¡EL ROSA Y EL AZUL HAN PASADO DE MODA! ESTA ES LA TENDENCIA PARA EL CUARTO DE LOS NIÑOS

Anteriormente existía la tradición de que el cuarto de los niños tenía una gran presencia de azul en la decoración, y el rosado en el caso de las niñas. Sin embargo esto se ha visto opacado por espacios mucho más minimalistas y neutrales. Resulta que desde hace un par de años, y parece que hoy más que nunca, el estilo escandinavo o nórdico se ha posicionado como la tendencia del momento en cuanto a la decoración de la habitación de los pequeños de la casa.

Te puede interesar:
¿Cómo añadir el ultraviolet a tu hogar?

Ahora le quitamos protagonismo a esos colores tradiciones para los niños como el amarillo, el verde, el azul y el rosado y los convertimos en los accesorios de quienes serán los nuevos tonos base. El estilo escandinavo se fundamenta en usar tonos neutros y opacos para la decoración, es decir, el negro, el blanco, el gris, el beige y los tonos pálidos.

Esta tendencia minimalista comenzó apoderándose de los grandes espacios de la casa como la sala, el comedor, la cocina y hasta las terrazas; luego pasó a ser la moda para las habitaciones de los adultos, y ahora llegó para quedarse en la habitación de los pequeños. Antes era común que estos espacios fuesen los más coloridos, llenos de figuras y juguetes; pero ahora pueden ser parte de la armonía en la decoración de tu hogar.

Y esto no quiere decir que todo en esta habitación debe ser de colores oscuros. Puedes añadir el tono que prefieras como complemento, y así no dejar de la lado la creatividad, pues a fin de cuenta ellos son niños y un cuarto completamente neutro no es la mejor idea si quieres incentivar su imaginación. Es por eso que puedes ingeniártelas y añadir detalles coloridos como cajoneras, cojines, alfombras, ropa de cama, cuadros e incluso lámparas.

Algunas de las combinaciones más populares son la del gris con tonos como el celeste, el rosado o el verde; el marrón con naranja, verde o turquesa; igualmente beige con amarillo y marrón o cualquier tono con negro y blanco. Estos dos últimos tonos, sobre todo el negro, puede ser con el que juegues en algunos detalles como los cojines, la alfombra o incluso estampados geométricos.

Lo cierto es que los espacios neutros y elegantes parecen ser lo que esta de moda, y el cuarto de los niños no podía ser la excepción. Solo debes encontrar la manera de equilibrar la tendencia escandinava o nórdica con esa explosión de color que a ellos sabemos que les encanta y que además incentiva su creatividad.

Te puede interesar:
Gris: una tendencia en decoración que debes saber combinar

Comentarios

comentarios