¡Talento venezolano! Clarissa Egaña, CEO de Port de Bras: “Somos Athleisure with Soul”

Reciente

Bodegas Pomar presenta a sus nuevos embajadores

La cantante Karina, el especialista en vinos Carlos Torrealba...

“Fedal” de regreso gracias a Louis Vuitton

Los dos tenistas se unieron para una campaña emotiva,...

Orfebre venezolana presente en Cannes

En el Festival de Cannes el actor Nicolas Cage...

Laura Termini regresa a Venezuela con proyectos que enaltecen al talento nacional

Es actriz, animadora, actriz de doblaje, cantante y más,...

«Criaturas asombrosas» una aventura que estará en el Festival de Cine Francés en Venezuela

Drama, ciencia ficción y humor, es la esencia de...

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Con cada diseño hace un balance perfecto entre elegancia, modernidad y comodidad. Clarissa Egaña comenzó Port de Bras inspirada por los movimientos de ballet y ahora, se ha convertido en una de las marcas venezolanas más exitosas del mercado y con mayor proyección internacional. Conversamos con ella y nos contó su historia. La tienes aquí.

Una marca deportiva con responsabilidad

Inspirada por sus propias necesidades de consumidora, Clarissa Egaña decidió adentrarse en el mundo de la ropa deportiva pero desde una perspectiva más sostenible y responsable.

“Fue una decisión arriesgada, porque no tenía experiencia, hace 7 años existían marcas muy grandes que dominaban todo el mercado de ropa deportiva, pero existía un vacío en los conceptos  más orgánicos y con mayor factor de diseño”, comenta la CEO.

Desde el primer momento, Egaña trabajó para que su marca se distinguiera por sus valores de responsabilidad social y sostenibilidad.  Con la convicción de que lograría marcar una diferencia en el mercado, decidió crear “Port de Bras”, inspirada en los movimientos de ballet.

Inspirada en la elegancia y feminidad del ballet

Clarissa Egaña decidió bautizar su marca como “Port de Bras” porque es una apasionada del ballet. El término se refiere al conjunto de movimientos de los brazos que hacen las bailarinas.

“Los brazos para mí tienen una belleza que no obvia que muchas personas pasan por desapercibido y eso era lo que yo buscaba con mi marca. Esa belleza que muchas personas no ven en sí misma o que otras personas no ven en ella, pudiese salir a relucir con la ropa”, explica.

Pensando en crear un ejército de mujeres fuertes y seguras de sí mismas, Clarissa explica que su ropa está pensada para hacer “sentir a la mujer bella, segura de si misma y que busque un estilo de vida saludable”, asegura.

Su visión desde el comienzo fue crear prendas de colección que pudieran intercalarse entre sí para crear una conexión especial con los clientes Port de Bras: “No se puede combinar con cualquier cosa, sino que es una marca busca ser combinada entre prendas de la misma colección o colecciones pasadas. Esto ayuda a que exista una lealtad de nuestros consumidores con la marca ya que sienten el placer de complementar la estética dentro de la misma línea”.

¿Cómo es una mujer Port de Bras?  “Nuestra cliente aprecia el diseño, la innovación, el factor sorpresa, ser la primer en vestid esos cortes que la hacen sentir más bella. Es una mujer que le importa el medio ambiente, el circulo social en el que se desenvuelve y  quiere hacer un impacto positivo a través lo que consume”, confiesa.

Una marca de ropa con dignidad

Además de ser reconocida por la belleza y calidad de sus diseños, Port de Bras se destaca por sus metas de sustentabilidad. La misión de Clarissa ha sido siempre crear una línea de producción sostenible de la mano de sus artesanos.

“Son personas que se sienten dueñas de su arte, me gusta llamarles artesanos porque crean prendas desde su inicio, esto es algo que no se ve en líneas de producciones grandes, debido a que en es de una manera más robótica. En Port de Bras buscamos esa sensación de dignidad, placer y valor que solo el arte y la artesanía pueden causar”, explica.

Su marca ofrece una experiencia completa de estilo de vida porque sus piezas son únicas y elaboradas con consciencia: “Cuando una persona siente orgullo por lo que está creando, se interesa mucho más por lo que hace y que quede perfecta porque es su obra. Haciéndolo más atractivo para a persona detrás del producto, lo convierte en una pieza de lujo a diferencia de una prenda que forme parte de una producción  masiva” .

Un paraíso creativo sin límites

Port de Bras comenzó con prendas deportivas, pero con el tiempo ha evolucionado entrando de lleno al athleisure y hasta los trajes de baño. Clarissa Egaña explica que su meta siempre es salir de su zona de comodidad y experimentar con diferentes diseños y sus clientes le han permitido explorar con distintos fits.

“Queremos empezar a combinar nuestros leggings con un lindo blazer y después ese blazer te gusta tanto que quieres combinarlo con un pantalón, así creamos el pantalón. Luego te das cuenta que estas utilizando el top de ejercicios para la playa porque te gustan como se te ven y así se fue convirtiendo en trajes de baños y lo que se hacen son modificaciones manteniendo el ADN que va evolucionando en base a las necesidades de los clientes”, comenta.

“Athleisure with soul”

Con una proyección internacional extraordinaria que la llevó hasta a desfilar en Nueva York, Port de Bras apareció en la revista Forbes en donde una periodista, la definió como una marca de “Athleisure with soul” y desde entonces, Clarissa lo usa como parte de sus emblemas.

“Fue algo que nos encantó porque capto muy bien la esencia de la marca. Para ella fue muy refrescante escuchar la historia de Port de Bras, no solo porque es algo atípico en la ropa deportiva, sino que también la marca es un producto más artesanal, muy familiar, único. Encabezado por una diseñadora, puesto que generalmente es por equipos de diseño contratados o sub-contratados que rotan sin dedicarle su alma a lo que crean”, explica.

Su misión con la marca es trabajar por Venezuela: “Más que moda son ganas de hacer el bien, de retribuirle a mi país tantas cosas que me dio creciendo y parte de que este proyecto se llevara a cabo tenía que ser regresando con mi familia a Venezuela, abriendo plazas de trabajo dentro de nuestro país, buscando el bienestar de lo que nosotros considerábamos que necesitaba más ayuda y ella lo definió como athleisure with soul”, asegura.

Port de Bras sigue creciendo cada día más y dejando el nombre de nuestro país en alto. Si quieres saber más de la marca, haz click aquí para ir a su página web y aquí para su cuenta de Instagram.

spot_img

Compartir

Relacionadas