Premios Oscar: un reconocimiento que se ha desvirtuado con el paso del tiempo

Reciente

«Criaturas asombrosas» una aventura que estará en el Festival de Cine Francés en Venezuela

Drama, ciencia ficción y humor, es la esencia de...

¡Todo listo! Karina brindará un show inolvidable y gratuito en Chacao

La cantante Karina está feliz por este encuentro musical....

Toro Motorcycles presenta las nuevas motocicletas Cyclone y AsiaWing

Toro Motorcycles, líder en el sector de las motocicletas,...

Kevin Costner recibe gran ovación en Cannes (+5 increíbles películas protagonizadas por él)

Kevin Costner regresa al cine en Cannes con Horizon:...

Sansa, el templo de la cosmética coreana, abrió sus puertas

La coméstica coreana ya tiene un lugar en el...

Los 10 mejores looks de Cannes 2024

El festival de Cannes, no solo nos muestra lo...

“Atrévete” a estar mejor de la mano de Ernesto Fuenmayor

El conocido conferencista, Ernesto Fuenmayor, vuelve a los eventos...

La Casa Bistró tiene nuevo festival: «Dos cocineros con hambre»

El comedor de La Casa Bistró huele a plan...

Es indiscutible que, con el paso del tiempo y la evolución de las necesidades del ser humano, las cosas han cambiado en las distintas áreas del mundo, pues todo se ha tratado de satisfacer esas inquietudes. Una premisa que, perfectamente, va de la mano con los Premios Oscar, el mayor reconocimiento de la industria cinematográfica, una de las ceremonias más importantes y vistas de este mundo, o bueno lo fue en su momento. Y es que, tras una serie de revelaciones, polémicas y escándalos, este galardón que otorga la Academia se ha ido transformando, y no para un bien mayor, sino más bien para cubrir y acallar a la sociedad, dejando a un lado su verdadera esencia. Y, ¿cuál será la dirección en la que está apuntando este reconocimiento?, ¿Realmente sigue siendo el máximo reconocimiento? Aquí responderemos estas inquietudes.

Durante los últimos años, nos hemos dado cuenta cómo la ceremonia de los Premios Oscar ha ido en picada, ya sea por las polémicas sociales que ha enfrentado, los diferentes movimientos que han estado en su contra, así como la devaluación de lo que realmente significa esta ceremonia, perdiendo su foco principal. Por ello, para conocer desde un punto de vista de los expertos en esta área, conversamos con Luis Bond, director, crítico y especialista en cine, quien nos ayudó a despejar el camino de estos premios.

Te puede interesar: ¡Rumbo a Los Oscar! Conoce un poco más a los nominados a mejor película

¿responde a necesidades de la sociedad?

Para Bond, los Premios que otorgan la Academia han ido evolucionando con el paso del tiempo, adquiriendo nuevos elementos que fueron satisfaciendo las necesidades del momento. «El Oscar, originalmente, arrancó en el año 1929 y, para ese entonces, era algo muy interno de la industria, no se hacía tan regular y las categorías eran muy escuetas. Poco a poco, fueron incluyendo nuevas divisiones más específicas y, además, fueron descontinuando otras», apuntó.

Y, como muchos saben, esta estatuilla dorada siempre ha sido el máximo galardón que puede aspirar un cineasta, una gran referencia dentro de la industria, algo que se ha devaluado transformándose en «un negocio». Pues para Luis, «el cine es mitad negocio y mitad arte. Y en las últimas dos décadas el Oscar ha perdido credibilidad tras otorgarle la estatuilla a ciertas películas que, tal vez, conectan con el público o que conecte con la agenda política, más allá de lo que realmente lo merecen», indicó. Dicho argumento se refuerza con la lista de nominaciones de este año, con el que nos damos cuenta en qué onda está la opinión pública estadounidense.

