¿El matrimonio homosexual existía durante la Edad Media? Todo lo que debes saber sobre la adelfopoiesis

Reciente

La Casa Bistró tiene nuevo festival: «Dos cocineros con hambre»

El comedor de La Casa Bistró huele a plan...

Cara a cara: Luke Newton

Texto: Verónica Egañez Es el tercer hijo varón de los...

Camila tiene el «Corazón en Coma» con Eden Muñoz

Los integrantes de la agrupación mexicana Camila, Mario Domm,...

Nivea lanza sus Cremas Corporales 5 en 1 Cuidado Completo

Nivea trae una nueva línea para cuidarla piel, la...

Shakaspeare se instala en el Centro Cultural Chacao con «El Mercader de Venecia»

El Centro Cultural Chacao recibe a "El Mercader de...

¡Directo al corazón! Vanesa Martín enamoró a Caracas con su simpatía y talento

Venezuela y la cantautora tuvieron un encuentro musical en...

6 cosas que puedes comprar si eres muy fan de Bridgerton

Con el boom de la tercera temporada de Bridgerton,...

Oreo es la galleta oficial de la Vinotinto

Oreo apoya el sueño Vinotinto al firmar un acuerdo...

Durante la Edad Media se realizaba un ritual religioso con el que se creía que se estaba estableciendo una unión irrompible entre dos personas del mismo sexo. Esta ceremonia eclesiástica se conocía como Adelfopoiesis. Aquí todos los detalles.

¿A qué se refiere adelfopoiesis?

Etimológicamente la palabra adelfopoiesis significa “hacer hermanos”. En la Edad Media, esta era una ceremonia cristiana bastante común en toda Europa.

En ella, dos personas del mismo sexo – por lo general hombres – eran unidas eternamente bajo un voto de amor y hermandad. A partir de ese momento, las dos personas estarían unidas eternamente bajo los ojos de la religión católica.

Por ello, debían cuidarse y respetarse hasta que alguno muriera. Era exactamente igual a un matrimonio. Así, contaban con un vínculo artificial que les daba derecho a vivir juntos, poder heredar uno del otro y ser enterrados juntos.

Te podría interesar: ¿Quién es Joséphine Baker? La ‘diosa de ébano’ que fue espía y será la primera mujer negra en el Panteón de París

¿Cómo se hacia el ritual?

La ceremonia no requería de un gran número de asistentes, a veces se realizaba sin siquiera un sacerdote

Pável Florenski, teólogo e historiador ruso, explicó cómo era el ritual en su libro “La columna y el Fundamento de la Verdad. Ensayo de Teodicea Ortodoxa en Doce Cartas”:

  • Primer paso: la pareja se colocaba frente al altar – el más viejo a la izquierda – y mostraban su rostro a la cruz.
  • Segundo paso: se comenzaba con la lectura de liturgias que hablaban sobre el amor, el respeto, la unión y la tolerancia.
  • Tercer paso: se colocaba un cinturón que abrazaba a las dos personas a unir y se les hacía beber vino de una misma copa.
  • Cuarto paso: el ritual cerraba con un intercambio de besos y con el anuncio a toda la comunidad de que a partir de ese momento estaban unidos por el adelfopoiesis para toda la eternidad.

Te podría interesar: ¿Tomar el vino que bebió Cristo en la Última Cena? Estamos cada vez más cerca

¿Qué pruebas lo acreditan?

Aunque la tradición es antigua, hay muchas pruebas que aseguran su existencia. Según el historiador británico Alan Bray, no es un ritual del que se discute con libertad actualmente para evitar tergiversar su mensaje original: es un lazo fraternal y no carnal.

Giraldus Cambrensis fue el primer historiador medieval que registró la actividad. Este se encargó de escribir un texto que explicaba el ritual de forma satírica y exagerada.

En uno de sus escritos expresó: “Finalmente, se les une indivisiblemente con la celebración de una misa y los rezos de sacerdotes, como si se tratase de una boda”.

Asimismo, el historiador estadounidense John Boswell consiguió 80 manuscritos originales del vaticano que funcionaban como “actas de constancia” de las uniones.

Por su parte, uno de los casos más conocidos fue el de Eduardo II de Inglaterra junto a Piers Gaveston. Se dice que cuando el hijo del Rey lo vio sintió mucho amor y decidió hacer un hermanamiento: una liga indisoluble de amor con él.

spot_img

Compartir

Relacionadas