Esta mujer se encarga de ‘ablandarle’ los zapatos a la reina Isabel II

Reciente

Cotton On inaugura su primera tienda en Venezuela 

Cotton On, la reconocida marca australiana fundada en 1988,...

Los 5 papás más guapos de Hollywood

Además de ser talentosos y estrellas de Hollywood son...

¡Vacaciones! Talento y diversión en el Campamento Broadway

Canto, baile, actuación y actividades geniales de aprendizaje, es...

El primer Cluster de marcas especializadas en interiorismo abre sus puertas

En un emocionante paso hacia la innovación y la...

¡En la pista! Alessandro Famularo busca representar a Venezuela en la Formula 1

El joven piloto venezolano, trabaja para estar en la...

¡Puro talento venezolano! Aquí tienes TODOS los Récords Guinness que tiene Venezuela

El Guinness World Record es la máxima autoridad en...

3 datos que debes saber de «Intensa-mente 2» (sin spoilers)

Desde este jueves 13 de junio el público de...

Montblanc rinde homenaje a su Meisterstück a través de la mirada de Wes Anderson 

Con un diseño en forma de puro negro, tres...

Dentro de las excentricidades de la monarquía, está dormir con sábanas recién planchadas y utilizar zapatos cómodos. La reina Isabel II, no puede permitirse una ampolla, ni estar incomoda en un evento formal. Para garantizar su comodidad, tiene a su servicio una mujer que se encarga de ablandar todos sus zapatos. ¿Por qué lo hace? Aquí te contamos todo.

Debe probarse sus zapatos antes que ella

Si, por más extraño que parezca, la reina no se mide sus propios zapatos. Al ser una mujer tan ocupada -y tan mayor-, necesita garantizar la comodidad y seguridad de sus pies. Un miembro de la realeza no puede tener ampollas. Para poder ahorrar tiempo en la compra de zapatos y evitar que le molesten, la reina cuenta con Angela Kelly, quien se encarga de probarse cada par y ablandarlo para que cuando Isabel II los utilice, estén perfectos.

“Existe un lacayo en palacio que se prueba los zapatos de su majestad para asegurarse de que son cómodos. Y sí, ese lacayo soy yo”, explica Kelly, pero ¿Por qué lo hace? “La reina no tiene tiempo de probarse sus propios zapatos y como tengo el mismo número de pie que ella, tiene sentido hacerlo así”.

¿Cómo llegó Angela a su vida?

En 1992, la reina se encontraba en la casa del embajador de Reino Unido en Alemania, cuando conoció a Angela Kelly. Con 61 años, la mujer trabajaba como diseñadora de moda y también, como ama de llaves de la embajada. Entablaron juntas una ligera conversación y al año siguiente, la reina la seleccionó como su ayudante de vestuario.

“Supongo que le gusté y decidió que era lo bastante discreta para ser digna de su confianza”, explicó Angela Kelly. Si bien formar parte del servicio de la monarquía es una responsabilidad inmensa, Kelly ha logrado crear nexos importantes con la reina, un lujo con el que sueñan todos los miembros del castillo.

La más querida del Palacio

Isabel II, es una mujer muy distante y formal, pero una vez que te ganas su afecto, resulta extraordinaria. Kelly, logró entrar al corazón de la monarca y en el 2002, fue condecorada con un título nunca antes visto en el Palacio. Se le nombró: “Ayudante personal, asesora y comisaria de joyería, insignias y vestuario”.

Te podría interesar: ¿Cómo es la vida de una Duquesa? 20 fotos en las que Kate Middleton se parece a ti

¿En qué consiste su trabajo? Es básicamente la responsable del aspecto de la reina en todas sus apariciones públicas, desde su calzado hasta el tocado. La reina confía tanto en ella, que incluso se ha atrevido a utilizar sus creaciones. El día de la boda de los duques de Cambridge, vistió un conjunto amarillo hecho por Kelly solo para ella.

Juntas han creado un lazo irrompible, además de ser su asesora, resulta ser su cómplice al momento de elegir prendas y conjuntos. “Me he permitido ser una persona cercana a ella, aunque nunca me paso de la raya”, comenta Kelly, pero ¿de qué se conversa con la reina de Inglaterra? “Solemos hablar de ropa, maquillaje y joyas, como dos mujeres normales”.

Para compartir sus secretos con el mundo, Angela Kelly ha escrito dos libros: Dressing the Queen donde cuenta los más íntimos detalles de lo que significa estar a cargo del vestuario de la reina y The other side of the coin, donde comparte anécdotas propias y personales sobre su vida en el palacio.  

spot_img

Compartir

Relacionadas