LA COMIDA DE ANTAÑO EN EL RESTAURANT GUILLERMINA

La Asunción tiene una joya gastronómica en su Casco Central: el Guillermina Restaurant. Este rincón de Margarita promete traernos de vuelta os sabores de antaño, y relatarnos historias a través del sabor típico de las comidas margariteñas. Es la leyenda de un país que nos invade el paladar y nos reconforta en el alma.

guillermina 1

Más que un restaurante es un refugio de cultura, sabores, tradición y gentilicio margariteño. La cocina de bodega, típica de nuestra época colonial, vuelve a nosotros convertida en platillos tradicionales, como la lasaña de Chucho, la famosa frijolada Asuntina o el cheviche fresco de palometa.

guillermina 2

El lugar cuenta con un espacio exclusivo para desayunos y meriendas, La Bodega De Pablo, donde sirven platos tradicionales y el infaltable café, en todas sus versiones. También sirven postres por las tardes. La estancia es grande, con ventanales coloniales que dejan entrar un raudal de luz de sol que le da ese toque intimo al restaurante, haciéndonos sentir en casa. En esa casa dónde alguna vez quisimos volver, o de donde nunca queremos salir. El local lleva el nombre de la antigua dueña de la casa colonial donde hoy convergen gran cantidad de turistas y visitantes. La vista al jardín de la casa es un complemento para el alma que se degusta junto a los sabores que vamos probando.

guillermina 3

La estancia siempre está impregnada con un olor de espinaca y quesos. El inconfundible aroma a pescado que se respira en los pueblos costeros, hace acto de presencia entre los comensales al medio día, siempre, cuando se llevan a la mesa uno de los platos más solicitados del local: las sardinas fritas.

guillermina 4

En el bar de postres, bajo las farolas a medio tono, descansan trozos de marquesas de chocolate, quesillos, dulces secos, frutas confitadas y toda clase pasapalos dulces. No pueden faltar las bebidas, como el popular mojito, que acá tiene una variación singular: el Mojito de Ají Dulce Margariteño y el Mojito de Pablo. Y para quienes se preguntan quién era el señor Pablo, fue el dueño de la antigua bodega que había en la casa, en días de antaño y mágicos, que vuelven gracias a los esfuerzos de su chef, Oscar Rodríguez.

guillermina 5

La remodelación del lugar estuvo a cargo Ángel Yánez y la arquitectura de Leandra Castillo, quien trabajó durante años para materializar este ansiado proyecto dónde los visitantes pueden comer desde el medio hasta las 6:00 pm, de lunes a sábado, y los domingos de 9:00 am a 4:00 pm. Guillermina termina siendo un destino ineludible, con esa atracción femenina tan potente que nos hace ir a refugiarnos en sus rincones para saborear lo mejor de la vida, lo mejor del pasado y experimentar un viaje placentero entre gustos y sabores, al pasado glorioso de nuestra comida margariteña.

Guillermina 6

Guillermina encendió sus fogones el pasado mes de abril, y están ubicados en la Calle Unión, Número 26, La Asunción. Isla de Margarita.

Comentarios

comentarios