El rediseño del Cellini de Rolex llegó a Baselworld

La colección Cellini fue llevado a Baselworld por primera vez en 2014, pero sólo se han hecho pequeñas modificaciones desde entonces. Bien, 2017 es el año en el que finalmente vemos a las fases  de la luna volver a Rolex, la marca moderniza el clásico modelo con el complicado diseño de la fase lunar, que es astronómicamente preciso por 122 años. En muchos sentidos, Cellini Moonphase es el legítimo heredero de las mega referencias 6062 y 8171, algo que los fans han estado esperando desde los años 1950.

Históricamente Rolex ha ofrecido su cuota de relojes elegantes, incluso algunos relojes ultra-delgados hasta la fecha. En dos raras ocasiones para la referencia 6062 y 8171, Rolex creó tres calendarios con fase lunar. Y, sinceramente, esas piezas harán que cualquier sala de subastas se vuelva loca, ya que sólo se produjeron durante un período de tiempo limitado a principios de los años 50 y son sumamente exclusivas.

Por lo tanto, traer el moonphase como elemento diferenciador es una indicación clara de Rolex que hay ambición para la colección de Cellini, el movimiento automático con un calibre 3195 con cronómetro certificado y viene con una garantía de cinco años; la resistencia al agua no es el foco de este reloj, y la caja de 39 mm de oro rosa tiene una impermeabilidad limitada de 50 metros.

El barniz blanco nacarado muestra que la marca no trato de minimizar gastos para la elaboración de este reloj, esto mismo se puede decir sobre el disco moonphase, que también tiene un tratamiento de esmalte. El ciclo lunar está representado por la luna nueva (el anillo de plata vacío que se ve en la parte inferior) y la luna llena (el hermoso meteorito). Las manecillas finas y azuladas permiten leer la fecha en la periferia, y estos detalles se encuentran fijadas por un empujador colocado a las ocho, como se puede ver en la referencia vintage 6062 y 8171.

Comentarios

comentarios