DESCUBRE TODOS LOS DETALLES DEL “ROLEX MIDDLE SEA RACE 2017”

La Rolex Middle Sea Race erigió a los dos equipos supieron gestionar las difíciles condiciones que dejaron fuera de combate a dos tercios de una  flota formada por 104 barcos de 30 nacionalidades. En este evento la victoria absoluta correspondio al JPK 10.80 ruso Bogatyr de Igor Rytov, siendo este uno de  los barcos más pequeños. Por otro lado, la victoria en tiempo real fue para el Rambler de 27 metros  88 de George David.

Te puede interesar
ROLEX PRESENTA SU NUEVA Y EXCLUSIVA PIEZA

Este ultimo ganaba en la conmemoración del décimo aniversario de su triple corona de 2007, cuando logró la victoria en tiempo real, la absoluta y establecer el récord vigente de 47 horas y 55 minutos. Asimismo, en reconocimiento a sus logros, Bogatyr y Rambler recibieron un par de Rolex conmemorativos y se aseguraron un lugar en los libros de historia de la navegación oceánica.

En esta ocasión, el ganador absoluto invirtió más de 88 horas, pero su victoria se decidió por apenas seis minutos y medio en tiempo compensado. De segundo lugar quedó el Swan 53 sudafricano Music de James Blakemore, cuyo pesado desplazamiento encajó con las duras condiciones, llegando a liderar al cuarto día de regata.

El equipo de Igor Rytov superó a su rival en las últimas 200 millas del recorrido, mostrando un rendimiento extraordinario en la bajada por la costa oeste de Sicilia y rodeando las islas de Pantelleria y Lampedusa en ruta hacia Malta.

Bogatyr no es el primer ganador ruso en la historia de la Rolex Middle Sea Race, pero sí el campeón más pequeño desde 2002, el primer año del patrocinio de Rolex en la regata, cuando se impuso el J/109 Market Wizard copatroneado por los regatistas locales John Ripard Jr y Andrew Calascione.

Te puede interesar
EL REDISEÑO DEL CELLINI DE ROLEX LLEGÓ A BASELWORLD

La regata 2017 contó con dos fases bien diferentes. Por un lado, un lento y tedioso pasaje por la costa este de Sicilia, a través del estrecho de Messina y hacia el emblemático volcán activo de Estrómboli; por otro, un embravecido paso por la costa norte de Sicilia, la bajada hacia Lampedusa y el regreso a Malta. Todo un reto para las tripulaciones, que alternaron momentos de desesperante calma con otros de navegación radical.

 

Comentarios

comentarios