En definitiva, según el criterio dele especialista, estas candidaturas se hicieron para «contentar a todo el mundo, hay años en las que pareciera que hay que cumplir una cuota: un latino, una mujer, un nuevo talento, un integrante de la comunidad LGBT; algo que le ha ido restando credibilidad a la Academia», sentenció. Y, además, para echarle más leña al fuego Bond sacó a relucir otro posible factor que podría estar afectando la manera en qué se ve la ceremonia: Los votantes que eligen a los ganadores. Y es que, la cantidad de votantes que están normalmente dentro de ella «gira en un alrededor de unos cinco mil o 6 mil votantes, muchos de éstos son realizadores de la vieja escuela, otros que están muy ligados con la industria que, a veces, no llegan ni a ver a las películas, pues muchos de ellos se dejan llevar mucho por la prensa y por lo que dicen los críticos y, para nosotros que hemos visto todas las cintas, nos preguntamos ¿Esta de verdad merecía ganar, cuando en mente teníamos otra», aseveró Luis.

No obstante, Bond afirmó que, a pesar de estos factores negativos, los premios siempre van a tener mucha relevancia, pues en todo momento son un punto de referencia y, además, será un logro para quien lo reciba. «Basta que un director se gane una estatuilla para que puedan llegarle a la puerta grandes producciones. Antes se valoraba más la técnica, el arte y el es fuerzo, en vez de todo el tema comercial», añadió.

no se adecuan a la actualidad

Con el transcurso de los últimos años, todo ha cambiado y evolucionado, algo que de alguna manera la Academia no ha logrado adecuarse a estos tiempos que están corriendo. Pues, más allá de que pueden ser bastante largas, «muchas de las personas que están consumiendo contenidos, hoy en día, lo están haciendo de forma digital, teniendo una fuerte presencia en nuestras vidas, haciendo que consumamos contenidos que solo sean tipo streaming, una costumbre que deja a un lado la vieja tradición de sentarse a ver una ceremonia de tantas horas y convirtiéndola en obsoleta», manifestó Bond haciendo referencia al bajo rating que ha presentado en los últimos años, algo que han tratado de solucionar con ciertas estrategias que, al parecer, no han funcionado.

Y es que, no cabe duda que la Academia ha introducido nuevas maneras para poder llamar la atención de un público joven, sin tener mayor logro. Según el experto, esto sucede por «tener que transformar la ceremonia, el cómo se hace, cómo se entregan los premios, acortar el tiempo y hacerla más interactiva. Algo de ello lo vimos el año pasado, cuando tenían pensado eliminar algunas categorías técnicas, una decisión que le desagradó a más de uno, pues la respuesta de acortar una ceremonia no es dejar a un lado premios tan importantes«, mencionó.

Es inevitable no darse cuenta cómo han cambiado las cosas, y eso lo vemos en un claro ejemplo con Netflix, una plataforma que se ha ido abriendo paso dentro de la industria, en especial, en estos premios en donde ha ido obteniendo mayor espacio y que, poco a poco, «va ir jalando más premios y nominaciones, lo que supondría un gran cambio que pudiera estar buscando la Academia«, develó el realizador.

¿habrán batacazos en esta edición?

Camino a la edición número 92 de la prestigiosa premiación, muchas son las expectativas con respecto a lo que será la noche del evento, quiénes serán los ganadores y quiénes darán la gran sorpresa. Pero, mientras llega ese momento, Luis nos dio un vistazo de lo que podría ocurrir y de su percepción, hasta los momentos: «Este año están bien chéveres, todas las películas que están en la categoría de mejor película y en la secciones técnicas, recibieron su candidatura por su valiosa labor y esfuerzo, merecían estar ahí, y esto es algo que tenía tiempo sin ver en los Oscar. Igual, no creo que vayan haber grandes sorpresas en la ceremonia, pues como es de saber la temporada de premios inició los primeras días de enero, luego de que se celebraran distintas ceremonias como los Golden Globe, los SAG, los Critic’s Choice Awards, entre otros; que fungen como un indicio de lo que sucederá en la noche de los Oscar«, manifestó.

