Isbel Parra, Miss Venezuela Internacional 2020: “Actitud, gratitud y felicidad porque mi presente es un lujo”

Reciente

Nivea lanza sus Cremas Corporales 5 en 1 Cuidado Completo

Nivea trae una nueva línea para cuidarla piel, la...

Shakaspeare se instala en el Centro Cultural Chacao con «El Mercader de Venecia»

El Centro Cultural Chacao recibe a "El Mercader de...

¡Directo al corazón! Vanesa Martín enamoró a Caracas con su simpatía y talento

Venezuela y la cantautora tuvieron un encuentro musical en...

6 cosas que puedes comprar si eres muy fan de Bridgerton

Con el boom de la tercera temporada de Bridgerton,...

Oreo es la galleta oficial de la Vinotinto

Oreo apoya el sueño Vinotinto al firmar un acuerdo...

Te contamos 5 cosas que no sabías de Nicola Coughlan ¡La actriz que deslumbra en Bridgerton!

Desde la primera temporada de "Bridgerton", Lady Penélope, el...

5 cosas que debes saber de Bridgerton 3 (sin spoilers)

Ya se estrenó la tercera temporada de Bridgerton y,...

Lidotel celebra buenas noticias en lo que va de 2024

Lidotel, la cadena hotelera más reconocida e importante de Venezuela,...

Uniendo su pasión por el deporte y la magia que ofrece el mundo de los concursos de belleza, Isbel Parra se ha transformado en una reina multifacética. Trabajando como entrenadora de gimnasia, diseñadora de modas y embajadora de los Juegos Olímpicos, espera pacientemente su turno para demostrar el talento de la mujer venezolana en el Miss Internacional 2022.

De gimnasta a Miss


«Es importante desarrollar la inteligencia emocional necesaria y guiar a los más pequeños para que la experiencia en redes sociales sea positiva y segura, y al mismo tiempo que les permita expresarse»

Desde muy pequeña comenzó a practicar gimnasia en el “Complejo Deportivo Gimnasio Los Gemelos”, en Montalbán. Su contextura alta y delgada la hacían perfecta para el deporte. Disfrutaba practicar todas las tardes y su familia era su motor principal en cada tarea: “Recuerdo que todos los días al salir del colegio, mi abuela me esperaba con el almuerzo caliente; luego hacia mis tareas, tomaba la siesta y a las 4pm la escuchaba diciendo: es hora de ir a la gimnasia”.

Su abuela, Leonidas de Santos la acompañó en todo su proceso educativo inculcándole siempre disciplina y una conexión fuerte y poderosa con su vida espiritual. “Esa etapa de mi vida junto a ella la recuerdo con gran nostalgia y sobre todo con mucho amor. Ya no se encuentra físicamente conmigo, pero sé que ha estado a mi lado guiándome en todo momento”, explica la reina.


“Sigo siendo la Isbel soñadora, emprendedora y risueña; aprendí a vivir más el presente, agradecer a todas esas personas que forman parte de mi vida y valorar aun más cada segundo junto a mis seres queridos”.

Isbel se considera una soñadora incansable. Aunque la gimnasia formó parte de su vida por 18 años, tenía un sueño que no podía dejar a un lado: ser reina de belleza. “Nunca tuve apuro ya que mi enfoque siempre fue el deporte, pero al retirarme, mayor de edad y más madura, mi familia y yo consideramos que era el momento apropiado para iniciar esa nueva etapa de mi vida”, recuerda.

Sin importar qué camino elegía Isbel, su familia siempre la acompañaba en todos los procesos. La confianza que tiene en sus talentos y habilidades, se la debe a su abuela. Recuerda cariñosamente que le decía: “Isbel va a ser alguien muy grande en esta vida”, y la Miss confiesa, con una maleta de sueños cumplidos a su lado, que poco a poco sus palabras se han hecho realidad.

Humildad, tolerancia y honestidad

Walt Disney dijo en una oportunidad: “Si lo sueñas, puedes lograrlo” y así ha sido el camino que ha trazado Isbel Parra, pero en cada paso ha tenido un arma secreta: su familia.

“Mi familia ha sido un pilar muy importante en mi vida, todo lo que soy se los debo a ellos y no puedo estar más agradecida con todas las enseñanzas, consejos, el apoyo y el amor incondicional que siempre me regalan”, confiesa.

Conocida por su personalidad amable y cálida, Isbel Parra aplica 3 valores fundamentales en su vida: la humildad, la tolerancia y la honestidad.

La humildad, saber de dónde vienes manteniendo siempre los pies sobre la tierra.

La tolerancia, ese respeto hacia los demás, sus ideas o creencias.

La honestidad, actuar en todo momento desde la verdad y la integridad alineada a esos principios que forman parte fundamental de mi ser.

Isbel PArra, Miss Venezuela Internacional 2020.

