Velas perfumadas de Louis Vuitton: un viaje en el hogar

Reciente

¡Espectacular! Mira las fotos de Nicola Coughlan, de «Bridgerton», para Skims

Nicola Coughlan, Penelope, en Bridgerton, está en su mejor...

¡A propósito de su cumpleaños! 5 curiosidades que no sabías del príncipe William

William de Gales, primero en la línea de sucesión...

Elie Saab comparte en Resort 2025 el cine y la vanguardia

Un esplendor cinemático es lo nuevo de Elie Saab,...

Donald Sutherland, el legendario actor de Hollywood, muere a los 88 años

Donald Sutherland, protagonista de películas como M.A.S.H, Klute y...

Conoce a los jugadores más guapos de la Copa América 2024

¡Empieza la Copa América! Desde este 20 de junio...

El desfile «Avanti Alma Mater» al mejor estilo universitario

La Galería de mayor posicionamiento en el país, compartió...

Víctor Manuelle regresa al romanticismo de la salsa en su disco «Retromántico»

El querido sonero de la juventud compartió en un...

Cartier presenta «Nature Sauvage» su fascinante colección de animales preciosos en 5 piezas

Cartier presenta su última colección "Nature Sauvage", un tributo...

Grabado en el corazón de Louis Vuitton desde sus inicios, el viaje inspira de manera constante las creaciones olfativas de la maison. Es un estado de ánimo que está siempre listo para aventurarse y conquistar el mundo, con una curiosidad insaciable y una levedad del ser que abraza el descubrimiento y sirve como inspiración continua para el Maestro perfumista Jacques Cavallier Belletrud. Después de crear una primera colección de fragancias femeninas, en el 2016, que fue seguida por una gama masculina, en el 2018, el perfumista inició un nuevo viaje: cuatro velas perfumadas que transforman el hogar en un ambiente diferente.

TE PUEDE INTERESAR:
¿QUIERES DECORAR TUS ESPACIOS? TEN EN CUENTA ESTOS TIPS PARA PRINCIPIANTES
Estas 4 ediciones están disponibles desde el mes de octubre y se pueden adquirir a través de la página web de la marca

Cerámica con un espíritu nómade

Como fuente de inspiración, el movimiento es el hilo conductor común de la firma desde sus primeros baúles, pasando por el prêt-à-porter y las fragancias. Teniendo esto en mente, Marc Newson aspiró a contribuir con las primeras velas perfumadas de Louis Vuitton. Los recipientes de cerámica hechos a mano tienen una forma única. Creadas pensando en ofrecer un transporte práctico, las velas cuentan con asas de cuero natural, el material emblemático de la Maison. Estas asas cosidas a mano están fijadas a la cerámica con remaches de metal. Para embarcar en un viaje olfativo, solo hay que retirar la tapa de metal con acabado dorado y colocarla debajo de la vela, como una base. Descubra la cera elaborada en Grasse, Francia, con un detalle colorido: una mecha revestida de un sutil toque de pigmento vibrante, también pintada a mano en Grasse.

El color blanco mate puro de la cera contrasta con el destello de la base dorada, mientras la sensualidad de las asas de cuero natural complementa la promesa de calidez de la vela.

Como esos souvenirs que son el recuerdo eterno de un viaje, las velas perfumadas en recipientes de cerámica Louis Vuitton están diseñadas para tener un lugar en el hogar

 

La emoción del mundo exterior, dentro de su casa.

Con el deseo de capturar la esencia de los ambientes naturales y transportarla al interior de los hogares, el Maestro perfumista Jacques Cavallier Belletrud imaginó cada una de las primeras velas Louis Vuitton como una casa con las ventanas abiertas al mundo, o a una brisa poética que viene desde afuera y se instala en el interior.

Esta temporada, cada una de las creaciones del perfumista se inspira en paisajes descubiertos durante el viaje, además de los hogares iluminados por las velas perfumadas. La interacción entre los increíbles e inspiradores aromas exteriores y la necesidad del confort en el hogar es una dualidad constante. Los primeros botones de rosa del jardín que inundan la casa con su perfume, el cálido sol isleño que impregna un velo de algodón blanco, el olor a maleza seca que permea la ropa durante una caminata por el bosque, la magia de los copos de nieve que caen, observados desde la ventana, con un fuego crepitando en el fondo: estas cuatro fragancias se compusieron como instantáneas de momentos suspendidos en el tiempo, momentos que podemos revivir cada vez que encendemos una vela.

