5 consejos que debes tomar en cuenta para cuidar el oro

Si bien es cierto que el oro es uno de los metales más hermosos del mundo, también es cierto que debemos cuidarlo, pues por sí sólo el oro puede perder vigor y brillo si no sabemos como conservarlo. Acá te traemos estos sencillos consejos para que cuides de tus prendas de oro y pueda perdurar su belleza por muchos años más.

Debes tener en cuenta que el sudor, los perfumes y todo aquello que uses en tu piel, o que provenga de ella, puede ir dañando el brillo de la pieza; incluso la contaminación externa o largos tiempos de guardado pueden afectarlo, por lo que se hace necesario hacer de estos consejos una rutina regular para que tus piezas brillen para siempre.

oro cuidado 1

1.- Frotar la pieza con un pañuelo limpio, suave y que no sea de ninguna tela agresiva que pueda ir dañando las capas del metal con el pase del tiempo. Si bien es cierto que el oro es difícil de rayar, hay telas que pueden provocar ligeros rayones.

 

2.- Debes procurar utilizar jabón tipo Marsella neutro, en tal caso de que necesites eliminar alguna capa de grasa o residuo difícil de la pieza. Frótala con un cepillo de cerdas suaves y cuando debas secar la pieza hazlo con un pañuelo de gamuza, o tela de paño, para que recupere su brillo. También puedes utilizar pasta de dientes como limpiador.

 

3.- Para las piezas con incrustaciones de pedrería, nada mejor que el bicarbonato sódico diluido en agua, esta formula favorece el desengrasado de los anillos y conserva las propiedades de la piedra preciosa que tenga, ya que este líquido es una solución amigable para la composición de las piedras preciosas.

The way of cleaning jewelry

The way of cleaning jewelry

4.- No manipules, nunca, las piezas con productos químicos. Los químicos son agresivos con los metales, y sin importar la durabilidad del oro, hay productos que lo opacan y lo pueden, incluso, dañar para toda vida. Es importante que bajo ningún concepto manipules las piezas con productos químicos.

 

5.- No mojes las piezas en agua de playa ni en las piscinas. El cloro y la sal son enemigos número uno de los metales, y estos componentes pueden dañar tu pieza, si se llega a mojar una pieza con agua de playa o piscina, puedes utilizar la fórmula del bicarbonato sódico diluido en agua lo más rápido posible. Recuerda que de estas rutinas dependerá la duración y la belleza de tus piezas de oro.

oro cuidado 2

Comentarios

comentarios