EL MANTENIMIENTO QUE DEBES TENER EN CUENTA SEGÚN TU TIPO DE PISO

El piso de nuestros espacios es uno de los elementos que menos se toma en cuenta pero que es de los más importantes, pues cuando estamos decorando le damos más importancia a los colores y a otros detalles como los muebles, y no nos damos cuenta de que este es una de las cosas que quedarán por mucho tiempo y además todos notan al visitarnos. Por supuesto no solo debes tener presente la combinación y el material, sino que luego de instalarlos debes estar consciente de su mantenimiento; es por eso que te diremos que debes hacer para limpiar 5 tipos de materiales.

Te puede interesar: 
Las tendencias en lámparas de techo que debes conocer

1. Madera

Más allá de los productos especializados para la madera, hay otros tips que pueden hacer de tus pisos luzcan lo mejor posible. Lo primero es procurar mantenerlos limpios con escoba o aspiradora; igualmente puedes usar productos que aporten luminosidad como aceites o ceras y así con una pulidora o un trapo seco puedas lustrar la madera y sacarle brillo. Con esto lucirán hermosos y nuevos por mucho tiempo.

 

2. Granito 

Este es uno de los más fáciles de mantener, pues el granito es una piedra por lo que con raspar y pulir de nuevo se puede obtener el material en bruto nuevamente como recién puesto. Sin embargo hay algunos trucos para hacer que este siempre se vea brillante como sacarlo muy muy bien, pues al ser un elemento natural, como la madera, este absorbe la humedad fácilmente y para evitar filtraciones y desgaste es mejor prevenir con un buen secado. Es importante que lo limpies con jabón de pH neutro para no alterar las composiciones naturales y prevenir manchas.

 

3. Mármol

Este también es una piedra natural y por ende es de fácil mantenimiento. Sin embargo este cuenta con una particularidad, y es que más sensible que cualquiera de los dos materiales anteriores, es por eso que requiere de barridas más constantes, al igual que evitar el arrastre de objetos que puedan rallarlo. Lo mejor para este piso es limpiarlo con detergentes que no sean ácidos  y preferiblemente pasar la pulidora una vez a la semana, igualmente debe tener un tratamiento con lijas adiamantadas una vez cada tres años.

 

4. Cerámica

Este es el más común de todos y por su diversidad es el más resistente y el más fácil de mantener. Aquí si es recomendable usar mezclas más ácidas, sobre todo aquella de vinagre, amoniaco y detergente; esto con la intención de remover la suciedad que se pega. Igualmente puedes pasar un trapo seco para ganar más brillo pues debido a su gran variedad se debe tener cuidado con el uso de la pulidora.

 

5. Porcelanato

Este piso es el más complicado de limpiar pues se recomienda utilizar no solo detergentes con pH neutro, sino que además esto debe hacerse con materiales como esponjas que no suelen ser ásperos . Luego puedes usar un trapo seco para pulir y no se recomienda el uso de pulidoras ni nada que pueda tallar a profundidad este material para evitar rayas.

Lo cierto es que los pisos son de las partes más importantes de la decoración de nuestros espacios, por lo que se debe conocer bien el material que elegimos para tener el mantenimiento y la limpieza correcta. Solo recuerda que estos detalles son importantes y que también influyen en la armonía de tu habitación.

Te puede interesar:
Decora tus espacios junto a nosotros con nuestra sección dedicada a ayudarte

Comentarios

comentarios