Llevándolos como bandera, Isbel Parra ha logrado materializar sus sueños y ahora, está en la espera de representar a Venezuela en el Miss International 2022, aunque ya le ha tocado dar la cara por su país en una celebración muy importante: Juegos Olímpicos Tokio 2020.


“Necesitamos más de esa moda inclusiva, esa que promueve el dejar de seguir los estereotipos tradicionales y esa idea de un cuerpo perfecto, esa que llegó para transformar la industria en un espacio donde todos tengan su lugar y respeto”.

Embajadora Olímpica de Venezuela

Aunque direccionó su carrera hacia el modelaje, el deporte y la gimnasia siguen presentes en su vida. En los Juegos Olímpicos Tokio 2020, donde Venezuela tuvo una participación histórica, Isbel Parra fue seleccionada como Embajadora Olímpica de Venezuela.

Desde su plataforma como Miss Venezuela Internacional 2020, la reina se encargó de compartir información constante sobre los Juegos Olímpicos y les abrió focos de atención a los deportistas venezolanos: “Para mí fue un honor y un placer inmenso haber acompañado a toda la delegación venezolana desde la distancia celebrando sus logros”, comentó.

Para seguir contribuyendo con el deporte en Venezuela, trabaja como entrenadora en el Club Gimnástico Génesis, en donde se enfoca en impulsar a los niños para que practiquen gimnasia.

Te podría interesar: ¡Una participación histórica! TODAS las medallas y diplomas olímpicos de los venezolanos en Tokio 2020

La experiencia la ha ayudado a entender el contexto social de Venezuela y ha conectado profundamente con la comunidad: “Lo más difícil es ver las carencias que muchas personas pueden tener, y aun así los padres hacen el mayor esfuerzo para que sus hijas practiquen gimnasia; y eso es sumamente admirable”, explica.

Pasar de ser gimnasta a convertirse en entrenadora de pequeñas, la ha transformado en una mejor versión de sí misma: “Tener ese rol de entrenadora ha sido maravilloso porque me ha permitido crecer como persona, ser mucho mas empática, responsable, a colocar a la disposición de los demás mis capacidades y habilidades, y motivar a las niñas constantemente a ser mejores cada día en todo lo que se proponen”, comenta la Miss.

“Actitud, gratitud y felicidad porque mi presente es un lujo”


“Los filtros y retoques son cambios que pueden afectar a aquellos jóvenes que creen solo en estándares o estereotipos, por ello es importante entender que no forman parte de la realidad, que no deben ser determinantes para la autoestima de una persona y que el valor de cada uno de nosotros esta en nuestro ser, en nuestras acciones y no en lo que vemos en una pantalla”.

Su trabajo como Miss Venezuela Internacional 2020, lo ha direccionado hacia la gratitud por lo que tiene: “Siempre me he considerado una persona muy alegre, llena de positivismo; y es lo que busco trasmitir en mis redes para motivar e impulsar a todas esas personas que se puedan sentir inspiradas por mí, e incluso cambiar la percepción de aquellas que quizás no sientan esa misma afinidad”.

Pese a que su reinado sucedió entre la tumultuosa realidad del Covid-19, para ella la pandemia funcionó como un proceso de introspección y transformación personal: “Me di cuenta que no necesitamos mucho para ser felices y que siempre podemos encontrar un lado positivo, una enseñanza a cada situación por más difícil que parezca”, comenta.

A diferencia de sus otras compañeras de reinado, el Miss Internacional todavía no tiene una fecha determinada y eso ha sido un desafío para ella: “El reto más grande ha sido trabajar hacia un concurso que aún no tiene fecha exacta definida. Lograr una planificación sabiendo que debido al Covid-19 todo puede cambiar ha sido complejo, pero al mismo tiempo lo hemos canalizado de la mejor manera”.

Pero mientras espera, se enfoca en agradecer las oportunidades que ha tenido desde que tomó la decisión de trabajar en la industria de la belleza: “Actitud, gratitud y felicidad porque mi presente es un lujo. Es una frase que me repito constantemente para recordarme lo importante de vivir el ahora, de ser agradecida con la vida por todas las bendiciones que ha puesto en mi camino y de seguir disfrutando cada momento, trabajando siempre por ser mi mejor versión”, explica.

Por los momentos, Isbel Parra se encuentra a la espera de la fecha de su concurso, pero mientras tanto, se sigue preparando para llevar a Japón 2022 todos sus talentos para buscar la corona: “Lo más difícil es llenar las expectativas de un público venezolano que es particularmente exigente con sus reinas de belleza” comenta.

Hoy entregará su corona como Miss Venezuela Internacional, pero con la emoción y expectativa de que pronto podrá representar a Venezuela en territorio internacional. ¡Gracias Isbel!

CRÉDITOS DE LAS FOTOGRAFÍAS

spot_img

Compartir

Relacionadas