¡Enhorabuena! La poeta venezolana Yolanda Pantin gana el premio Federico García Lorca (+ poemas)

Reciente

Bodegas Pomar presenta a sus nuevos embajadores

La cantante Karina, el especialista en vinos Carlos Torrealba...

“Fedal” de regreso gracias a Louis Vuitton

Los dos tenistas se unieron para una campaña emotiva,...

Orfebre venezolana presente en Cannes

En el Festival de Cannes el actor Nicolas Cage...

Laura Termini regresa a Venezuela con proyectos que enaltecen al talento nacional

Es actriz, animadora, actriz de doblaje, cantante y más,...

«Criaturas asombrosas» una aventura que estará en el Festival de Cine Francés en Venezuela

Drama, ciencia ficción y humor, es la esencia de...

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Con una trayectoria poética inconmensurable, Yolanda Pantin ha cambiado la historia de nuestro país desde la publicación de su primer verso. Hoy, celebramos con orgullo que fue galardonada con el Premio de Poesía Federico García Lorca, uno de los reconocimientos más grandes que puede recibir un poeta.

“Mi voz arrastra otras voces”

Yolanda Pantin leyendo uno de sus libros: «Bellas ficciones».

Eran las 7 de la mañana cuando Yolanda Pantín recibe la espectacular noticia: había sido galardonada con el Premio de Poesía Internacional Federico García Lorca. Sin haberse tomado siquiera un café, se confiesa en shock: “Jamás pensé que podría recibir tan alto reconocimiento”.

El comité del Premio Internacional de poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca, decidió otorgarle el premio en esta decimoséptima edición por “su aportación relevante al patrimonio cultural de la literatura hispánica”. Pantin sigue sumergida en sorpresa, con sus 66 años recién cumplidos.

“Conmigo va una tradición literaria, no soy una voz aislada, son mis lecturas y mis contemporáneos, mis poetas mayores, conmigo vamos todos… Me llamó una poeta amiga por la mañana, y se lo conté. Y le dije que estaba conmigo, que estamos juntas. En mi primer libro de poemas había un epígrafe suyo. Mi voz arrastra otras voces. Mejor dicho, las lleva consigo”, explica la poeta.

Te podría interesar: ¿Quién es Louise Glück? La poeta que ganó el Premio Nobel de Literatura 2020

Una tradición poética de miles de páginas

Rafael Cadenas, poeta venezolano, también ganó el Premio Federico García Lorca. ¡Dejando el nombre de nuestro país en alto!

Yolanda Pantin nació en Caracas, en 1954. Creció y se crio en Turmero, una ciudad del estado Aragua en conjunto con sus once hermanos menores. Estudio artes plásticas y después, se mudó a Caracas a estudiar letras. Todo cambió cuando ingresó al taller “Calicanto” de Antonia Palacios y comenzó su trayectoria poética.

Con más de 20 libros a su nombre, entre poemarios, ensayos y hasta cuentos para niños, Yolanda Pantin es un magisterio de la poesía venezolana:

“Son muchos años y muchas páginas escritas, demasiadas quizá, pero no me arrepiento de nada porque la constancia ha sido la búsqueda y en la búsqueda uno puede equivocarse y meterse por un camino que no es, meterse luego por otro camino… Todo tiene sentido en la vida. Los tropiezos, los balbuceos, los hallazgos… La poesía ha sido una herramienta de exploración interior. Parece tonto pero no es tan fácil”, explica Yolanda.

Su tradición poética ha marcado más de una generación y su voz viva, vigente y poderosa se mantiene intacta en cada página que ha escrito. Yolanda Pantin es una leyenda y se le ha abierto un foco merecidísimo ante el mundo: “Me da mucha alegría y miedo, pero no miedo de terror sino miedo de temblor”, comentó como sus primeras reflexiones tras recibir el premio.

Yolanda Pantin ha dejado el nombre de nuestro país en alto y además, es una prueba fehaciente de que en Venezuela la poesía es fuerte y poderosa. Aquí tienes 3 poemas:

Vitral de una mujer sola:

Se sabe de una mujer que está sola
porque camina como una mujer que está sola
Se sabe que no espera a nadie
porque camina como una mujer que no espera a nadie
esto es
se mueve irregularmente y de vez en cuando se mira los zapatos
Se sabe de las mujeres que están solas
cuando tocan un botón por largo tiempo
Las mujeres solas no inspiran piedad
ni dan miedo
si alguien se cruza con ellas en mitad de la vereda
se aparta por miedo a ser contagiadoLas mujeres solas miran el paisaje
y se diría que son amantes
de las aceras/ de los entresuelos/ de las alcantarillas/ del
subsuelo
de los subterfugios
Las mujeres solas están sobre la tierra
igual que sobre los árboles
les da igual porque para ellas es lo mismo
Las mujeres solas recitan parlamentos
estoy sola
y esto quiere decir que está con ella
para no decir que está con nadie
tanto se considera una mujer sola
Las mujeres solas hacen el amor amorosamente
algo les duele
y luego todo es más bien triste o colérico o simplemente amor
Estas mujeres se alumbran con linternas
van al detalle
saben dónde se encuentra cada cosa
porque temen seguir perdiendo
y ya han perdido o ganado demasiado
Ellas no lo saben
van del llanto a la alegría
piensan en la muerte, a veces
planean un largo viaje e imaginan encuentros posibles
administran el dinero
compran legumbres
trabajan de 8 a 8
Si tienen hijos hacen de madres
son tiernas y delicadas
aunque muchas veces se alteren
un pensamiento recurrente es
ya no puedo ni un minuto más
Las mujeres solas tienen infinidad de miedos
terrores francamente nocturnos
los sueños de tales mujeres son
terremotos catástrofes sociales
Una mujer sola reconoce a otra mujer sola
de forma inmediata
llevan el mismo cuello airado
lo cual no quiere decir
que no quieran a nadie más que a sí mismas
esto es completamente falso
lo cierto es que la casa de una mujer sola
está abierta a su antojo
Una mujer sola
no puede curar su soledad
porque nada está enfermo
se remedia lo curable
una gripe o un dolor de estómago
La mujer que piense que su soledad es curable
no es una mujer sola
es un estado transitivo entre dos soledades
infinitamente más peligrosas
Una mujer sola es una mujer acompañada
aunque de este hecho no se percate
más que el zapato al que mira con detenimiento
o el botón
que parece representar algo verdaderamente importante
como de hecho lo es
como los árboles o el cielo
sólo que el privilegio que deriva de semejante atención
es más bien propio de las almas temperadas al siguiente fuego:
id contigo
para estar con vosotros.

Escribir:

No hay ninguna
pretensión
en este intento,

si antes era así,
ahora

viene y queda
el gesto

igual a

cuando niña
dibujaba

por placer
y no dormía
hasta pintar

lo que pensaba

y era un mundo
que se hizo
con los años

garabato,
torcedura.

Apenas

Como la matica
que está detrás
de mi cabeza

nos sostiene
un alambre dulce
muy fino.


¡Enhorabuena Yolanda!

spot_img

Compartir

Relacionadas