¡Del circo a las Olimpiadas! La curiosa historia de la Halterofilia y por qué se convirtió en un deporte

Reciente

Nivea lanza sus Cremas Corporales 5 en 1 Cuidado Completo

Nivea trae una nueva línea para cuidarla piel, la...

Shakaspeare se instala en el Centro Cultural Chacao con «El Mercader de Venecia»

El Centro Cultural Chacao recibe a "El Mercader de...

¡Directo al corazón! Vanesa Martín enamoró a Caracas con su simpatía y talento

Venezuela y la cantautora tuvieron un encuentro musical en...

6 cosas que puedes comprar si eres muy fan de Bridgerton

Con el boom de la tercera temporada de Bridgerton,...

Oreo es la galleta oficial de la Vinotinto

Oreo apoya el sueño Vinotinto al firmar un acuerdo...

Te contamos 5 cosas que no sabías de Nicola Coughlan ¡La actriz que deslumbra en Bridgerton!

Desde la primera temporada de "Bridgerton", Lady Penélope, el...

5 cosas que debes saber de Bridgerton 3 (sin spoilers)

Ya se estrenó la tercera temporada de Bridgerton y,...

Lidotel celebra buenas noticias en lo que va de 2024

Lidotel, la cadena hotelera más reconocida e importante de Venezuela,...

El levantamiento de pesas es tan antiguo como la historia de la humanidad, debido a que al ser humano siempre le ha gustado observar demostraciones de fuerza. Lo que actualmente es considerado un deporte olímpico, antes formaba parte del show de circo. Aquí todos los detalles sobre la halterofilia.

¿Qué significa halterofilia?

Pesas usadas en la antigua Grecia

Esta palabra proviene de ‘halteras’, nombre con el que se denominaban las pesas que usaban los atletas en los Juegos Olímpicos de la antigua Grecia. Por su parte, ‘filia’ significa amor, amistad o cualidad. Asi pues, halterofilia es el equivalente al levantamiento de pesas.

Te podría interesar: ¿Qué pasó con Simone Biles? Los demonios de la gimnasta más importante del mundo

¿Qué pasaba en la antigüedad?

En las civilizaciones antiguas ya existían las exhibiciones de fuerza. En Egipto se encargaban de levantar sacos de arena para demostrarla, mientras que en China los emperadores levantaban peso para demostrar que tenían poder y los soldados se veían sometidos a pruebas de levantamiento de peso para ingresar al ejército.

En la Antigua Grecia se realizaban los Juegos Olímpicos de la edad antigua. En esta competición había un hombre que destacaba sobre los demás: Milón de Crotona. En los juegos de lucha y otras disciplinas, Milón era un múltiple ganador que entrenaba con el principio de progresión.

¿A que hace referencia? Este es un método de entrenamiento en el que se debe cargar sobre los hombros a un ternero y caminar con el por la región de Crotona.

A medida que Milón se iba haciendo más fuerte, ocurría lo mismo con el animal. Cuatro años después, con la llegada de los JJ, OO., el hombre fue capaz de cargar un buey adulto.

Competencias en tabernas

La halterofilia fue adaptada por vikingos y escoceses, quienes en sus tierras realizaban juegos de demostración de fuerza al cargar piedras o troncos de gran tamaño y lanzarlos. Aunque estuvo un tiempo muerta la práctica, resurgió en el siglo XIX en Francia.

En las cantinas francesas los hombres se reunían para levantar una barra de hierro con dos bolas de metal a los lados. ¿Quién ganaba? El que levantaba la más pesada.

Te podría interesar: ¡Todos son muy raros! Los 5 deportes más extraños que compiten en los Juegos Olímpicos

Arribo a los circos

A finales del siglo XIX, la práctica se popularizó en Europa Central y pasó a exhibirse en los circos como espectáculo. Desde ese momento, al hombre le gustaba ver a otros humanos hacer un esfuerzo extraordinario por entretenerlos.

También llego a Estados Unidos. En la historia de la halterofilia circense destacaron: Louis Cyr – canadiense que hacia giras demostrando su fuerza en los pueblos de la costa este de Estados Unidos – y Eugen Sandow – ruso que hacia demostraciones de culturismo con pesas en Europa.

Transformación a deporte olímpico

En la primera edición de los Juegos Olímpicos modernos se conoce la versión más cercana de la halterofilia actual. Comenzó en 1896 en Atenas y no contaba con categorías de peso ni con movimientos de arrancada o dos tiempos y se podía realizar con una sola mano.

En esta primera prueba ganó el británico Launceston Elliot, quien levantó 71 kilogramos con una sola mano, convirtiéndose así en el primer medallista de oro olímpico de Gran Bretaña.

Aunque en la siguiente edición no tuvo acto de presencia, la halterofilia regresó cuatro años más tardes para galardonar al griego Pericles Kakousis. A pesar de ser un deporte popular, no tenía mucha regulación y estuvo fuera de los JJ. OO. por ocho años.

Para 1920 se formó la Federación Internacional de Halterofilia. Esto permitió el establecimiento de una serie de reglas para practicar el deporte y consintió su regreso a las olimpiadas con cinco categorías de peso: pluma, ligero, medio, semipesado y pesado.

Con el paso de los años se fue modificando a los movimientos y categorías conocidos en la actualidad que, además, permite que mujeres puedan formar parte de esta competición, quienes en el siglo XIX podían participar en este show de circo, pero eran alejadas de las competencias.

spot_img

Compartir

Relacionadas