UN WORK OUT POR INTERVALOS

 

-.  Anna Masciarelli

@AnnaMasciarelli

Entrenadora – Gimnasio 398

 

Dentro de la modalidad de los ejercicios aeróbicos tenemos los intervalos, modalidad muy en boga en los últimos tiempos, pues otorga una cantidad de beneficios. Entre estos: mejora la capacidad aeróbica, ayuda a la quema de grandes cantidad de calorías en menor tiempo, ayuda a variar el entrenamiento haciéndolo más divertido; y -si se realizan en alta intensidad- permiten acelerar el metabolismo, una vez culminado el entrenamiento, logrando mayor gasto calórico durante el resto del día.

Por intervalos, se entienden los trabajos en los cuales, en la misma magnitud de tiempo se realizan trabajos de distintas intensidades, repetidos en un parámetro de tiempo. Por ejemplo: Realizar durante 1 minuto un trabajo aeróbico fuerte (en intensidad del 80%), y recuperarse en 1 minuto, repitiendo el patrón 5 veces. El rango de los intervalos puede ser elegido –dependiendo del objetivo que se desee- pero lo importante es respetar ambos rangos (trabajo intenso y recuperación) así como las repeticiones. Se busca mantener el performance del ejercicio en todos los intervalos, con lo cual a medida que se avanza en el trabajo se incrementa la dificultad, pues generalmente se incrementa la frecuencia cardiaca, buscando el máximo esfuerzo durante todo el entrenamiento.

Te puede interesar: 
▪DETOX POST NAVIDAD: ¿QUÉ SIGNIFICA?

Recientes investigaciones han arrojado conclusiones del uso de intervalos para trabajos de quema efectiva de grasas. Las grasas se queman principalmente en zonas de trabajos aeróbicos (donde se encuentra presente el oxígeno; por ello la tendencia de trabajos aeróbicos largos en el tiempo, y a frecuencias bajas, no más allá del 75% (es decir, donde se pueda mantener una conversación con un poco de ausencia de oxígeno, o en una escala del 1 al 10 de esfuerzo ronde por el numero 5).

Pero, las investigaciones posteriores han demostrado conclusiones diversas, es decir, a pesar de que en los trabajos anaeróbicos se utiliza principalmente como fuente de energía al carbohidrato (por su prontitud de desglose) si los mismos son ejecutados en rangos exigentes (del 80% en adelante, o donde no se pueda mantener una conversación, o en una escala de esfuerzo del 1 al 10 se ubique más arriba de 7) se produce un fenómeno llamado “EPOC” (Expeditare Post Oxygen Consumption) o fenómeno de “Consumo de Oxigeno Posterior al Ejercicio) esto significa que el metabolismo basal queda más activo y eficiente en el uso de oxígeno, por ello habrá un mayor consumo de grasas durante el resto del día.

Para que dicho mecanismo se dispare se necesita que el trabajo en los niveles altos del intervalo se realice verdaderamente demandante (del 80% hacia arriba), durante al menos 20 minutos de trabajo (sin contar el calentamiento y enfriamiento, los cuales son fundamentales) arrojando un tiempo total de 30 minutos al menos. En cuanto a la frecuencia, se recomienda variarlos con entrenamientos de fondo, pudiendo realizarse unas tres veces a la semana.

No temas realizar este tipo de trabajos, los cuales son retadores, pero ofrecen una serie de beneficios, además que otorgan al entrenamiento elementos de cambios que le permiten ser más divertidos y diversos. Recuerda que si quieres perder grasas no olvides realizar esta modalidad de trabajo.

Te puede interesar: 
▪¡NECESITAS DEPURACIÓN! CONOCE LOS 5 ALIMENTOS QUE NO DEBEN FALTAR EN TU MESA

Comentarios

comentarios