TODO SOBRE LA EDICIÓN DE 2017 DE ROLEX SYDNEY HOBART YACHT RACE

Cuando la flota de 102 barcos abandonó la espectacular bahía de Sídney el 26 de diciembre animada por decenas de miles de espectadores, lo hizo con un parte meteorológico que sugería la posibilidad de una rápida navegada hacia el sur. Y se cumplieron los pronósticos. Los primeros 30 barcos finalizaron el recorrido de 628 millas entre Sídney y Hobart en poco más de dos días, y los 50 siguientes en las 24 horas posteriores, incluyendo un compacto grupo de 30 que cruzaría la meta en el lapso de una hora en la tarde del 29 de diciembre. Sólo seis tuvieron que retirarse.

Te puede interesar
ROLEX PRESENTA SU NUEVA Y EXCLUSIVA PIEZA

La Rolex Sydney Hobart fue fundada en 1945 por el Cruising Yacht Club of Australia, que continúa organizándola anualmente con el apoyo del Royal Yacht Club of Tasmania y, desde 2002, del patrocinador oficial Rolex. Una regata que premia preparación y tenacidad, promueve la innovación, y exige compromiso y habilidad.

Las extraordinarias condiciones meteorológicas previstas antes del inicio de la regata apuntaban a una posible caída del récord por segundo año consecutivo. La presencia en la línea de salida de cuatro de los supermaxis de 100 pies más rápidos del planeta –capaces de navegar a una media superior a los 16,75 nudos necesarios para batir la marca de 1 día, 13 horas y 31 minutos­–, unida a la previsión de un considerable viento de componente nordeste durante cerca de 48 horas, sugerían una edición de ritmo considerable. En la primera mañana posterior a la salida, los cuatro supermaxis navegaban por delante del récord liderados por el LDV Comanche, armado por primera vez por Jim Cooney.

La Rolex Sydney Hobart es mucho más que ganadores y récords. Es una competición de espíritu humano. Durante más de 70 años, ha formado parte de la temporada navideña de Australia. Sídney disfruta de su salida, Hobart de su llegada. Para ambas ciudades, la regata es un emblema. Para la regata, ambas ciudades forman parte de la mística. Para sus participantes, todos los componentes forman un conjunto simplemente cautivador.

Matt Allen ganó en su 28ª participación. Todavía le falta mucho para alcanzar a los participantes más fieles, como Bill Ratcliff, que a sus 81 años competía a bordo del Takani de James Whittle en la que supuso su 49ª edición. “He hecho cada Hobart dura desde 1963. Y todavía no me echan”, explica. “Me gustaría completar mi 50ª edición y, con suerte, el 75º aniversario de la regata con mi propio barco. La regata puede ser dura conmigo, de ésta me llevo unos cuantos chichones y moratones, pero seguiré viniendo… y a ver qué ocurre”.

Tony Ellis lleva participando desde 1963. Este año, con Triton, cumplió su edición número 50 a la edad de 73 años. Es la segunda persona capaz de alcanzar este hito, después de Tony Cable, y no muestra signos de parar: “Simplemente, amo Tasmania. La bienvenida que recibimos es fantástica. Las regatas pueden ser duras y nunca sabes lo que te vas a encontrar cuando te apuntas. ¡No podría imaginar venir aquí en esta época del año de otra forma que no fuera navegando!”.

Como ejemplo del espíritu que convirtió un simple viaje de crucero en una regata de prestigio internacional, Ellis se mantiene tan competitivo como siempre. Ganador absoluto de la Rolex Sydney Hobart en 1992, también sabe lo que es imponerse en la Rolex Fastnet Race: “Quiero hacerlo siempre bien. Siempre busco la victoria. No sales ahí afuera sólo por diversión. Mira este año: tuvimos una salida brillante, justo en el barco del Comité y cuando sonó la salida. Así es cómo deberías afrontar una regata así, desde la salida y hasta la llegada”.

En el transcurso de la entrega de premios final celebrada en Hobart, Matt Allen resumió elocuentemente el estatus de la regata: “Participé por primera vez en 1980. Entonces era una gran regata, y hoy lo es todavía más”. La 74ª Rolex Sydney Hobart partirá del puerto de Sídney a las 13:00h (hora local) del miércoles, 26 de diciembre de 2018.

Rolex siempre se ha asociado con actividades que, como ella misma, están motivadas por la pasión, la excelencia, la precisión y el espíritu de equipo. De manera natural, Rolex ha gravitado hacia el mundo de la navegación a vela, formando una alianza que se remonta a la década de 1950. Hoy, Rolex es patrocinador principal de 15 de los más importantes eventos internacionales de vela.

Te puede interesar
DIEZ CLAVES PARA ENTENDER LA ROLEX SYDNEY HOBART

Desde regatas oceánicas como la Rolex Sydney Hobart (Australia), la bienal Rolex Fastnet Race (Reino Unido) y la Giraglia Rolex Cup (Francia e Italia), pasando por competición de monotipos del más alto nivel como el Rolex Farr 40 World Championship, reuniones espectaculares como la Maxi Yacht Rolex Cup (Italia) o la Rolex Swan Cup (Italia y Caribe), así como la estrecha relación con los clubes náuticos más influyentes del mundo como el Yacht Club Italiano, el New York Yacht Club (Estados Unidos) o el Royal Yacht Squadron (Reino Unido), Rolex está guiada por su pasión por la excelencia y un comprometido aprecio por la vela.

Comentarios

comentarios