DIOR CUENTA SU HISTORIA EN LA NUEVA COLECCIÓN OTOÑO-INVIERNO

Dior ha hecho una nueva presentación para dar a conocer sus propuestas para la próxima temporada otoño-invierno. En esta nueva pasarela esta gran casa de modas nos permitió retroceder el tiempo con looks inspirados en los años 40.

Vestidos largos, abrigados hasta el tobillo con amarres en la cintura, sombreros un poco aplastados y pequeños, trajes de abrigos y faltas con corte A hasta los tobillos, capas, telas rígidas y vaporosas escotes en formas de corazón y estilettos de tacón bajo son alguna de las características que se vieron durante toda la colección en los más de 60 outfit que presento la marca.

Fotografía: Vogue.es

Dior decidió recordar con esta colección de alta costura los inicios de la marca y de su fundador Christian Dior, quien entre los años 40 y 50 dio pasos firmes hacia el emporio de modas que es el día de hoy. Es por eso que en las prendas se observan detalles muy usados en la Francia de 1946 cuando este diseñador hizo realidad su sueño.

Fotografía: Vogue.es

Principalmente esta nueva colección se inspiró en lo que para 1947 se llamó “New Look” y fue una tendencia que marcó pautas en la época para las mujeres de estados unidos y Europa, principalmente, aunque después se expandió en la alta sociedad del mundo. Esta constaba en atuendos muy armados con faldas largas y anchas y detalles que enmarcaban los hombros y la cintura.

Fotografía: Vogue.es

Esta presentación tiene mucha historia, pues no solo es un tributo a su fundador, sino que también resalta esas características de la mujer en la que se inspiró Christian, aquella que tras el fin de la Segunda Guerra Mundial se dispuso a recuperar el lujo y la elegancia de la dama europea. Es por eso que esta nueva colección de Dior posee ese aire de glamour y sofisticación propio de la mujer de clase alta de la Paris de mediados del siglo XX.

Fotografía: Vogue.es

Sin embargo esta colección no puede dejar de tener un toque de renovación, es por eso que no todo son trajes y faldas largas. Maria Grazia, la directora creativa de la marca, también impuso una silueta mucho más moderna y sensual e incluyó en esta colección tendencias más actuales como escotes, encajes, telas vaporosas, transparencias, estampados de flores y flecos.

Fotografía: Vogue.es

El gris es el gran protagonista de toda la colección, lo que da por entendido que será el color de la temporada, sin embargo hacen presencia otros tonos neutros propios del otoño y el invierno como el negro, el beige, el camel, el azul y el rojo. Pero sin duda alguna el papel principal se lo llevaron los tonos grisáceos en todos los materiales usados, desde las transparencias y telas más livianas hasta las más gruesas.

Fotografía: Vogue.es

No queda duda de que Dior ha decidido contar su historia a través de esta nueva colección, ha mostrado la evolución no solo de su trabajo, sino también de la moda y del rol de la mujer en el mundo. Esta presentación es además un reflejo de la diversidad que hay en el mundo, de la esencia salvaje del ser humano y de lo universal que puede llegar a ser el lenguaje de la moda.

Comentarios

comentarios