay más en la vida que solo la gimnasia”, explicó.

¿Por qué Simone es tan importante?

Es considerada la mejor gimnasta del mundo.

Simone, con solo 24 años ha ganado todas las competencias generales en las que ha participado desde 2013 y tiene un récord de 25 medallas mundiales. También es la primera mujer estadounidense en ganar cinco títulos nacionales completos.

Tiene a su nombre cinco medallas olímpicas (cuatro de oro, una de bronce), que logró en su primera participación.  Ahora, es considerada la gimnasta más habilidosa del mundo puesto que domina todas las disciplinas del deporte.

¿Qué hará ahora? Por los momentos, Simone informó a la prensa que se enfocará en mantener su salud mental porque “está lidiando con algunas cosas internamente”. Esperemos que se recupere pronto, pero siempre será la G.O.A.T. (Greatest of them all)

spot_img

Compartir

Relacionadas