ASÍ SE PREPARA RUSIA PARA RECIBIR EL MUNDIAL

Desde que se anunció que Rusia sería el país que iba a ser la sede del Mundial de 2018, han cambiado muchas cosas en el país. Una de ellas es que la gente está preparando sus estadías en diversos hoteles para asistir a sus partidos favoritos. El turismo va a aumentar muchísimo durante estos meses de fútbol.

Te puede interesar:
▪5 LUGARES QUE DEBES VISITAR SI VAS A RUSIA

La construcción de estadios simboliza el rutinario trabajo que suele llevarse a cabo antes de un mundial. Los partidos deberán celebrarse en 12 estadios de 11 ciudades de Rusia.

Lúzhnikí, Spartak y Kazán Arena, el Spartak, que tiene capacidad para 45.000 espectadores, la misma que el Kazán Arena. El Fisht de Sochi, el estadio principal de los Juegos de Invierno de 2014 (que también tiene 45.000 localidades), todavía no está a punto para el fútbol. Actualmente se están desmontando las instalaciones que se utilizaron durante los Juegos Olímpicos y se está habilitando el campo de fútbol.

Otros dos estadios se están reconstruyendo. El principal campo de Rusia, Luzhnikí, donde se disputará la final del Mundial 2018, se clausuró en otoño de 2013. Se aumentará el aforo del estadio hasta las 80.000 localidades y se remodelarán las gradas, que se acercarán al terreno de juego. Las obras avanzan a ritmo acelerado. Actualmente este complejo es una construcción de proporciones épicas y, si bien a los constructores les queda poco tiempo, muy pronto podremos ver, en pleno corazón de Moscú, un nuevo estadio de fútbol ultramoderno.

El estadio de Ekaterimburgo (la capital de la región de los Urales, que separa Europa de Asia, a 1.800 km de Moscú) se ampliará hasta las 35.000 localidades. Igual que en el caso del estadio Luzhnikí, en la reconstrucción del de Ekaterimburgo los constructores conservarán el aspecto histórico de las edificaciones, que se erigieron durante la década de los años cincuenta.

En cinco ciudades se están construyendo estadios de 45.000 localidades: Nizhni Nóvgorod (a 420 km de Moscú), Samara (a orillas del Volga, a 1000 km de Moscú), Volgogrado (a 900 km de Moscú), Rostov en el Don (la ciudad más grande del sur de Rusia, a 1000 km de Moscú) y Saransk (la capital de la República de Mordovia, a 600 km de Moscú).

Sin embargo, a raíz de los atentados de París y Bélgica, las autoridades rusas han contemplado aumentar las medidas de seguridad en las instalaciones del Mundial. En particular, el Gobierno ha propuesto incluir estructuras a prueba de explosiones en la lista de las instalaciones temporales del mundial.

Te puede interesar:
LAS 5 MEJORES PRESENTACIONES DE LOS MUNDIALES

Comentarios

comentarios