A pesar de ello, el especialista reveló que una verdadera sorpresa es que una película extranjera, como lo es Parasite se llevará el máximo galardón de la noche, algo que para Luis «significaría una posible apertura de Hollywood a otro cine y dejara a un lado esa cosa ombliguista de sí mismo. Y, por supuesto, me encantaría que la de este año fuese más dinámica», señaló.

¿hacia dónde está apuntando la academia?

Ahora, teniendo en cuenta estos puntos de vista y esta perspectiva, nos preguntamos ¿Cuál es la dirección que están tomando los miembros de la Academia, en qué se están basando para elegir a los ganadores y a dónde quieren llegar? De acuerdo a Bond, la Academia quiere, por un lado, «complacer a todo el mundo, abarcando todas las situaciones que pudieran existir para generar una diatriba (el racismo, la igualdad de género, los extranjeros, la vieja escuela y el talento emergente; con el propósito de hacer felices a todo el mundo y no entren en una polémica», opinó Luis. Además, el director puso sobre la mesa que las películas que salen victoriosas se debe a que son un reflejo de lo que está sucediendo en la actualidad, por lo que muchos se sienten identificados y la dan como ganadora.

¿cómo podría recuperar su credibilidad?

¿Y qué debería hacer la Academia para posicionarse de nuevo y recuperar su prestigio? En palabras de Bond, la organización debería mirar hacia lo que están haciendo todos los festivales de clase «A», en done se consigue la cuna del cine independiente y de autor, además de estas películas que cuentan historias «y que utilizan el cine como un medio artístico y como como un medio comercial«, sentenció. Es así, como deberían tomar como ejemplo Cannes, Berlín, Sundance, y entre otras festivales de donde han salido los grandes directores que hoy conocemos.

Y, ¿Por qué no lo hacen, cuál es el problema? «Por ejemplo, un realizador como Quentin Tarantino sale de Sundance y comienza a hacer películas más pop, cubriendo lo que están en tendencia y es ahí cuando el público lo comienza a notar, sin ver claramente su esencia». Es entonces, cómo con el pasar de los años hemos visto a una cantidad de realizadores que hacían un cine súper interesante y cuando, de repente, brincan a Hollywood pierden su magia, mientras que otros se potencian. «Y yo creo que la industria se come el talento del director, por lo que considero que debería a volver a ser un hacedores de autores que realicen cine de verdad, que hagan arte y que lo que se premie sea esto mismo, sin tener en cuenta la agenda política del gobierno de turno». puntualizó el cineasta que, además, agregó que otra posible solución sería la renovación de los votantes, pues existen personas que están ancladas al pasado, sintiendo temor de todos aquellos directores que ese están arriesgando y haciendo cosas nuevas.

TE PUEDE INTERESAR: ¡Encendiendo los motores! esta es la lista completa de los nominados a los Premios Oscar 2020

una plataforma para nuevos talentos

Finalmente, Luis dejó en claro que, hace algunos años, el público veía los Premios Oscar par descubrir nuevas películas y directores pero, hoy en día, solo se ve la ceremonia para conocer cuál fue la cinta, de la que se vio en cartelera, y si se ganó el premio. Para ello, Bond expuso un posible panorama de lo que debería hacer la Academia para mejorar: «Yo creo que tiene que ser una palestra para nuevos directores, autores y personas que tengan cosas que contar con una propuesta artística fuerte y, desde ahí, el Oscar va a recuperar esa fama que realmente tenía y que, podría, seguir teniendo».
¿Cuál será el camino de estos premios? La verdad, es que el camino es incierto, pues todo podría ocurrir, podrían darse cuenta del error que están cometiendo o, simplemente, podría seguir decayendo. Lo cierto es que, mientras eso sucede, hay que esperar la próxima edición que se realizará el venidero 09 de febrero. ¿Habrán sorpresas? Ya lo dirá el tiempo.

spot_img

Compartir

Relacionadas