Cada una de ella se convierte en un torbellino emocional, creado a partir de las materias primas más hermosas en la paleta del perfumista

 

L’Air du Jardin

Trabajando en Grasse, Jacques Cavallier Belletrud imagina y compone cada una de sus fragancias en su laboratorio de perfumes en Les Fontaines Parfumées. En la primavera, cuando la rosa centifolia está finalmente lista para la cosecha, su esencia vaporosa impregna el aire en la región de la Provenza. Se desliza por cada grieta rocosa con una suavidad singular. Jacques crea una oda a esta rosa de mayo moldeándola en una luz impresionista. Como la rosa es una de las materias primas que puede perder su identidad cuando se concentra en la cera, aquí aparece sin artífices, transparente y etérea. La destreza técnica por detrás de esa elaboración es el éxito en simular la ingravidez de este aroma floral.

Esta fragancia habla de renovación y refinamiento eterno

Île Blanche

Velos de algodón blanco susurran al contacto con la brisa. Un murmullo acentúa la siesta de la tarde. Afuera, los azules del océano y el cielo atraen la vista. El calor de sol es demasiado fuerte; es mejor refugiarse a la sombra de las paredes de yeso y observar la partida de los barcos en el horizonte lejano.

Île Blanche es una isla imaginaria, un archipiélago de índigo y frescura, con rocío del mar y rayos luminosos. Jacques Cavallier Belletrud eligió una nota de té fresca para encarnar el contraste entre la pureza extrema del agua y el sol incandescente. También amalgamó un acorde de yerba con naranja, de jazmín sambac de China, esencia de neroli y cardamomo. Todo el virtuosismo de las flores se sumerge en un baño de citronela y verbena. En tan solo unos segundos, uno se siente tranquilo, como si estuviera en una isla apartada, con las preocupaciones cotidianas a miles de kilómetros de distancia.

Te puede interesar:
Lo que debes saber sobre el estilo industrial para decorar
Un perfume que crea la impresión de espacio e infinitud

Feuilles d’Or

A veces no hace falta más que un paseo por el bosque para sentir la energía corriendo por nuestras venas. Caminando sobre raíces de más de cien años cubiertas por hojas crujientes, uno siente el espacio libre necesario para elevar los sueños. Inspirado en el aroma de los bosques extravagantes, donde la exhalación de la tierra húmeda se fusiona con las hojas y la madera, Jacques Cavallier Belletrud rinde homenaje al pachuli de Indonesia.

El Maestro perfumista ofrece una expresión literal del aroma, suavizándola con esencia del cedro de Virginia. Un bosque majestuoso echa raíces en el hogar. Una madera suntuosa y vertiginosa como las que se encuentran en Asia. La esencia del pachuli en combustión aporta una profundidad mística. Facetas sutiles de incienso, geranio y bálsamo del Perú se abren paso en este bosque imaginario. Uno se siente envuelto por una sensación de seguridad y del máximo confort.

Una concentrado de fuerza pura

Dehors Il Neige

Las llamas crepitan en la chimenea. Detrás de los cristales escarchados se ven ráfagas de nieve. El horizonte se confunde con un blanco inmaculado. La tierra se funde con el cielo. Esta pantalla blanca hipnótica atrae a todas las generaciones, fascinadas por el silencio envolvente. El Maestro perfumista Jacques Cavallier Belletrud se concentra en la magia de las nevadas durante los últimos días del año. Compone la escena en un cómodo chalet en la montaña, donde el metal congelado se yuxtapone a un exuberante y majestuoso bosque de pinos.

Dehors Il Neige explora las sensaciones suaves de la altitud: una infusión de anís estrellado y canela que evoca el pan de jengibre y notas festivas del mes de diciembre, mientras el incienso encarna la suavidad envolvente de una manta de cachemira. Entonces, contrastando con este calor interior, Jacques Cavallier Belletrud introduce aldehídos metálicos tumultuosos: pureza, un blanco penetrante, limpieza y claridad.

Un estremecimiento reconciliado por una nota final de frambuesa

Fotografías: cortesía de Blue Press Service

spot_img

Compartir

Relacionadas

¡Conocimos La Gallinita! Y te contamos los 5 platos que no te puedes perder

La Gallinita llega con una propuesta interesante. Este restaurante...