FETICHE: EL EVANGELIO SEGÚN ÁNGEL SÁNCHEZ

El camino entre la inocencia y la perversidad se recorre con placer, en éxtasis casi culposo si se llega al nirvana de los sentidos. Así fue el camino recorrido por el venezolano Ángel Sánchez, que decidió estampar en esta colección sus placeres más recurrentes: la espalda descubierta, las faldas largas, el cuello desnudo. Todo eso y más son los fetiches de moda del afamado diseñador que nos trae esta colección que provoca placer, como los fetiches.

A S 1

El encuentro fue en su taller, con no más de 100 personas, en una reunión íntima con la moda y su obsesión. Esta colección irradia un aura barroca que es poco común en el estilo de Sánchez, ya que juega con los collares de estilo victoriano para que el cuello de la mujer deslumbre por su elegancia y la sensualidad.

A S 2

Los encajes están presentes, junto con aplicaciones brillantes en trajes anchos, largos, de tonos negro, rojo, dorado y morado. Un toque oscuro, mórbido, pero sutil y placentero. Una comunión exótica con la opulencia y lo sacrosanto que, según Sánchez, también está presente en esta colección.

A S 3

El fetiche de Ángel se mostró en toda su plenitud con los escotes, las espaldas descubiertas de una forma clásica, muy femenina y nada que ver con los diseños aburridos y poco atractivos. En suma, este airé gótico de la colección Fetiche es una muestra del camaleónico poder de reinvención que Ángel Sánchez lleva en la sangre. Y eso siempre se agradece.

A S 4

Comentarios

comentarios